Menú
5 disfraces fáciles para triunfar en Halloween
5 disfraces fáciles para triunfar en Halloween

NOCHE TERRORÍFICA

5 disfraces fáciles para triunfar en Halloween

De entre todas las opciones que existen para disfrazarse hay algunas que no sólo son sencillas de conseguir sino que triunfarán con seguridad.

Halloween es una de las festividades favoritas de muchas personas, no solo porque es un día festivo con una temática muy atrayente sino porque casi siempre es sinónimo de pasar tiempo con la familia y los amigos. Disfrazarse es una de las costumbres más arraigadas en la festividad de Halloween e incluso es una tradición para la cual muchas personas dedican tiempo y mucho trabajo.

La fiesta de Halloween es la excusa perfecta para disfrazarse de personajes terroríficosLa fiesta de Halloween es la excusa perfecta para disfrazarse de personajes terroríficos

Cada año, la moda y tendencia para los disfraces de Halloween viene determinada por las series, películas y otros formatos de temática terrorífica. Por esto mismo, no es algo inusual ver los atuendos del personaje más aterrador y espeluznante del cine en los escaparates de las tiendas de disfraces. De todas formas, hay disfraces para la noche de Halloween que son atemporales y que nunca pasan de moda por, precisamente, emular a un personaje icónico o de culto. Sea como sea la elección final, hay quien, por falta de presupuesto o tiempo, prefiere crear el disfraz por sí mismo sin complicarse demasiado así que, si este es tu caso, y quieres saber qué opciones de disfraces fáciles puedes hacer, sigue leyendo.

Miércoles, de la familia Adams

Caracterizar de forma fácil a Miércoles Adams es uno de los más sencillos y que menos presupuesto puede llegar a suponer. Además de escoger las prendas y los accesorios correctos, en lo único en lo que has de fijarte es en que, la estética general sea oscura y sin apenas color. Para recrear el disfraz perfecto de Miércoles Adams, lo que necesitarás será una peluca negra, larga y lisa, en caso de que no tengas así el pelo; un vestido negro de manga corta y con una falda por encima de las rodillas, una camisa lisa y blanca, unas medias negras traslúcidas y unos mocasines de color negro.

Caracterizarse de algunos de los miembros de esta familia es sencilloCaracterizarse de algunos de los miembros de esta familia es sencillo

Para seguir con la caracterización del personaje y centrándote más en accesorios o el maquillaje, intenta que este último sea lo más pálido posible, no utilice colores vibrantes ni cálidos y, sobre todo, ni se te ocurre olvidarte de usar un labial negro para completar todo el look. En cuanto al pelo, hazte dos trenzas a los lados, que es una de las cosas que más caracterizan a este personaje y, si quieres darle el toque final, utiliza una muñeca como la que utilizaba Miércoles en la serie original.

El títere Billy, de la saga Saw

Las películas de Saw son un gran referente dentro del cine de terror y su personaje más icónico y aterrador es Billy. Aunque la vestimenta elegida es primordial, el punto más importante de este disfraz es el maquillaje. Primero de todo, necesitarás pintura blanca especial para poder pintar tu rostro y asegurarte de que este queda fijo y mate con la ayuda de unos polvos blancos o traslúcidos para sellar. Siguiendo por los ojos, usa sombra negra para pintar todo su contorno y, en caso de querer difuminarla, emplea una sombra gris para seguir en el mismo rango de tonos. Otro rasgo característico del rostro son las líneas de expresión del muñeco que, al tratarse de un títere, las presenta más pronunciadas en la zona de la boca y la mandíbula.

Esta terrorífica película puede servir de ejemplo para crear un disfrazEsta terrorífica película puede servir de ejemplo para crear un disfraz

Por último, el elemento identificador que permitirá relacionarte con la película serán las características espirales rojas que, en el muñeco, forman sus coloretes. Puedes usar el mismo color rojo para pintarte los labios del mismo color y así rematar todo el look de maquillaje. Para el outfit, tan solo necesitarás un traje de americana y pantalón negro, una camisa blanca lisa, zapatos negros, guantes blancos y, lo más importante para terminar con la caracterización: una pajarita roja.

Niña diabólica

Aunque todos los disfraces anteriormente descritos son bastante fáciles de recrear, lo cierto es que el de la niña diabólica es, quizá, el más sencillo y fácil de todos y también el más barato. Es muy fácil tomar referencias de este tipo de atuendo porque en muchas películas se recurre a una figura infantil terrorífica así que puedes inspirarte en la que más te gusta. De todas formas, y siendo cual sea el atuendo infantil que acabes utilizando, un maquillaje tétrico y oscuro junto a un cabello despeinado será clave en el disfraz final.

La originalidad e imaginación a la hora de crear el disfraz es muy importanteLa originalidad e imaginación a la hora de crear el disfraz es muy importante

Para este tipo de caracterizaciones, nunca te olvides del factor infantil e incluye elementos que sean propios de edad, como peluches, muñecas, lazos en el pelo, etc. Intenta que todos ellos tengan un aspecto viejo y sucio y conseguirás un disfraz perfecto para la noche de Halloween.

Muerto viviente

Otro disfraz de los que nunca pasa de moda es el de zombie. Son muchas las películas y series ambientadas con la temática de los muertos vivientes y de ellos se pueden sacar las ideas más creativas. Para crear el disfraz perfecto de zombie, utiliza prendas que no sean de colores vivos y opta por colores tierra o claros a los que se les puedan notar bastante las manchas de sangre. También ayudará que uses ropa vieja y, si puedes, la rasgues y rompas para dar un aspecto más espeluznante y real. Los zombies son sucios y su único objetivo es alimentarse de los humanos así que usa sangre falsa para esparcirla por toda tu ropa.

El maquillaje será la clave fundamental de este terrorífico disfrazEl maquillaje será la clave fundamental de este terrorífico disfraz

Para el maquillaje, ten en cuenta que los muertos vivientes no tienen el aspecto fresco ni la vitalidad propia de un humano así que asegúrate de usar productos que le den un aspecto pálido y cansado a tu rostro. El pelo también ha de ir despeinado y, para dar más realismo, puedes aplicar bastante sangre por la boca para dar la sensación de que te has dado un buen festín de sesos y vísceras.

Fantasma

Si has dejado el tema de los disfraces de Halloween para última hora y estás desesperado porque tienes una fiesta temática pero no un disfraz con el que acudir, el último atuendo que se te propone y que implica un trabajo de recreación mínimo es el de fantasma. La manera más famosa de representar a esta figura aterradora es mediante una sábana blanca que cualquiera puede tener en su casa. Armar un disfraz de fantasma es tan sencillo y fácil como ponerse por encima una tela blanca que cubra el cuerpo en su totalidad y hacerle varios agujeros por los que pasar los brazos y otros para los ojos, para poder ver a través de ella.

Este disfraz únicamente requiere una sábana blanca y unas tijeras para recortarlaEste disfraz únicamente requiere una sábana blanca y unas tijeras para recortarla

Lo único que necesitas con este disfraz es que la sábana o lo que emplees cubra todo tu cuerpo, es decir, que como mínimo te llegue a los tobillos. Si lo quieres trabajar un poco más, puedes atarte un grillete con bola al tobillo para que se vea mientras andas o ponerte unas lentillas que te den un aspecto siniestro. En todos los disfraces de Halloween, cualquier idea que suponga hacerlo más terrorífico es bienvenida así que usa toda tu imaginación y prepárate para ser el más espeluznante de la noche.

Artículos recomendados