Menú
Cuándo empezar a usar ropa premamá
Cuándo empezar a usar ropa premamá

TRUCOS Y CONSEJOS

Cuándo empezar a usar ropa premamá

Es importante conocer una serie de consejos para saber cuando comenzar a cambiar el estilo de ropa a causa del embarazo.

Es evidente el cambio físico que sufre la mujer durante los meses de embarazo. Por eso es complicado adaptar la ropa al nuevo cuerpo. Por otro lado, al ser un estado temporal muchas de las prendas que se adquierenno no van a ser última a largo plazo una vez se haya dado a luz.

Para no gastar más de lo necesario y no adquirir prendas inútiles hay una primera regla de oro a tener en cuenta y es que es importante no adelantarse a los acontecimientos e ir comprando según las necesidades del momento. No obstante, algunas prendas son básicas y seguramente se les va a sacar mucho partido.

¿Qué es la ropa premamá?

Hay modelos propios de premamá | Foto: Laura EscanesHay modelos propios de premamá | Foto: Laura Escanes
Cada etapa tiene sus necesidades y es bastante probable que durante los tres primeros meses el cuerpo aún no haya cambiado demasiado como para tener que usar ropa premamá específica. Es posible que se pueda hacer algún apaño con las prendas que se tienen en el armario que sean mas amplias: blusones, leggins, camisetas, camisas tipo masculinas, faldas cruzadas, vestidos amplios, etc.

Ropa interior propia para la ocasión

En el caso de la ropa interior ya es distinto, seguramente haya que comprar muy pronto sujetadores nuevos que se adapten a la nueva talla. Hay lencería específica para las embarazadas que es más cómoda y ajustable. Existe mucha variedad tanto de sujetadores como de braguitas, pantys o camisones y pijamas.

Con tanta oferta en el mercado, se pueden encontrar precios muy asequibles y también ir a la moda. Se puede planificar durante el embarazo la compra de un sujetador de lactancia, si es esa la opción que se va a elegir para alimentar al pequeño ya que servirá igualmente durante los últimos meses de gestación. Hay que recordar que la ropa interior debe adaptarse sin apretar ni rozar y es preferible que esté fabricada con tejidos naturales.

¿Cuándo empezar a a usarla?

A partir del cuarto mes ya es recomendable usarla | Foto: Grace VillarrealA partir del cuarto mes ya es recomendable usarla | Foto: Grace Villarreal
A partir del cuarto mes de embarazo ya es probable que haya que comprar ropa premamá y es el momento de tener claras las necesidades ya que el precio de estas prendas suele ser superior y además solo se va a usar durante un periodo pequeño de tiempo. Aunque se piense que luego pueden seguir sirviéndonos, la realidad es que la mayoría de las mujeres no utilizan las prendas que usaron durante el embarazo una vez han parido. Esa ropa recuerda a una etapa en la que el cuerpo ha cambiado mucho y casi siempre se desecha, se regala o se guarda para otro posible embarazo.

Los diferentes tipo de prendas de ropa premamá

  • Los leggins: al principio se pueden usar los que se tienen de antes, pero una vez avance el embarazo hay que adquirir los específicos de premamá. La cintura y el contorno del abdomen están diseñados para que se vayan adaptando al cuerpo. Son más altos para que resulten más cómodos al movimiento y muchos modelos son aparentemente un pantalón normal por lo que, acompañado arriba con una prenda por fuera se irá cómoda y te hacen sentir coo quien lleva ropa en otro momento de su vida.
  • Blusones: al igual que pasa con los leggins, seguramente se tiene alguno en el armario que sirva al principio del embarazo. Esta prenda siempre está de moda y no necesariamente tiene que ser premamá, simplemente adaptar la talla al momento en el que se esté.
  • Faldas: una falda tipo pañuelo cruzada puede dar mucho juego ya que se puede ir abrochando más ceñida o más suelta y siempre queda bien.
  • Vestidos: ahora la moda presenta multitud de vestidos tanto largos como midi o cortos que se pueden usar durante el embarazo y que no son premamá. Los que tienen el corte bajo el pecho son muy prácticos y cómodos y servirán durante varios meses.
  • Zapatos: no es recomendable el uso de tacones demasiados altos, sobre todo se va a estar mucho tiempo de pie. Lo ideal es llevar zapatos con 2 o 3 centímetros de tacón. Es frecuente que se hinchen los pies por lo que la horma debe ser ancha. Pero, por otro lado, es importante una buena sujeción para evitar torceduras.
  • Traje de baño: si durante el embarazo se va a necesitar es importante saber que hay gran variedad de moda de baño para embarazadas. Muchas mujeres ya optan por usar las dos piezas. En el caso del bikini se puede seguir utilizando el de siempre; o bien, comprar un bikini premamá con las formas adaptadas. El bañador ya es más complicado y debe ser premamá para estar cómodas, sobre todo a partir del cuarto o quinto mes de gestación.
  • Abrigo: si en cambio el embarazo transcurre en los meses de más frío, se´ra necesaria la ropa de abrigo que se adapte al nuevo cuerpo. Lo importante es que sea cómoda y adaptable. Hay que tener en cuenta los cambios físicos sobre todo a partir del quinto mes, para que no haya que comprar varios abrigos en pocos meses. Algunos modelos se pueden ir modificando para que se vayan ampliando lo mejor posible.
  • Básico que valen para cualquier ocasión

    Hay bañadores para mujeres embarazadas | Foto: Grace VillarrealHay bañadores para mujeres embarazadas | Foto: Grace Villarreal

    También es importante tener en cuenta cuales son las prendas imprescindibles que hay que tener en el armario durante el embarazo. Como solo van a ser unos meses y seguramente a posteriori se deseche esa ropa después del parto o una vez recuperada la figura, hay que prever qué será lo estrictamente necesario para, por ejemplo, ir al trabajo, ir a una cena o ir a un evento más formal o más informal.

  • Pantalones: tanto el blanco como el negro son dos básicos imprescindibles. Ambos se pueden combinar con multitud de cosas y colores y pueden servir tanto para ir de 'sport' con una camisa o camiseta, como para ir más arregladas si se combinan con un blusón bonito o una chaqueta elegante. Los vaqueros nunca pueden faltar en ningún fondo de armario. Siempre son útiles y también se adaptan a distintos estilos. Tanto el básico como en los distintos colores siempre son una buena opción.
  • Vestidos: ya se sabe que el negro es un clásico infalible para cualquier evento. Combinándolo con los zapatos, con la bisutería y con los complementos apropiados, puedesacárseles mucho partido y resolverán muchas situaciones.
  • Blusas o camisas: las blancas dan mucho juego y son fáciles de combinar con los distintos pantalones y faldas. Algún blusón de seda liso servirá para eventos en los que sea necesario ir más arregladas y cambiando los complementos se conseguirán muchos looks distintos.
  • Camisetas: es una prenda barata y se pueden tener varias y de varios colores. Siempre combinan bien y son cómodas. Las lisas se pueden usar solas o debajo de las camisas o blusas por lo que también resultarán muy prácticas.

Artículos recomendados