Menú
Cómo vestirse para un juicio
Cómo vestirse para un juicio

TRUCOS Y CONSEJOS

Cómo vestirse para un juicio

Es importante evitar no reflejar una imagen errónea ante el juez e intentar vernos favorecidos por la misma.

Hoy en día, muchas son las personas que por algún motivo deben de acudir al juzgado para formar parte de un juicio. Ya sea como testigos o como parte implicada, la imagen que se dé puede llegar a ser un factor más para que los allí presentes se formen una idea sobre cómo es la persona. Por ello, será importante cuidar la imagen y, por lo tanto, vestimenta con el fin de que esta no interceda de manera negativa en la imagen que se proyecte durante el juicio.

Mejor apostar por un color neutro y que transmita eleganciaMejor apostar por un color neutro y que transmita elegancia

Llegados a este punto, muchas personas podrían mantener la opinión de que la justicia nada tiene que ver con la imagen. Y aunque están en lo cierto, también se puede hablar un algo que es incuestionable para cualquier persona y es el hecho de que las apariencias también influyen en muchas ocasiones en la perspectiva o manera de analizar las cosas. Por este motivo, existen una serie de consejos que pueden ayudar a una persona a vestirse de cara a un juicio:

Consejos a la hora de vestirse para ir a un juicio

Ropa

  • Conocer el rol: La persona en cuestión deberá de descubrir cual va a ser el papel que va a tener en el juicio y adaptar la vestimenta al mismo. Por ejemplo, si el juicio se tratan temas de dinero, deudas, etc., lo mejor es no dar una imagen ostentosa. Esto implica, evitar sobre todo exceso de joyas, grande brillantes u oro; así como tampoco prenda que a simple vistan den esa imagen de mucho valor. Lo mejor es apostar siempre por la neutralidad.
  • No disfrazarse: El adaptar el atuendo en función de la causa o situación que haya hecho a la persona estar en ese juicio no significa que deba de disfrazarse. Es decir, se pueden seguir ciertos consejos que pueden favorecerle en cuanto a cómo vestir en un juicio, pero siempre adaptándolos a su propia forma de vestir. Si esto último no sucediera, se produciría el efecto contrario dándose una imagen difícil de mirar y que podría llegar a estar fuera de lugar. Por ejemplo, si una persona nunca se ha puesto un vestido y, por lo tanto, no se siente cómoda con el mismo, lo mejor es optar por unos pantalones igualmente elegantes sin necesidad de arriesgarse con un vestido o una falda.
  • No llamar la atención: Desde la celebración de la vista oral hasta que finalmente el juez dicta una sentencia y vuelve a encontrarse con ambas partes con el fin de contar cual ha sido el veredicto, pueden llegar a pasar muchos días e incluso semanas. Es aconsejable que salvo que las circunstancias lo requieran, la persona evite llevar un atuendo que chirríe demasiado y que por lo tanto, pueda ser recordado por el juez aun habiendo pasado este tiempo. En definitiva, limitarse a vestirse dentro de los márgenes de la elegancia, decencia y buen gusto será clave para evitar que nuestra imagen se recuerde de más.
  • Cuidar los complementos: Los complementos, al igual que la vestimenta, son una parte esencial que hay que tener en cuenta de cara al juicio. Se recomienda en este caso evitar ir cargado de ellos o llevar algunos que no suelen jugar en beneficio de la persona de cara al juez que lleve el caso. Por ello, las gafas de sol, los bolsos demasiado grandes, los teléfonos móviles y la joyería ostentosa o cualquier otro artículo que pueda interferir en el contacto entre ambos deberá de ser obviado para acudir a un juicio.Será fundamental entonces apagar el móvil antes de entrar o incluso, dejárselo fuera a un familiar al igual que quitarse las gafas de sol, no masticar chicle, no llevar tacones demasiado llamativos...

Peinado y maquillaje

Al igual que los complementos, también es una parte importante. Se recomienda optar por un peinado conservador con el fin de transmitir sencillez y no captar la atención con estilos ostentosos. Lo mismo ocurre con el maquillaje y otro tipo de detalles como la manicura. Lo mejor es apostar por peinados como el recogido bien tirante -no un moño hecho en 5 minutos-, maquillaje sencillo en tonos tierra y uñas en color apagados y que llamen poco la atención.

Las gafa de sol mejor evitarlasLas gafa de sol mejor evitarlas

Finalmente se recomienda pensar siempre para quién hay que vestirse en un juicio. En este caso, para aquellos que dictan sentencia que es realmente lo que importa. En ocasiones, muchas personas deciden hacerlo para el contrario o la parte denunciante con el fin de intentar demostrar algo. Esto es una equivocación que únicamente puede llegar a jugar en contra de la persona por lo que todo aquello que no sólo se lleve puesto al juicio sino también, todas las actitudes o gestos que tengan lugar durante el mismo deberán de ir dirigidas a buscar una mejor imagen ante el juez.

Artículos recomendados