• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Horóscopo: Conoce tu predicción veraniega

Giambattista Valli

Giambattista Valli es uno de esos pocos nombres que ya ha pasado a la historia de la moda, a pesar de tener una firma que cuenta con poco más de diez años de vida. El mismo nombre con el que se le reconoce a ambos, nació de una joven promesa formada en Roma, Londres y París donde nació, se formó y se desarrolló como diseñador de éxito, respectivamente.

El diseñador Giambattista Valli en uno de sus desfiles de 2012El diseñador Giambattista Valli en uno de sus desfiles de 2012

Estrecha relación entre diseñador y firma

Era el año 2005 cuando, un joven diseñador de casi cuarenta años había conseguido ascender a la élite de las casas de moda gracias a sus trabajos finales en la universidad británica Saint Martins, una de las más prestigiosas del mundo. Su inspiración en Dior e Yves Saint Laurent, una de sus mayores obsesiones -como él mismo le confesó al diseñador cuando ambos coincidieron laboralmente-, le hicieron obtener un título que le serviría como referencia para un futuro prometedor.

Poco tiempo después de su graduación, Valli entró a formar parte de la casa Fendi, donde se le llamó para ocupar el puesto de supervisor Jefe de la colección Fendissime, una de sus líneas más conocidas. Tras su paso por las filas de Fendi, además de trabajar codo con codo con las hermanas italianas a cargo de la empresa familiar, le llegaría el turno a otra de las firmas clave de Roma.

Emanuel Ungaro le reclama allá por los años 90. Es en esos talleres donde consigue realzarse como diseñador, además de granjearse el favor de Carine Roitfled, que quedó deslumbrada en uno de sus desfiles al frente de la casa desde el puesto creativo. Su experiencia en la casa le sirvió para tomar la decisión en 2005 de fundar su propio nombre. La presteza de salir de la firma Ungaro tuvo mucho que ver con la mujer de este, Laura Fanfani, con la cual Valli encontró ciertos rasgos contrapuestos.

Se muda a París para trabajar para una firma, aunque lo que no sabía era que esa ciudad representaría el inicio de la suya propia unos años después. Es ahí, en pleno epicentro francés, donde Giambattista Valli da a conocer su mundo interior, su personalidad y su faceta más íntima en las colecciones que él mismo firma con su nombre. Sus raíces romanas se entremezclan con esa influencia londinense, el aire parisino, el arte clásico y la sociedad neoyorkina.

El Príncipe de la Moda

El título de Príncipe se lo acuñó The New York Times tras uno de sus desfiles. Este es el término del que está más orgulloso y con el que se le representa más a menudo. Y no es de extrañar, porque su capacidad de crear moda contemporánea, atemporal y moderna con tintes clásicos y aires propios del barroquismo solo lo puede plasmar él en un mismo vestido.

Sus diseños forman parte de la élite, ya que sus creaciones no son conjuntos con los que lucir un día normal en el trabajo, sino que son hechos a medida para las estrellas, para lucirlas en las galas o actos importantes. Sus vestidos son para ser fotografiados y protagonizar portadas.

Tiene un cuidado exquisito en la silueta y el intento de mantener una línea femenina perfecta. Su diseño más famoso es el mini vestido de corte sifón, una de sus mayores tendencias y que todavía hoy le sigue ganando el terreno en el ámbito de la moda. Aunque sus patronajes se representan con gran facilidad en excesos y detalles barrocos, cosa que sería difícil de llevar de no ser por su toque personal y elegante.

Jennifer López repitió con el diseñador para los Golden Globes de 2016Jennifer López repitió con el diseñador para los Golden Globes de 2016

Los detalles para él representan un todo. Según su propia palabra, un zapato puede ser la clave de todo. Por eso nunca deja nada al azar, sino que cuida hasta el más mínimo rasgo para que todo quede perfecto. Esos sí, siempre haciendo uso de materiales de lujo en piezas únicas y exclusivas.

Unos datos que le preceden

Es el diseñador joven que más ha ganado reputación y sus ventas crecen cada año. Por eso muchas eligen a Giambattista Valli para que sea su diseñador de cabecera. Aunque él no es hombre de una sola mujer, por lo que intenta abastecer a todas y cada una de sus seguidoras, siempre y cuando pueda mantener ese detalle de exclusividad con el que viste a sus féminas. Busca que se sientan únicas y especiales, por lo que nunca escoge vestir a más de una en cada alfombra roja.

La firma de Valli abrió sus horizontes en el año 2008, cuando creó un espacio exclusivo para su colaboración con Moncler Gamme Rouge, donde aparecen una serie de accesorios diseñados para cada colección. Así como su línea para novias, que ese mismo año abrió y que ha llegado a diseñar en exclusiva para la modelo española Nieves Álvarez, musa y amiga íntima del diseñador.

Giambattista Valli es distribuida a sus múltiples tiendas multimarca repartidas por todo el mundo desde el Grupo Mariella Burani, con quien tiene un contrato que dura desde el año 2009. Aunque su mayor publicidad la representan sus seguidoras.

Sus vestidos han lucido en muchas listas a 'peor vestidas' -como el que lució Jennifer López en los Golden Globes de 2016, el pomposo de Rihanna para los Grammy de 2015 o el que Lena Dunham eligió para los Emmy de 2014-, aunque también se apunta otros tantos como mejor vestido con piezas que han deslumbrado -como Emma Stone para los Oscar de 2012, Sarah Jessica Parker con un precioso diseño de pasarela en Moscú o los múltiples conjuntos que Amal Alamuddin-Clooney ha luido en muchas apariciones públicas-. Incluso la realeza se ha rendido a sus pies: en 2007, Rania de Jordania luce un Valli para acudir al MET.

Estilo atemporal

En el año 2011 debutó en el exclusivo desfile de Alta Costura de París. Dos años después, se le otorga el honor de ser miembro permanente de la Cámara Sindical de la Alta Costura, cosa que de media los artistas solían pasar cinco años como invitados antes de ser parte esencial de la Semana de la Moda. Un dato que le convierte en un diseñador todavía más representativo.

Siempre de la mano de la alta costura, el diseñador es famoso por sus vestidos inspirados en los volúmenes de princesas de cuento: tules, capas y plisados en gigantes patrones y amplias faldas. Todo para representar la moda en su versión más artística.

La cantante Rihanna sorprendió con uno de los característicos diseños de Valli en los Grammy de 2015La cantante Rihanna sorprendió con uno de los característicos diseños de Valli en los Grammy de 2015

La cultura y parte de lo mediterráneo, como el cine y la moda propias, son influencia directa. A Fellini y Greenaway les debe su parte más emocional, mientras que a Saint Laurent y Dior su lado más artístico. Aunque, sin duda, para él París es sinónimo de Alta Costura tradicional a la cual le debe su gran parte de inspiración.

Sus vestidos que se adaptan a la forma del cuerpo. Estos lo hacen en un estilo atemporal para que perdure en el tiempo, eterno porque busca la feminidad en todas y cada una de sus piezas y que sea fácil de llevar, porque para él no hay un vestido funcional si este no es cómodo y no hace sentir bien la mujer que lo lleva. Hay para todos los gustos, ya que se caracteriza por presentar mayor cantidad de trabajo que el resto de los diseñadores, aunque siempre de manera eficiente.

Para Giambattista Valli la exigencia y el perfeccionismo son parte esencial de su trabajo. Una labor que se ve reflejada en su especialidad: . De esta manera, puede crear un estilo propio de la mujer bella y elegante que él siempre busca en sus bocetos. Una sastrería que deja vislumbrar la feminidad y el clasicismo más moderno.

Según él, su trabajo se debe a la pasión que siente en el momento en la que pierda esa pasión por la moda, dejará de lado esta profesión. Porque para él no vale la pena dedicarse a algo que realmente no te llena.

Noticias de Giambattista Valli

Fotos de Giambattista Valli