Menú
Cómo vestirse para ir a una boda en la playa
Cómo vestirse para ir a una boda en la playa

SENCILLEZ Y ELEGANCIA

Cómo vestirse para ir a una boda en la playa

Un enlace a orillas del mar es de lo más original y, aunque en un primer momento pueda parecer difícil, escoger el look ideal para esta ocasión es muy sencillo.

La llegada del verano también trae consigo la temporada de bodas; y es que el sol, las agradables temperaturas y el ambiente festivo que se respira durante estos meses son los principales aliados a la hora de celebrar un enlace matrimonial, sobre todo si el convite y la fiesta son al aire libre. Otra de las ventajas de celebrar una boda en verano es que la playa se convierte en una de las opciones más apetecibles y originales, pues seguro que nada sorprenderá más a los invitados que un enlace a los pies del mar.

El verano trae consigo una temporada de bodasEl verano trae consigo una temporada de bodas

El problema viene cuando tenemos que pensar en qué ponernos, y es que para una boda tradicional está claro que los vestidos largos o los monos vaporosos son una apuesta segura. Sin embargo, vestirse para un enlace en la playa es más sencillo de lo que puede parecer en un primer momento. Tan sólo hay que seguir unas sencillas normas: viste cómoda, juega con los estampados y ¡no escojas el blanco!. Si eres una de las afortunadas que ha sido invitada a una boda en la playa aquí tienes algunos consejos que harán que consigas un look espectacular.

ARRIÉSGATE CON EL COLOR

Una boda en la playa es sinónimo de frescura y diversión, por lo que la paleta de colores con la que se puede jugar a la hora de crear el look es de lo más amplia. Desde colores pastel como el salmón, azul cielo o verde menta hasta opciones más arriesgadas como el amarillo limón o rosa chicle. Y es que otra de las cosas buenas que tienen este tipo de enlaces es que la etiqueta y la sobriedad se quedan atrás, dejando vía libre a la creatividad e imaginación. No tengas miedo a la hora de inventar, ya que lucir un estilismo soso y poco original es precisamente lo peor que te puede pasar.

Puedes apostar por el color amarillo para tu lookPuedes apostar por el color amarillo para tu look

JUEGA CON LOS ESTAMPADOS

Otra de las ventajas de crear un look para un enlace a orillas del mar es que los estampados se van a convertir en nuestros principales aliados. Los colores lisos, ideales en vestidos para una boda tradicional, se percibirán como planos y aburridos en esta ocasión. Por ello, un estilismo en el que predomine un print de estilo geométrico o floral es la mejor opción para este tipo de celebraciones. Y, si eres de las que se atreven con todo, puedes probar con un diseño a juego con la temática de la boda y sorprender a todos los asistentes con un look de estampado marino en el que las conchas o estrellas de mar sean los protagonistas de la prenda.

TODOS LOS LARGOS ESTÁN PERMITIDOS

Otra buena noticia: da igual si las prendas son cortas o largas, todas las opciones son bienvenidas. Mientras que para una boda tradicional estamos acostumbradas a optar por un vestido largo, para un enlace en la playa podemos decantarnos por una prenda hasta los pies, de corte midi o incluso por encima de la rodilla. Las faldas de tubo o los vestidos muy ceñidos son poco recomendables para estas ocasiones, siendo las faldas con vuelo y con volumen las mejores opciones. Sin embargo, no sólo los vestidos están permitidos, sino que los monos o pantalones de estilo palazzo también harán que luzcas espectacular durante la ceremonia.

Opta por cualquier largo en tu vestidoOpta por cualquier largo en tu vestido

En cuanto a los materiales, las telas vaporosas y fluidas suelen ser las principales opciones; y es que este tipo de tejidos harán que no pases calor y, además, la brisa del mar creará un efecto espectacular haciendo que el diseño ondee y juegue con el viento. Si prefieres optar por otros materiales más sobrios, el lino o el algodón también son elecciones perfectas con las que asistir a una boda en la playa.

LOS DETALLES SON ESENCIALES

Como ya se ha dicho antes, un look plano y poco vistoso es el peor error en el que se puede caer a la hora de asistir a una boda en la playa. Para evitar caer en él no sólo hay que darle importancia al color escogido o al uso de estampados, sino que los detalles de la prenda son esenciales para hacer que nuestro look sea único. Las transparencias y aberturas inesperadas darán al diseño un toque de originalidad y sensualidad que seguro que no pasa desapercibido para el resto de los invitados. Por otra parte, los abalorios y los volantes también se convierten en buenos aliados para este tipo de ocasiones, aportando frescura y alegría, mientras que las lentejuelas crearán un efecto espectacular cuando la luz del sol incida sobre ellas.

LOS TACONES QUEDAN DESTERRADOS

Si andar por la arena es una tarea ya de por sí difícil, los tacones no harán más que convertirla en imposible. Esto es una buena noticia para todas aquellas que se sientan más cómodas con calzado bajo, y es que los tacones -sobre todo los de aguja- son una opción que debemos desechar. Esto no quiere decir que podamos asistir descalzas, por mucho que nos apetezca pisar la suave arena, sino que las sandalias se convertirán en la apuesta más segura para completar el look. Las opciones son infinitas: desde un modelo de tiras y alta plataforma, un tipo de calzado que está muy de moda durante esta temporada, hasta un diseño más plano y clásico. Sin embargo, nunca olvides que la clave de todo es la comodidad.

Debes olvidarte de los taconesDebes olvidarte de los tacones

NO EXCEDERSE CON LOS COMPLEMENTOS

Todos sabemos que son los accesorios los que pueden dar un toque único al look o, por el contrario, arruinarlo por completo. Para una boda en la playa debemos tener muy presente que, a la hora de escoger los complementos, la sencillez es el principal objetivo. Diademas o tocados discretos son algunas de las opciones, aunque las pamelas poco recargadas también son una buena idea para protegerse del sol si la boda se celebra durante el día. Otra buena elección son los pendientes de líneas simples, al igual que las pulseras con un diseño fino. En cuanto al bolso, lo mejor es optar por un clutch a juego con el resto del look y si éste tiene cadena mejor, pues permitirá que nos lo colguemos del hombro cuando nos hayamos cansado de llevarlo en la mano.

Como se ha podido comprobar, las normas para lucir un look ideal durante una boda celebrada en la playa son muy sencillas y la clave de todo es olvidarse de la sobriedad y dejar volar la imaginación. El sol, la arena y el mar se convierten en los mejores aliados para crea un estilismo elegante y único que te permitirá disfrutar de un enlace de lo más original en el que te sentirás como pez en el agua.

Artículos recomendados