Menú
Cuándo usar medias en verano
Cuándo usar medias en verano

VERANO CHIC

Cuándo usar medias en verano

Las medias no suelen ser la prenda más solicitada durante la estación estival, pero puede que haya ocasiones en las que sea recomendables llevarlas.

Las medias son esa prenda que toda mujer tiene en su armario, por muy poco uso que haga de ellas. Como norma general, estas quedan siempre relegadas a los looks de otoño, los modelos más gruesos en invierno y parte de la primavera en su versión más colorida. Pero lo cierto es que no se buscan ser la pieza recurrente de un vestuario más tapado, sino que también quiere posicionarse como favorita en verano.

No solo aportan un toque extra al look que se lleva, sino que se estilizan las piernas, sobre todo en verano que es cuando más las mostramos. Además, también broncean y a la vez protegen de sufrir quemaduras, ya que el color adecuado da un tono más a tu piel y el sol no incide tanto en ella respectivamente.

Hay una clara diferencia de grosor en cuanto a las medias de verano e inviernoHay una clara diferencia de grosor en cuanto a las medias de verano e invierno

Las medias de verano

En verano se deben llevar otra clase de medias, ya que las que utilizamos en las etapas más frías del año no nos valdrían. Esto ocurre porque no contienen las mismas fibras ni el grosor que nuestras piernas necesitan en cada momento. Lo que sí tienen en común todas las medias es que estilizan y mantienen recogidas las extremidades, favoreciendo el movimiento y sin afectar a la circulación de estas.

A la hora de escoger las medias que utilizaremos en verano es aconsejable seleccionar unas con un tono más, para dar color a tus piernas, y nunca demasiado claras o muy oscuras, ya que se notaría y el resultado sería un tanto desastroso. Lo mejor es decantarse por unas transparentes, que se adecúen a tu mismo tono de piel, aunque se puede forzar un poco si se pone medio tono más al propio, para que no quede tan apagado y dé la sensación de piernas bronceadas.

El color queda reservado para un look de noche, ya que por el día tenderían a dar más calor y no es una tonalidad que encaje con el tipo de colorido de verano. En el caso de llevar una estética más rock o punk se puede recurrir a las de rejilla, que darán un toque más duro al conjunto y no afectarán tanto a la temperatura corporal.

Puedes usar medias de cristal para que no te rocen los zapatosuedes usar medias de cristal para que no te rocen los zapatos

Nunca escojas unas con acabado brillante, ya que en verano se debe disimular que se están luciendo medias. Las mejores para verano son las que cuentan con un toque mate, ya que darán una sensación de segunda piel, siempre y cuando la calidad sea la adecuada. Asegúrate también de que las medias que escoges tienen un sistema anti roturas o que por lo menos no dejan marca al romperse.

Por otro lado, lo importante también es el resto del conjunto, por lo que no se deben llevar medias si lo que se van a calzar son sandalias o cualquier tipo de zapato que deje los dedos al aire. Lo mejor son unos mocasines o unas alpargatas tan típicas de las zonas mediterráneas y que tan de moda están. Esta norma es por el bienestar de tu look, ya que siempre se notará en la zona de los dedos si se llevan medias o no, aunque estas sean sin costuras.

Modelos adaptados a las necesidades particulares

Para verano podemos encontrar toda una amplia gama de medias, aunque al principio no pudiera parecerlo. En este caso, aparecen las habituales: medias completas que van desde la cintura hasta los dedos de los pies. Estas deben llevarse con calzado cerrado, para que no se note a la hora de llevar unas sandalias o cualquier otro modelo abierto.

Las medias reductoras realzarán tu figuraLas medias reductoras realzarán tu figura
Para poder utilizar el calzado que nos permiten las anteriores medias, existe otro tipo que se adapta a las necesidades de llevar el pie al descubierto. Estas son muy parecidas a las normales, solo que la diferencia la tienen en los extremos donde la costura queda abierta en la zona de los dedos. Para que no se vayan subiendo conforme al movimiento, estos tienen una goma adaptable al dedo gordo del pie. De esta manera se puede llevar ciertos zapatos abiertos.

Las últimas serían las reductoras o de control. Estas son la tercera clase de medias que podemos encontrarnos adaptadas a la época estival. Son elásticas y muy finas, además de tener color carne en distintas tonalidades para que se note todavía menos. Estas se adaptan a la cintura y terminan a mitad del muslo, lo que permite estilizar la zona cubierta que dejan los vestidos o faldas midi.

Trucos de experto

Hay una serie de recomendaciones que se escapan a simple vista. Entre estos consejos está el del tipo de material que se busca y se adapta a cada necesidad o estilismo. Lo importante en estos casos es de las medias como pudiera ser el grado de transparencia o el acabado. Porque la clave no solo está en el color o el modelo.

Dependiendo de la estación del año se suelen llevar medias con más o menos deniers, puedes combinarlas como quierasDependiendo de la estación del año se suelen llevar medias con más o menos deniers, puedes combinarlas como quieras

Los denieres son los que se utilizan para clasificar el modelo de grosor que cada una de las medias tiene. Cuanto mayor sea el número de denieres, mayor efecto tupido y cerrado tendrá la media. Por lo tanto, para verano es recomendable utilizar unas medias con los denieres bajos y reservar los otros para invierno.

El tipo de medias que mejor combina con el verano, ya sea por el calor y por la estética más ligera y con menos tela en el vestuario, es el que cuenta con unos 8, 10 o 20 denieres. Esto se traduce en una mayor transparencia, lo que representa toda una ventaja a la hora de lucir las piernas enfundadas en unas medias.

Cuando más transparente se la media menos se notará que se lleva una. Así como el calor, que no será tan sofocante con unas de este tipo, al contrario de lo que pasa con las que cuentan con un 80 de denieres. Las transparentes suelen tener menor cantidad de por sí que sus modelos homónimos en acabado colorido, ya que no se busca resaltar la tonalidad del tejido, sino dejar que la pierna sea la que pone el toque de color.

Artículos recomendados