Menú
Cómo vestir si tienes las piernas anchas

CONSEJOS DE MODA

Cómo vestir si tienes las piernas anchas

No importa la forma de tus piernas, siempre puedes sacarles el mayor provecho conociendo algunos trucos de moda.

Muchas mujeres tienen problemas para sacar partido a sus piernas Muchas mujeres tienen problemas para sacar partido a sus piernas

Las piernas son una de las partes más sexys del cuerpo femenino, pero la mayoría de las mujeres tienen problemas a la hora de sacarles partido. Si tienes las piernas anchas, no tengas complejo a la hora de lucirlas, pues la ropa adecuada puede ayudarte a disimular las áreas conflictivas, haciéndolas lucir estilizadas. La moda es una gran aliada que nos puede ayudar a esconder lo que menos nos gusta de nuestra silueta. En este caso, nuestro objetivo será alargarlas visualmente.

Para ello, trataremos siempre de centrar la atención en la parte superior de tu cuerpo, y nos decantaremos por prendas cómodas con formas adaptadas a las curvas de nuestro cuerpo. Los expertos en moda recomiendan desviar la atención de aquello que no se quiera mostrar, llevando las miradas hacia otras partes del cuerpo. Sin embargo, esto no significa ocultar o usar prendas anchas, pues se consigue el efecto contrario.

Pantalones y leggins

Elige pantalones de talle alto y que empiecen justo a la altura de la cintura, los pantalones denominados descaderados acortarán tus piernas. Opta por pantalones de corte recto y con tejidos estampados o líneas, pues las rayas verticales producen el efecto de alargar y estilizar el cuerpo. Lo importante es acortar la zona del torso y alargar la parte inferior de tu figura.

Los leggins, hasta los tobillos Los leggins, hasta los tobillos
Puedes decantarte por pantalones de pierna ancha tipo bootcut o corte Oxford. Evita los pantalones que no sean largos, tipo capri o pirata, pues harán que tus piernas se vean más anchas e inevitablemente dirigen la atención al tobillo. De todos modos, puedes usarlos si los combinas con medias de color similar o botas de tacón.

Tener las piernas anchas no impide que lleves la prenda más cómoda y versátil del mundo, los jeans. Escógelos de corte clásico recto y evita los ajustados de tiro bajo. Y por supuesto, de cara al verano, disfruta luciendo unos bonitos shorts. Ten presente que deben empezar a la altura de la cintura y deben terminar justo en la mitad de la parte superior de tu pierna, o más arriba si usas medias en una tonalidad similar o en tonos fríos u oscuros.

Puedes optar por un look desenfadado, usando unos leggins. Tan sólo debes saber cuáles elegir y cómo combinarlos. Se recomienda que no elijas leggins a la altura de la rodilla, ni por debajo de ellas, ya que aparentarán ser más anchas. Úsalos siempre hasta el tobillo. Puedes combinarlos con un suéter hasta la altura de la cadera, con un vestido a la mitad de los muslos o con una blusa más corta adelante y larga por detrás. Evita los estampados grandes y los botines a la altura de los tobillos, pues acortarán tus piernas.

Faldas y vestidos

Cuando elijas una falda, ten en cuenta el largo. No es recomendable que termine en la parte más gruesa de tus piernas, pues conseguirás que tus piernas ganen un volumen que no tienen. Opta por faldas que terminen al nivel de tus rodillas o media pierna. Escoge modelos de corte tipo A, te ayudarán a lucir más esbelta. Las faldas largas también son una buena opción. Ten en cuenta siempre el corte de las faldas y las proporciones de tu cuerpo.

Los vestidos ideales para personas con piernas anchas son los que tienen telas fluidas que caen sobre el cuerpo, preferiblemente de corte recto y que terminan por encima de las rodillas. La clave está en usar una talla correcta, si se ajusta mucho al cuerpo marcará zonas de manera muy llamativa, y los demasiados anchos, en vez de desviar la atención la centrarán más en esa parte.

Las faldas y vestidos en línea A te ayudarán a lucir más esbelta Las faldas y vestidos en línea A te ayudarán a lucir más esbelta

Presta mucha atención al escoger vestidos largos, si terminan a media pierna, sólo estarás acentuando la parte ancha de la misma. También te favorecerán los vestidos de corte imperio, dado que éstos empiezan justo debajo del pecho, por lo que crearán la ilusión de que tus piernas son más largas. Prueba con vestidos que tengan detalles en la parte superior, todo un acierto.

Tops y blusas

Lo ideal es jugar con el largo de tus blusas, tops y camisas. Un truco muy sencillo par distraes el foco de atención de las piernas, es atraer la mirada hacia la parte superior del cuerpo. Lógralo llevando colores más claros arriba. Procura que el largo de tus blusas no sobrepase tus caderas, porque esto sólo conseguiría enfatizar la parte inferior de tu cuerpo. Puedes optar por llevar la blusa metida o no, elegir los diseños que más se adapten a tus estilismos diarios o jugar con capas de ropa, siempre que la más larga no sobrepase de la cadera. Evita las prendas que llegan hasta el muslo.

Colores y estampados

La combinación de colores y estampados de la prendas inciden directamente sobre la ilusión óptica final del look. Saber jugar adecuadamente con los distintos colores y texturas de la ropa, conseguirá acentuar las áreas que queremos resaltar de nuestro cuerpo y desviará estratégicamente la mirada de aquellas zonas que deseamos ocultar. Para lograr este efecto, trata de usar rayas o estampados verticales, para que tus piernas se vean más alargadas. Y evita las líneas horizontales, que en cambio, te van a hacer ver más corta y ancha.

Combina colores y texturas y procura llevar la mirada a la parte superior Combina colores y texturas y procura llevar la mirada a la parte superior

A la hora de elegir los colores, inclínate por los tonos fríos u oscuros (negro, azul índigo...) recuerda que los colores oscuros adelgazan visualmente. Huye de prendas con diseños extremadamente grandes, prelavados, desgastados o decolorados, pues automáticamente atraerán la atención sobre esa zona.

Complementos

Que sería de un estilismo sin unos adecuados complementos. Éstos representan la guinda del pastel y suponen un punto de inflexión sobre el look final.Trata siempre de centrar la atención en la parte superior del conjunto, para lograrlo puedes usar accesorios que resalten tu belleza natural, como un bonito collar, una bufanda o pañuelo, cinturones con detalles... pero siempre en armonía.

Para los zapatos opta siempre por unos de tacón alto, preferiblemente abiertos y que no se sujeten al tobillo o empiecen justo en él, pues este tipo de zapatos acortan las piernas. Si decides usar medias, procura que siga una línea similar de color al resto del conjunto de prendas. En cuanto a los bolsos, huye de los maxi bolsos y opta mejor por bolsos pequeños con una correa alargada, tu figura se verá más estilizada.

No olvides que verte y sentirte bien, es cuestión una cuestión de actitud, un toque de estilo, un poco de creatividad y aplicar los trucos que te hemos dado a lo que mejor se adapte a ti. Busca tus fortalezas y aprende a destacarlas. Encuentra aquellas partes de tu cuerpo que no te agradan tanto y aprende a disimularlas. Y recuerdas que tener las piernas anchas no significa tener que esconderlas, ¡luce piernas con orgullo!

Artículos recomendados