Menú
Cómo usar cinturones: guía de estilo

COMPLEMENTOS

Cómo usar cinturones: guía de estilo

¿Con falda o pantalón?, ¿ancho o estrecho?, ¿en la cintura o la cadera?... Descubre cómo convertir al cinturón en el complemento ideal para realzar tu figura.

Coleccion Miguel Palacio Colección primavera/verano 2014 de Miguel Palacio

A pesar de que en muchas ocasiones no le prestamos la atención que merece, el cinturón es uno de nuestros grandes aliados para dar el toque final a nuestro look y lograr la imagen deseada. Además, esta prenda tiene la capacidad de modificar un outfit de manera radical. Un mismo vestuario puede pasar de formal a desenfadado y de elegante a casual con sólo añadirle el cinturón adecuado.

Pero, ¡cuidado!: Elegir el cinturón erróneo también puede convertir en desastrosa la mejor de las indumentarias. Presta atención a los consejos que aquí te presentamos y perfila tu propia guía de estilo. Convierte al cinturón en tu mejor complemento.

Anchos, estrechos, sencillos, recargados, con flecos, estampados... Cinturones los hay de todas las formas, colores, tamaños y materiales. No resulta difícil, por tanto, encontrar un cinturón que nos guste. Pero esto no es suficiente. ¿Por qué conformarnos con un cinturón bonito cuando podemos elegir el que más nos favorezca? Toma nota y escoge el complemento que mejor combine con tu vestuario y úsalo de forma que se adapte a la morfología de tu cuerpo.

¿Dónde lucir tu cinturón?

Cinturón bajo el pecho. Lucir el cinturón bajo el pecho y por encima de la cintura es la opción perfecta para las mujeres con poco busto. Si quieres un look en el que tu pecho adquiera el protagonismo, los cinturones colocados por encima de la cintura te ayudarán a resaltarlo. Combínalo con vestidos con vuelo o de corte recto. Conseguirás un look marcadamente femenino.

Se trata además de la mejor opción para mujeres rellenitas. Si quieres disimular esos kilos de más que te traen de cabeza, coloca tu cinturón bajo el pecho. Remarcarás tu silueta y restarás protagonismo a tu barriga. No obstante, elige el cinturón apropiado para cada prenda o conseguirás el efecto contrario.

Cinturón en la cintura. En el lado opuesto se encuentra el uso del cinturón a la altura de la cintura. Ten cuidado porque colocar el cinturón de este modo no estilizará tu cuerpo a no ser que lo combines de la forma correcta. Llevar el cinturón en la cintura crea el efecto visual de partir tu cuerpo por la mitad, de modo que debes evitarlo si lo que quieres es disimular barriga.

Coleccion Sara Coleman Colección primavera/verano 2014 de Sara Coleman en la Madrid Fashion Week

Los cinturones a la altura de la cintura son ideales para mujeres altas y delgadas. Con ellos puedes dar equilibrio a tu figura. Lograrás la combinación perfecta con pantalones estrechos y de talle alto. Atrévete a probar.

Si eres de complexión pequeña, escoge un cinturón de grosor medio y del mismo color que las prendas a las que acompañe para estilizar y alargar tu talle. Situar el cinturón justo debajo de la cintura también te ayudará a conseguir este efecto visual. Céntrate en hebillas sencillas y huye de excentricidades que estropearían el acabado de tu look.

Cinturón en la cadera. Es el lugar ideal en el que lucir este complemento para las mujeres de talle corto y con mucho pecho. Combínalo con prendas anchas si quieres disimular un busto prominente. Si vas a lucirlo con pantalón, recuerda que la blusa debe ir siempre por fuera. Sigue este consejo al pie de la letra: una camisa por dentro del pantalón te hará parecer más gruesa.

Si eres una mujer de hombros anchos y cadera estrecha, atrévete con los cinturones en la cadera. Te ayudarán a remarcar esta zona del cuerpo y lo dotarán de proporcionalidad. Para lograr el efecto contrario y disimular unas caderas anchas, elige cinturones finos.

¿Cómo elegir?: Cinturón fino o cinturón ancho

Cinturón fino. Es el complemento ideal para las mujeres con caderas anchas porque les permite disimularlas con una apariencia de menor volumen. Pero lo cierto es que este tipo de cinturón favorece a todo tipo de cuerpos y combina a la perfección con cualquier prenda. El cinturón fino es perfecto para mujeres con curvas, ya que consigue marcar su cintura y estilizar su figura.

Cinturon de Lavand Cinturón de la colección primavera/verano 2014 de Lavand

Se trata de tu mejor aliado tanto como complemento ornamental como funcional. Resulta útil para sostener pantalones demasiado flojos, pero también para realzar tu figura cuando vistes prendas anchas. Si lo que quieres es lucir una imagen rompedora y crear tendencia, te animamos a que lo utilices con maxivestidos y maxifaldas.

Cinturón ancho. Las mujeres con talle alto y delgadas pueden moldear su silueta con el uso de este complemento. El uso de cinturones anchos te dotará de volumen y acentuará tus curvas. Elige tonos brillantes y apuesta por las hebillas llamativas.

Si lo que quieres en cambio es estilizar tu figura, colócalo en la cintura. De este modo parecerás más delgada. Pero debes tener cuidado: no lo hagas si tienes mucho pecho y caderas anchas, lograrás un efecto de mayor volumen.

¿Cómo combino mi cinturón?

Cinturones con faldas y vestidos. Las posibilidades son infinitas y las combinaciones también. Sólo debes asegurarte de elegir la apropiada para cada momento. A la hora de escoger un cinturón para una falda, recuerda que tu figura quedará dividida en dos. Por tanto, debes asegurarte de la idoneidad de la combinación elegida y de basarte en las pautas anteriormente indicadas para resaltar tu figura. En el caso de los vestidos, prácticamente todos los vestidos admiten el uso de cinturón, sólo tienes que seguir las reglas de moda básicas. Si tu vestido es liso, atrévete con un cinturón llamativo; si tu vestido es estampado, opta por cinturones lisos y sin estridencias.

Cinturones con pantalones. Anchos, skinny, de talle alto o bajo e incluso shorts. Todos ellos admiten el uso de cinturón. Sólo tienes que fijarte en el apropiado para cada atuendo y para cada momento. Si quieres lucir un look chic, opta por el talle alto y un cinturón fino; para una imagen más desenfadada, luce unos vaqueros con camisa larga -siempre por fuera del pantalón- y un cinturón en la cadera. La elección es tuya.

Coleccion Moises Nieto Colección otoño/invierno de Moises Nieto en Madrid Fashion Week

Cinturones superpuestos. Se trata de una opción atrevida pero ideal para lucir tus curvas. Luce un cinturón sobre tu abrigo o chaqueta. Huye de las capas y capas que dejan sin forma tu silueta y dota de personalidad a tus outfit con la superposición de cinturones.

Sin cinturón. Admitámoslo, hay ocasiones en las que es mejor no vestir cinturón. Deja este complemento en tu armario cuando te sientas hinchada o quieras disimular tu cintura o tronco. En caso de utilizarlo, opta por la misma tonalidad que el resto de prendas, por colores oscuros y hebillas sencillas.

Como consejo final, no olvides que nunca debes abrochar el cinturón en el último agujero. Seas alta o bajita, gruesa o delgada, hacerlo estropeará tu imagen y dará la impresión de que el cinturón se te ha quedado pequeño. Potenciar tu imagen, está en tu mano.

Artículos recomendados