Menú
Cómo vestirse para ser la perfecta 'working girl'
Cómo vestirse para ser la perfecta 'working girl'

CÓDIGO DE OFICINA

Cómo vestirse para ser la perfecta 'working girl'

Los trajes de chaqueta, los nuevos modelos de faldas y vestidos e incluso las combinaciones más clásicas se convierten en las mejores opciones para vestir tu mejor imagen en la oficina.

Suena el despertador, consigues apagarlo victoriosamente, te levantas y, de pronto, vuelve a plantearse la incógnita de cada día, ¿qué me pongo? Un dilema que a más de una le trae fuertes dolores de cabeza, desde bien temprano, y que acaban convirtiéndose en un verdadero caos, tanto para ti como para tu propio armario. De ahí que la solución perfecta a este problema común sea organizar cada noche nuestro estilismo para el día siguiente, y más cuando se trata de ir a trabajar y no perder demasiado tiempo por la mañana. Y es que, aunque pueda parecer una tontería, planear tus outfits para el trabajo la noche de antes te aportará, además, un despertar mucho más relajado, sabiendo de antemano lo que vas a llevar para ser la perfecta 'woking girl'.

Tener organizado el estilismo del día siguiente es importanteTener organizado el estilismo del día siguiente es importante

Pues bien, una vez asumimos que siempre -y cuando decimos siempre es siempre- hay que dejar preparado nuestro look con antelación, lo primero de todo es saber definir bien el estilo que mejor va a nuestro lugar de trabajo. Por supuesto, no es lo mismo elaborar un look para una persona que trabaje en un restaurante, por ejemplo, que para una persona que trabaje en un despacho. Aunque, en este caso, nos centraremos en cómo debemos vestir para ser la mejor 'working girl' de nuestra oficina. Así, una vez conocemos el ambiente y el lugar en el que desarrollaremos nuestra jornada laboral, tan solo queda dejar volar la imaginación y crear ese look que mejor nos identifique y se adapte a las condiciones del lugar.

Es fundamental sentirnos cómodos con la ropa que utilicemosEs fundamental sentirnos cómodos con la ropa que utilicemos

Por supuesto, lo más importante de todo es vestir siendo uno mismo. Es decir, crear outfits con los que nosotras mismas nos sintamos bien. Si bien es cierto que siempre hay que tener en cuenta esas normas, no escritas, de vestimenta y protocolo a seguir en todos los lugares de trabajo. Aunque, en ciertas ocasiones son incluso los propios jefes los que se encargan de recordar a su personal lo que sí y lo que no está permitido vestir en el lugar de trabajo. Sin embargo, más allá de las normas interpuestas por cada empresa, lo mejor es saber elaborar looks versátiles, diferentes y con un guiño a la moda del momento. Sin olvidarnos, por supuesto, de los básicos de siempre.

Cómo construir el look 'working girl'

De esta forma, y teniendo en cuenta que nos encontramos en la era de los trajes de chaqueta, no encontramos mejor manera de empezar este auténtico desfiles de moda en la oficina que con un pantalón y chaqueta a juego. Sin duda alguna, se ha convertido en la apuesta segura de los últimos meses, por lo que dar con el color y el modelo perfecto no será tarea difícil. Desde los más baratos hasta los confeccionados en telas más delicadas. El traje de chaqueta está por todas partes, de eso no tenemos la menor duda. ¿Pero y cómo combinarlo? Muy fácil. Tenemos la versión cómoda o casual, con camiseta lisa o con mensaje y zapatillas de deporte, o la opción más 'classic', optando por unos bonitos y cómodos -sobre todo- stilettos y una camisa.

El traje de chaqueta es algo má que común entre las mujeresEl traje de chaqueta es algo má que común entre las mujeres

Otro de los looks que conseguirán bautizarte como la perfecta 'working girl' de tu oficina estará totalmente centrado en tus pantalones. ¿La razón? Porque se trata de una de las prendas que más estilos y looks ofrece hoy en día, ya sea por su versatilidad o por su gran oferta en el mercado textil. Desde los estampados más vibrantes hasta los de la raya diplomática, pasando por los palazzo, los sporty, los pitillos y el regreso de la campana. No importa el que elijas, sino la manera de combinarlo con el resto de complementos. Y es que parece que la diversidad de estilos están más a la orden del día que nunca. Una prenda que puede hacer que tu look cambie al completo y que te otorgará un carácter bastante definido.

La falda, además de aportar comodidad, se puede combinar con multitud de prendasLa falda, además de aportar comodidad, se puede combinar con multitud de prendas

Más allá de las nuevas revoluciones del mundo textil, también se encuentran las combinaciones tradicionales. Las de toda la vida. Las que nunca fallan. Y una de ellas -por que, por supuesto, hay varias- es la combinación perfecta entre el vaquero y la americana o el vaquero, la camisa y el abrigo. De una forma u otra, el éxito está asegurado. Por un lado, y si eres de las que apuestan en más de una ocasión por este look, puedes optar por jugar con las tonalidades de los vaqueros -tomando el color azul como protagonista- o con los apliques y bordados que le caractericen -como perlas o flores-. Asimismo, y para dar un poco más de juego a este tipo de outfits, los pañuelos con estampados se convierten en la opción perfecta para romper con esa "simplicidad".

Los estampados aportan gran originalidad a los looksLos estampados aportan gran originalidad a los looks

Por otra parte, y dejando a un lado los pantalones, no tengas miedo a las frías mañanas de invierno si vas acompañada por unas buenas medias. El mejor complemento para otorgar a tus looks de falda o vestido un carácter muy personal. Y es que, a medida que pasan los años, parece no haber estampado que se resista al increíble mundo de las medias. Ya sea con animal print, lunares o florales. Lo cierto es que son el acompañante perfecto para este tipo de looks. Una alternativa cómoda que dará un toque bastante arreglado a tu imagen, ya sea combinándolo con botines, stilettos o zapatillas deportivas. Aunque eso sí, mejor que te decantes por tonalidades suaves y modelos sencillos a la hora de ir a trabajar.

Cada día de trabajo es una nueva oportunidad para innovar en el estilismoCada día de trabajo es una nueva oportunidad para innovar en el estilismo

Como última opción -dentro del gran abanico de posibilidades que existen para ir bien vestido a trabajar-, te proponemos optar por look basados en un único color. Que no quiere decir que no se pueda jugar con las diferentes tonalidades que un mismo tono puede darnos. Así, podrás decantarte por un outfit completo en el que el pantalón, los zapatos, la camisa y el abrigo, por ejemplo, sean de un mismo color pero de diferente tonalidad, dando así también algo de movimiento al resultado final. Aunque eso sí, si finalmente decides decantarse por el color negro, intenta que su resultado se vea acompañado por complementos que destaquen, como algún pañuelo estampado a modo de cinturón, por ejemplo.

Detalles a evitar en tu 'working look'

Así, una vez nos hemos hecho a la idea de cómo elegir el look perfecto para ir a la oficina, no está de más saber también cuáles pueden ser esos detalles a evitar para no fallar en el resultado. Así, dentro de esta categoría encontraríamos las lentejuelas, los vestidos propiamente de fiesta, los animal print demasiado llamativos y las prendas extremadamente ajustadas. Quizás por criterio o por norma social, estaría mejor dejarlas apartadas para momentos mucho más personales y optar por alguno de los anteriores modelos. Aunque lo más importante es no verse nunca obligada a vestir lo que a una no le gusta, simplemente porque esté de moda.

Artículos recomendados