Menú
Medias de color: guía de estilo

TIPS DE MODA

Medias de color: guía de estilo

En Bekia Moda te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las medias para que encuentres las que mejor se adaptan a tí.

Medias de colores llamativos Medias de colores llamativos

Las medias son, desde allá por 1950 cuando se crearon, unas de las mejores amigas de la mujer. Y es que podemos utilizarlas tres de las cuatro estaciones del año. Dependiendo del tipo que sean, el color o la densidad de las mismas, las utilizaremos durante la primavera o el invierno, o para unas determinadas ocasiones y no otras diferentes.

Antes de elegir qué par de medias vamos a necesitar para cada ocasión debemos aclarar una serie de conceptos que nos ayudarán a no equivocarnos. Estos conceptos son: el material del que están hechas las medias y la opacidad.

Tipos básicos de medias que encontramos en el mercado actualmente

Los materiales que más habitualmente se utilizan son: la microfibra es el tejido más cómodo ya que es totalmente elástico, no brilla por lo que las piernas no ganan volumen sin querer; La lycra aporta un ligero toque glossy, que hace que las piernas se vean más sensuales, son menos elásticas que las medias de microfibra, pero aún así no se rompen con facilidad. Por último las medias de nylon son el tipo de media que más fácilmente se engancha y rompe (un truco para evitar que esto pase, es ponerse los pantys con unos guantes. Pueden ser de algodón y se encuentran en las mercerías por cinco o seis euros). También son las más brillantes.

Las medias 3/4 incluyen tiras de silicona en la parte superiorLas medias 3/4 incluyen tiras de silicona en la parte superior

Otro concepto a tener en cuenta, cuando hablamos de elegir medias dependiendo de los tipos existentes, es la opacidad o densidad. El indicador de la misma es una pequeña palabra: 'Dens'. Gracias a este indicador seguido por un número nos podremos hacer una idea de cómo quedarán en nuestra piel. Además de que nos ayudará a la hora de pedirlas en una tienda. Atendiendo a la densidad las medias se diferencian en los siguientes rangos:

- Hasta 20 DENS: son medias muy finas, normalmente se las conoce como "de cristal".

- Entre 20 y 40 DENS: son medias finas, ideales para vestir en eventos formales.

- Entre 40 y 70 DENS: son medias opacas, pero sólo ligeramente, ya que dejan entrever el color de la pierna.

- A partir de 70 DENS: son medias totalmente opacas y más abrigadas.

Una vez ya hemos decidido cómo de tupidas y de qué material queremos o necesitamos que sean nuestras medias, tenemos que elegir el tipo. En el mercado existen dos tipos básicos.

- Medias o pantys (pantyhose en inglés americano): son prendas que van desde la cintura hasta los pies y los cubren. Dentro de este tipo existen los pantys que van a la cadera o los que no tienen puntera, para poder usarlo con zapatos abiertos.

- Medias 3/4: históricamente son las primeras medias que existieron, son prendas cuyo calcetín llega hasta el muslo y se sujeta suspendido por unas ligas. Existe un tipo de medias que en su parte superior de la parte interna llevan unas tiras de silicona para que estas no se caigan (un truco es comprar aquellas que tengan cuatro tiras de silicona aunque al final siempre se acaban enrollando).

Elegir entre unas y otras depende solamente de ti. De lo cómoda que quieras estar o de la ocasión para que te estés vistiendo.

¿Qué medias me pongo? ¿Y cuándo?

Las medias color nude también se conocen como medias de cristal. Una gran parte de la población femenina, víctimas del uso indiscriminado que de ellas se hizo en los 80, están totalmente en contra de las mismas, y por ello se resisten a incorporarlas a sus armarios.

Escoge bien el color de las medias en función de la ocasión Escoge bien el color de las medias en función de la ocasión

El secreto es huir de todos aquellos pares que sean de nylon, y por lo tanto aporten demasiado brillo (evítalo siempre que no quieras que parezca que te has escapado de un videoclip de los 80 o que se te ha olvidado que ya no es carnaval). En este caso sólo queda probar e invertir. La opción barata siempre es un desastre cuando hablamos de esta prenda y en color "carne". Y decimos probar porque las medias nude mates (aquellas que son de microfibra) tampoco funcionan ya que a pesar de que unifican la tonalidad de la pierna, le aportan un color extraño ya que no se funden por su grosor con la piel. Digamos pues que el par óptimo de medias nude es aquel con más del 3% de lycra y una densidad de 15 ya que son un tipo de prenda natural pero con poco brillo.

¿Cuándo usarlas?

Este tipo de medias son bien recibidas bajo una serie de premisas que no debes saltarte:

- En mujeres de 40 años (o quizás 50, si tenemos en cuenta que los 40 son los nuevos 30)

- A cualquier edad si tenemos defectos en la piel (ya sea por falta de ejercicio o por el paso de los años) que nos acomplejen e impidan el uso de faldas y vestidos.

- Siempre que vayamos a un evento o una celebración diurna, en primavera o verano. Lo bueno de este tipo de medias es que sin quererlo ceden todo el protagonismo al vestido o la falda, con lo que puedes utilizar estampados y bonitos zapatos.

La media nude es muy usada por la realeza y las primeras damas ya que existen actos con un protocolo rígido en el que se establece que las piernas no pueden llevar color, por lo que dependiendo de las condiciones climáticas, muchas mujeres prefieren llevarlas (aunque sea invierno) a pasar frío.

¿Cuándo no usarlas?

Este tipo de medias no puede usarse nunca con shorts o bermudas (prenda que a partir de esta primavera ganará presencia en las tiendas). Tampoco se recomienda usarla con zapatos abiertos (o peep toes) aunque no lleven costura delante o sean abiertos. El efecto es raro y poco atractivo. Protocolariamente se desaconseja su uso en eventos nocturnos, sean formales o informales. ¿Pero qué usamos entonces de noche?

Combina bien el color de zapatos y medias Combina bien el color de zapatos y medias
- Medias negras: tupidas son la mejor opción en invierno. Las medias de este color se ajustan a cualquier o casi cualquier situación cotidiana. En caso de tener que asistir a un evento o acto más formal o con cierto grado de etiqueta (aunque sea media) elegiremos un par de poca densidad, de entre 10 y 20 DENS, ya que son femeninas y elegantes.

Pueden ser de lycra o incluso nylon si nos atrevemos y nuestras piernas pueden soportarlo. En este último caso, intenta entonces que el vestido no llame demasiado la atención. Una opción a tener en cuenta con estas medias menos tupidas es el uso de las medias de plumetí (las que llevan lunares) o las siempre sensuales medias con la costura a lo largo de la pierna. Usadas en ocasiones menos formales estas medias negras no tan tupidas, te permiten jugar con encajes y estampados, que en otro color serían demasiado cansadas.

- Medias de colores Los colores saturados alegran cualquier día triste de invierno (que es la única temporada en la que deben usarse) pero debemos usarlos con precaución, ya que al llamar mucho la atención no son la elección más adecuada para ir, por ejemplo, al trabajo.

Combínalas con prendas básicas de colores sólidos no estampados. Los colores como el mostaza o el rojo son el complemento perfecto para mini-vestidos setenteros en colores poco saturados como el gris, o en los clásicos negro o blanco.

Es importante prestar atención con este tipo de prenda al color de los zapatos. Aunque sean medias en colores oscuros como el azul marino o el marrón chocolate, debes intentar que el calzado sea de un color parecido si no igual. Las medias de color nunca se usarán en actos o eventos formales, incluyan o no etiqueta.

Elige la ropa con la que te sientas cómoda, después escoge unas medias que al mirarte no te hagan sentir disfrazada y sal a la calle a disfrutar del tiempo, aunque haga frío, con una bonita falda.

Artículos recomendados