Menú
Billie Eilish y Natalia Dyer se cuelan en el top five de las peor vestidas de la semana
Billie Eilish y Natalia Dyer se cuelan en el top five de las peor vestidas de la semana

DON'T IMITATE

Billie Eilish y Natalia Dyer se cuelan en el top five de las peor vestidas de la semana

La Reina Matilde de Bélgica, Kristen Stewart y Naomi Watts han defraudado y se coronan entre los peores looks de la semana.

Vestidos con cortes imposibles, telas en conjuntos infinitos, colores apagados... y una concatenación de elementos peores han sido los protagonistas de estos looks que no han conseguido rozar el aprobado de esta semana. De hecho, parece que muchas celebridades ni si quiera se han molestado en intentarlo.

LOS CONTRASTES NO SE LLEVAN BIEN

Billie Eilish ha revolucionado la escena musical pop del momento con éxitos tan sonados y pegadizos como 'Bad Guy' y 'Lovely'. Pero la joven no solo ha conquistado por su talento musical, sino que se ha convertido en todo un referente e icono de estilo y belleza. Hace escasos dos meses, la intérprete de 17 años desvelaba a la prensa que utilizaba ropa holgada para evitar que así los 'haters' criticasen su físico. Un método muy útil para conseguir que se hable de su música y su talento. No obstante, desde su incursión a la fama, la cantante estadounidense ha demostrado una y otra vez su facilidad y habilidad para jugar con cambios de looks extremos. Azul, gris y rubio platino han sido los colores que han decorado su melena, pero ha sido su último cambio y aparición el que más ha sorprendido a sus seguidores.

Billie Eilish de verde neón en la fiesta de Chanel 2019Billie Eilish de verde neón en la fiesta de Chanel 2019
El look definitivo y más inesperado, una combinación excesiva y rimbombante de gamas cromáticas opuestas: la de los tonos pastel y flúor. En su última aparición, un concierto privado celebrado por Chanel en Shelter Island (Nueva York), la artista ha intentado defender un look con artificios y en el que, un exceso de color han sido los protagonistas indiscutibles.

No hay dos sin tres, y parece que Billie Eilish está dispuesta a llevar todos los colores de la caja de subrayadores este verano. Maximalismo y exceso se abren paso en una combinación de camiseta en verde flúor con el logo de Chanel, combinada con unos pantalones de pernera ancha decorados con varias cadenas en dorado. Un exceso de brillo imposible de ignorar con todos los complementos en clave de oro: cinturones, collares y pulseras. Una combinación que contrasta y combina con un maquillaje rosa chicle y uñas en verde neón, definiendo así un caos de color donde los opuestos, se repelen.

THIS IS A REAL STRANGER THING

Natalia Dyer- Nancy Wheeler para los seguidores de la aclamada serie de Netflix, 'Stranger Things', se ha consolidado con todo un icono de estilo milenial y de la Generación Z. No cabe duda que desde el éxito de la serie, la joven actriz ha deslumbrado y dejado huella con algunos estilismos para el recuerdo: alfombras rojas, cenas de gala, Semanas de la Moda... ningún evento se le resiste, photocall que pisa, photocall en el que triunfa y se convierte en la protagonista indiscutible. A sus recién cumplidos 22 años, Natalia Dyer apuntala alto. Y no solo por su forma de actuar, también porque sus looks acaparan titulares en las cabeceras de moda especializadas de todo el mundo. Tanto es así que fue nombrada embajadora de la casa de modas Gucci y Burberry le han convertido en imagen de campaña. Un aspecto sofisticado y a la vez un halo de sensualidad rodean a la actriz, convirtiéndola en un icono del romanticismo y la elegancia.

Natalia Dyer con un vestido floral con puntilla en la presentación de la tercera temporada de Stranger ThingsNatalia Dyer con un vestido floral con puntilla en la presentación de la tercera temporada de Stranger Things
Parece que los actores de 'Stranger Things' están saboreando el éxito tras el estreno de la tercera temporada de la serie. Nominada a varios premios de la industria del cine y la televisión, el look de Natalia Dyer en el Festival de Cine Giffoni en Italia, parece no haberse llevado ni una nominación o tal vez sí, el de la categoría de peor vestida del evento. Acompañada de su pareja y actor de reparto de la serie, Charlie Heaton, posó ante el objetivo de los fotógrafos con un vestido preppy de Dolce and Gabanna, estampado con flores en verde y rojo y una larga puntilla blanca- como en los manteles del siglo pasado- que asciende desde el bajo midi del vestido hasta el cuello. Un diseño con botones forrados y bordados, que más que lucir elegante y glamurosa parece vestida con la tela de una cortina. Un diseño demasiado recargado con adornos en encaje y pedrería, que se ha ganado un puesto en nuestro top five de errores de estilo de la semana.

DEMASIADAS FLORES EN EL JARDÍN

Es la más discreta y precavida entre las Reinas de su generación. Máxima de Holanda, Letizia Ortiz o Rania de Jordania acaparan más la atención de los medios de comunicación, pero Matilde de Bélgica siempre destaca por sus elegantes elecciones en sus apariciones públicas. Naturalidad y sencillez son sus señas de identidad, tanto en su día a día como en las galas de noche, aunque en estas últimas se rinde a los brillos y los encajes.

La Reina Matilde de Bélgica con un vestido de estampado floral de la firma Erdem en un espectáculo celebrado en la Ópera de BruselasLa Reina Matilde de Bélgica con un vestido de estampado floral de la firma Erdem en un espectáculo celebrado en la Ópera de Bruselas
Mientras las miradas de la prensa internacional se fijan en los elegantes looks de la Duquesa de Sussex y la Reina Letizia, los medios de comunicación belgas se hacían eco del aniversario de la proclamación del Rey Felipe de Bélgica. Una ocasión perfecta para reunir a los seis miembros de la Familia Real antes de disfrutar de sus vacaciones de verano. Pero si alguien llamó la atención entre todos fue la Reina, Matilde de Bélgica, clásica, adecuada y correcta, por no decir aburrida, la mujer del Rey Felipe se ha ganado los parabienes de la prensa nacional e internacional, pero en esta ocasión, su elección estilística no ha pasado desapercibida. En el concierto celebrado en la Ópera de Bruselas, la Reina se ha decantado por un vestido en color rosa llamativo con un curioso estampado floral que bien parece salir directamente de algún vestido de la Corte Real del siglo pasado. El bajo con volantes del vestido ensancha su figura, en un efecto desmesurado y muy poco favorecedor. Además, el cuello y la manga larga abullonada no se decantan como la mejor opción para las temperaturas registradas en el país. Sin duda, una apuesta fatídica firmada por la británica, Erdem.

NI SANGRE, NI ESTILO

Dicen las malas lenguas que es una actriz que la amas, o la odias. Irreverente dentro y fuera de la alfombra roja, el estilo de Kristen Stewart responde a un temperamento indomable. A sus recién cumplidos 29 años, la actriz protagonista de la saga 'Crepúsculo', quien empezó su carrera como ídolo adolescente, es ahora todo un referente en la industria de la moda. Su estilo único y tan personal le han hecho ganarse el título de embajadora de firmas como Chanel y Balenciaga.

Kristen Stewart con un look sporty chic de lujo con vaqueros lavados rectos y crop top con sudadera de cremallera en Los ÁngelesKristen Stewart con un look sporty chic de lujo con vaqueros lavados rectos y crop top con sudadera de cremallera en Los Ángeles
La red carpet... ¿su mejor aliada? Desde 2002 la actriz se ha convertido en uno de los rostros más cotizados de la industria del cine. Con miles de admiradores alrededor del mundo, la frescura y la sonrisa de sus primeros años, junto con su fuerte timidez, ha dado paso a un estilo más vanguardista y atrevido. Menudo tropezón estilístico se pego la actriz británica. Resulta fácil caer en el error de pensar que dominar el estilo deportivo de lujo es un juego de niños. Lo cierto es que es mucho más complejo que ponerse una sudadera, atarse las zapatillas de caña alta, hacerse una coleta y llamarlo look. No obstante, eso es lo que ha decidido hacer la actriz en su última aparición en las calles de Los Ángeles, aunque sin coleta (recordemos su corte de pelo garçon), pero con una gorra. Habrás notado que la opción 'hacia atrás' no computa y así debe permanecer en el tiempo. ¿Qué sentido tiene darle sobra al cuello?

UN LOOK QUE TE SUMA AÑOS

Los ojos verdes y el rostro más angelical de Hollywood. Sí, hablamos de Naomi Watts. La oscarizada actriz que nos conquistó con su papel en la película de J. Bayona, 'Lo imposible', es fan del estilo informal. Sencilla y minimalista, es fiel al estilo cómodo, por ello los jeans, deportivas y trench son sus 'must have' del fondo de armario. Con un estilo naif y una gran dosis de buen gusto, es un referente para las cabeceras de moda internacionales y asidua a los front row durante la Semana de la Moda de Nueva York. Sin ser demasiado llamativa en la alfombra roja, esta vez, no ha demostrado tener un gran sentido de la elegancia y un gusto exquisito en el vestir, y te contamos por qué.

Naomi Watts con un vestido de encaje negro con falda asimétrica, abrigo de piel vuelta negro y gafas de sol en el Show de Jimmy FallonNaomi Watts con un vestido de encaje negro con falda asimétrica, abrigo de piel vuelta negro y gafas de sol en el Show de Jimmy Fallon
Un estilo muy camaleónico. La actriz parece no haber encontrado su estilo, a pesar de haber cruzado el cuarto de siglo. Su última aparición en el 'Show de Jimmy Fallon' en Nueva York parece haber demostrado que Naomi Watts se ha pasado al lado oscuro de la moda, por tres motivos. Primero, las temperaturas registradas en Nueva York los últimos días superan los ochenta fahrenheit o lo que es lo mismo, treinta grados centígrados de máxima, por lo que, un abrigo en color negro de piel vuelta no es la mejor opción de estilo para combatir el mercurio; segundo, parece que Naomi Watts quiera ser Anna Wintour. Si la editora más famosa de Vogue no se separa de sus gafas ni en el interior de los desfiles, la actriz hace lo propio en plena noche. Ya sea por practicidad o por hacerle un favor a los zapatos stiletto, no lleves gafas de sol por la noche, aunque te llames Naomi Watts; tercero y último, Naomi Watts no ha estado nada acertada con este ajustado vestido de encaje en color negro, adornado con detalles de terciopelo y cintura fruncida con asimetría, falda pareo con abertura frontal y cola. Un diseño que lo tiene todo: escote cerrado, transparencias, abertura en la falda, asimetrías... pero que más lejos de parecer elegante, parece un mantón de manila.

UNA ELECCIÓN ANTICUADA Y AÑEJA

Desde su coronación como Reina Consorte de Suecia en 1976, ha sabido demostrar que tiene un estilo propio que no se aleja de las tendencias. Y aunque los trajes de chaqueta o los vestidos largos satinados son su sello de identidad, tampoco ha descuidado su imagen elegante y sofisticada, acorde con su posición. Si algo que seduce especialmente a la Reina Silvia de Suecia es, sin duda, los estampados. Lejos de la estética minimalista y sencilla, la Reina siente especial predilección por aquellos diseños que recrean diferentes motivos y estampados.

Práctica, con un estilo forjado a lo largo de varias décadas y muy discreta, la Reina de Suecia viste impecable y elegante tanto en los actos oficiales como en su vida privada. Sin embargo, parece que en esta ocasión ha sufrido un desliz o patinazo con su último estilismo. En la entrega de los Premios del Agua celebrado en el Stockholm City Hall de la capital, la Reina se ha decantado por un vestido en color rosa llamativo con un curioso estampado floral que bien parece salir directamente de algún vestido de la Corte Real del siglo pasado. La doble falda abierta y ajustada en la cintura del vestido ensancha su figura, en un efecto desmesurado y muy poco favorecedor. Además, el cuello y la manga larga francesa no se decantan como la mejor opción para las temperaturas registradas en el país. Sin duda, la Reina no ha estado a la altura de la ocasión en esta combinación un tanto anticuada. El estampado con detalles de flores es 'too much', combinado además con demasiadas perlas.

Artículos recomendados