Menú
Cómo vestirse en el último trimestre de embarazo
Cómo vestirse en el último trimestre de embarazo

PRENDAS ADECUADAS

Cómo vestirse en el último trimestre de embarazo

En los últimos meses de embarazo, el gran tamaño de tu barriga te obligará muchas veces a cambiar de armario.

Si durante tus primeros meses de embarazo todavía podías lucir ropa normal, y algunas piezas de premamá durante el segundo trimestre, ahora puede que te cueste un poco más encontrar tu look perfecto. El gran tamaño de tu barriga y la menos movilidad que esta te permite te obligan muchas veces a cambiar de armario.  

Por eso es importante intentar, en la medida de lo posible, evitar los cinturones más rígidos, las cremalleras metálicas y los botones. En cambio, sí que resulta más agradable poder recurrir a los cinturones finos de tela, aunque no toda la ropa premamá los incluye ni todas las futuras madres soportan ya accesorios extra a su look. 

Las piezas de algodón son las que más se ajustan a las futuras mamásLas piezas de algodón son las que más se ajustan a las futuras mamás

Los tejidos más solicitados

 

De entre todos los soportes que se pueden seleccionar para vestir las últimas semanas de embarazo, las que mejor se ajustarán a las futuras mamás serán las piezas de algodón. Este debe ser más ligero y suave, sin necesidad de ser grueso, ya que las piezas más pesadas o de abrigo serán más incómodas durante el tercer trimestre.  

Otras claves de estilo pasan por utilizar las nuevas tendencias en acabados más ajustables, como pueden ser las piezas de nylon o lycra, así como las prendas que adapten ciertas partes más elásticas y confortables. Estos materiales pueden dar el toque de distinción a un armario que, en ocasiones, te puede parecer algo más monótono.  

Eso sí, lo que todas las piezas deben reunir en común es que el tejido, sea el material que sea con el que esté fabricado, sea transpirable. Esto es muy importante a tener en cuenta a la hora de seleccionar la ropa que nos pondremos durante estas semanas, ya que, durante la última etapa del embarazo, es cuando más se eleva la temperatura corporal y más calor pasan las futuras mamás.  

También se recomienda hacer uso de la ropa deportiva. No nos referimos a utilizar mayas y sudaderas de continuo como look de diario, pero sí para estar por casa y para poder hacer determinados estiramientos y ejercicios recomendados para el embarazo y para la preparación al parto.  

Comodidad y puesta a punto

 

Se tiene que tener siempre muy presente que el momento puede llegar de un momento a otro, sobre todo durante el último mes de embarazo, por eso es importante llevar ciertas piezas de ropa que sean fáciles de quitar y poner. Aunque no es necesario ir siempre con vestido, sí que puede resultar mucho más cómodo que otras mudas.  

Hay que elegir piezas de ropa que sean fáciles de quitar y ponerHay que elegir piezas de ropa que sean fáciles de quitar y poner

Debes buscar un look que case perfectamente con tu propia personalidad, tu nueva figura física y unas zapatillas deportivas, que serán tus mejores aliadas para el día a día a la hora de mantener el paso y evitar mayores dolores en los pies, las piernas y la espalda. Los zapatos planos -e hiper cómodos- son importantes porque permiten que te puedas mover mejor y sin hacer esfuerzos extra con tus extremidades, por eso deberías pensar en conseguir un par de calidad para poder utilizar de diario, al menos.  

Cuantos menos pantalones te pongas durante esta última etapa, mejor. Notarás que tu cuerpo te pide mayor comodidad, y para ello existen múltiples prendas que se adecúan mejor a tu día a día. Más allá de la ropa premamá, es mejor recurrir a piezas de tallas grandes para quitarse y ponerse sola sin problemas, así como que te permita una movilidad mejor.  

Prendas que mejor se adaptan a ti

 

En cuanto a las piezas deportivas que podemos utilizar para un look más de diario, los joggers o los leggins serán una opción que puede casar a la perfección con otras piezas para el busto más largas. Este estilo quedará más casual y se puede incorporar a múltiples tareas o sitios comunes a los que ir siempre cómoda. Combinando estas piezas con otras como sudaderas poco gruesas, camisetas básicas y de tamaño XXL o jerséis de lana fina, el estilo urbano puede quedar perfecto para una futura mamá y con la redondez de tu barriga.  

En cambio, los monos largos y amplios con cintura de goma ajustable es mejor dejarlos para el primer y segundo trimestre, porque ahora la facilidad para quitarse la ropa debe ser mayor que en los meses anteriores. Sí que pueden seguir utilizándose este tipo de prendas, ya que hay algunos modelos que pueden servir perfectamente para después del parto, aunque no a todas las futuras mamás les resultará igual de accesible que antes.  

Por último, la prenda estrella durante todo el embarazo será el vestido. Ya sea corto y semi ajustado durante los primeros meses y más largo o cruzado para el tercer trimestre, sobre todo, este imprescindible de armario sustituirá en más de una ocasión a la ropa premamá. Aunque se puede combinar igual de bien con túnicas ligeras, faldas de tul o algodón suave o los cárdigans como toque final a cualquier look. Tanto para diario como para ocasiones más especiales, esta última pieza quedará perfectamente en casi cualquier estilo que se lleve.  

El vestido es una de las prendas estrellas para el último trimestre de embarazoEl vestido es una de las prendas estrellas para el último trimestre de embarazo

Colorido y estampados más atrevidos

 

Si durante los tres primeros meses de embarazo descartabas la posibilidad de utilizar ropa premamá, así como intentabas ocultar tu barriga hasta que no estuvieras cien por cien segura; para después pasar los tres meses siguientes explorando con las cinturas elásticas de los pantalones de ropa exclusiva para embarazadas e intentando lucir un look más estilizado, ahora es el momento de explotar tu imaginación. La exageración sí que se puede mostrar.  

Intentar jugar con efectos y estampados que se acentúen con ayuda de la barriga, sin necesidad de rayas lo ridículo o lo excesivo. Pero sí que tienes más licencia para utilizar ciertas prendas muy ampulosas o mezclas de más colores y estampados, porque la atención siempre va a centrarse en tu ombligo.  

Utiliza ciertos complementos más exagerados, como pañuelos de colores atados sobre la cabeza, colgantes largos de inspiración hippie o bohemia, así como zapatos cómodos y planos, pero con mucho colorido. Lo importante ahora es crear una combinación más artística y divertida antes de que llegue el bebé.

Artículos recomendados