Menú
Cómo vestirse para un viaje transatlántico
Cómo vestirse para un viaje transatlántico

VIAJANDO POR EL MUNDO

Cómo vestirse para un viaje transatlántico

Mucha gente piensa que la moda y los viajes largos no tiene cabida juntos, algo erróneo. Hay muchos trucos para viajar cómodamente en avión sin dejar de estar guapa.

Una cosa es viajar cómoda y otra es no prestar atención a lo que nos ponemos en estas ocasiones. Para cada ocasión hay una vestimenta que se puede considerar como la más adecuada, pero siempre pensando bien las prendas que se van a vestir y en cómo se van a combinar. Si en los planes de futuro hay un viaje transatlántico hay que tener bien claro que las próximas ocho, diez o doce horas (o las que dure el vuelo) se van a pasar en un avión sin apenas moverte. Por tanto, elegir la ropa y elementos adecuados va a suponer que el viaje se pase rápido o, por el contrario, que lo recuerdes toda tu vida,

Ropa cómoda para viajar en avión

Colores oscuros para tus prendas

Rita Ora con look 'total black' de vestido satinado en el aeropuerto de HeathrowRita Ora con look 'total black' de vestido satinado en el aeropuerto de Heathrow
La ropa oscura va a ser tu mejor aliada. El ajetreo de los aeropuertos, con las maletas para aquí y para allá, va a ir muy en contra de las prendas claras o blancas. Es muy fácil rozarte con las ruedas o con cualquier cosa que ensucie tu ropa. Por eso, ve a lo seguro y escoge colores oscuros, así no se notará en caso de que algo estropee tu look. Además, es importante que te vistas como una cebolla, es decir, a capas. De esta manera siempre podrás quitarte y ponerte esas prendas que te sobren o que te puedan hacer falta. Si solo llevas una pieza, será un fallo si hace demasiado calor.

Ropa holgada

Debes pensar que te vas a poder mover muy poco en el asiento del avión. Por tanto, no dejes que tu ropa se una y te aprisione, sin poder casi cruzar las piezas. No lleves ni pantalones ni camisetas demasiado ajustadas, pues eso no te dará comodidad. Lo mejor que puedes hacer es confiar en tus mejores vaqueros, en esos que son 100% cómodos y que lo sabes. Esta prenda, además, te permite combinar con cualquier cosa en la parte de arriba. Elige un jersey si hace frío o una camiseta básica si hace calor. Una ropa que con la que no tengas movilidad es un fallo asegurado a la hora de viajar en avión.

Tacones, ni pensarlo

Un viaje transatlántico no es una pasarela de moda. Por ello, di adiós a los tacones, aunque solo sea durante las horas que dura el vuelo. No queremos que te tuerzas un tobillo o que el propio tacón se rompa. Ya sabes que muchas veces toca correr por todo el aeropuerto.

Rihanna aterriza en el Aeropuerto JFK de Nueva York con un chándal blancoRihanna aterriza en el Aeropuerto JFK de Nueva York con un chándal blanco
Elige tus zapatillas preferidas para que te acompañen en el avión. Si lo prefieres, unos botines o botas también, aunque ten en cuenta que si son altas y ajustadas pueden darte mucho calor y, por tanto, tus pies no estarán muy cómodos. Para no arriesgar, siempre es mejor un calzado con el que te sientas 100% a gusto. Además, recuerda que debe ser un calzado fácil de poner, ya que cuando pases por los controles te harán descalzarte en varias ocasiones. Por tanto, para no perder tiempo en este aspecto para llevar algo que tardes un minuto en ponerte.

Nada de accesorios

Si es un viaje corto, todavía lo podemos entender. Pero si vas a pasarte 10 horas o más sentada en el mismo sitio del avión, ni se te ocurra ponerte accesorios. Los collares, pulseras o similares serán un incordio si decides echarte una siesta, que seguro que lo harás. Además, entre tanto movimiento se te pueden enganchar y acabar rompiendo. Por tanto, espera a llegar al hotel y ponerte todo lo que lleves en el joyero.

Eso si, lleva una bufanda o pañuelo, ya sabes que a veces el aire acondicionado se estropea y va funcionando durante todo el camino. No queremos que llegues resfriado a tu lugar de destino, por lo que es mejor llevar un pañuelo que quepa en el bolso por si acaso hay que echar mano de él. Además, aunque viajes en verano y salgas de tu ciudad con un calor insoportable, procura llevar también algo de ropa de abrigo. Una chaquetilla nunca está de más, porque te recordamos que las bajas temperatura se suelen apoderar de los aviones.

Objetos cómodos para dormir

Vale, es cierto, te acabamos de decir que no debes llevar accesorios. Pero también sabemos que dormirse cómodamente puede ser algo complicado, así que es mejor que hagas todo lo posible porque eso no sea así. Hazte con un antifaz y un reposacabezas y así podrás eliminar la luz que te pueda molestar y también mantener la cabeza bien sujeta, para que los cabezazos no te despierten. Un vuelo de muchas horas es mejor pasarlo dormido.

Peinado y maquillaje

Irina Shayk con un estilo pijamero por la terminal del aeropuerto de MiamiIrina Shayk con un estilo pijamero por la terminal del aeropuerto de Miami
También es importante tener en cuenta el peinado que vamos a llevar. Lo mejor es que sea algo cómodo, con el que no tengas el pelo todo el rato en la cara. Una coleta, trenza o moño puede ser la mejor opción para el aeropuerto, así podrás coger y dejar la maleta sin agobios. Sin embargo, para el avión te recomendamos que te lo sueltes, será más cómodo para apoyarte en el asiento.

En cuanto al maquillaje, nuestro consejo es que te olvides de el para un viaje largo. Por mas que sea resistente, piensa que vas a dormir, moverte, sudar con tantos movimientos, por lo que vas a llegar con el rostro peor que si no hubieras puesto maquillaje. En este caso la naturalidad te va a hacer un favor mejor.

Neceser de emergencia

Este aspecto es muy importante a la hora de hacer un viaje transatlántico. Hay ciertos productos que deberías llevar en tu neceser de emergencia, que a su vez tendrá que ir en el bolso, para poder tenerlo siempre que lo necesites a mano. Te recomendamos que lleves unas toallitas húmedas, una crema hidratante, un cepillo de dientes y una crema de dientes. Con todos estos accesorios podrás tener una higiene básica para tantas horas de vuelo. Quizás ahora pienses que no es necesario, pero un viaje largo siempre nos da esa sensación de suciedad, aunque nos hayamos duchado el mismo día del vuelo. Por eso, utilizando todas estas cosas podrás aguantar mejor hasta que llegues a tu destino y al hotel. Eso si, recuerda que todos los líquidos deben ser inferior a 100 ml para que pase el control de seguridad.

Artículos recomendados