Menú
3 disfraces de Halloween que nunca deberías elegir para tus hijos
3 disfraces de Halloween que nunca deberías elegir para tus hijos

31 DE OCTUBRE

3 disfraces de Halloween que nunca deberías elegir para tus hijos

La noche más terrorífica del año se acerca y debes saber cómo disfrazar a los peques. !Sigue estos consejos!

Cuando queda poco para que lleguen las fiestas de Halloween muchas personas empiezan a pensar en el disfraz que se pondrán para pasarlo en grande. Cuanto más miedo dé mucho mejor, tanto para la persona que lo lleva como para quienes lo ven. Cuando se disfrazan los adultos no es nada complicado porque es sabido que de lo que se está disfrazándonos es totalmente ficticio y solo se hace por diversión.

Pero cuando se es padre o madre las cosas cambian porque los niños tienen una percepción diferente de la realidad y viven en un mundo mágico donde lo que es ficción puede convertirse en realidad. Es una mente mágica que todos los padres deben tener en cuenta, sobre todo cuando llega Halloween y es el momento de escoger un disfraz para los niños.

A continuación se puede leer sobre algunos disfraces de Halloween que nunca se deberán elegir para los más pequeños de la casa porque podrían causarles pesadillas o que no comprendieran bien que se trata de un simple disfraz,.

Endemoniado

Muchas personas han visto películas de terror como el 'Exorcista' donde personas adultas o niños son poseídas por el demonio y se convierten en personas fuera de sí y con capacidades corporales lejos de la realidad como girar la cabeza 180 grados, caminar haciendo el puente... e incluso cosas mucho peores que todo el mundo se imagina y no hay necesidad de mencionar aquí.

Todo el mundo sabe que estas películas son ficción, pero un niño no podría entender exactamente qué es eso de disfrazarse de un ser 'endemoniado' y podría causarle dudas y preguntas que no tienen respuesta lógica para él o ella. En este sentido, si se disfraza a un niño de endemoniado o 'niña del exorcista', es posible que el disfraz tenga crucifijos, ropas gastadas, sangre... pequeños elementos necesarios para que el disfraz se entienda y sea lo más original posible pero que podrían ser no muy acordes para los niños e incluso asustarlos con ciertas cosas. ¡O que incluso se asusten consigo mismo al verse en un espejo!

Fantasmas

Los fantasmas también son elementos muy habituales en las películas de terror. Aunque hasta no hace mucho los disfraces de fantasma tan solo era una sábana blanca e igual una cadena atada al tobillo, a día de hoy en las películas se puede observar como un fantasma puede tener un aspecto normal porque refleja el alma de la persona en forma física. Aunque el disfraz de la sábana blanca puede estar bien -refleja como un fantasma sin cuerpo se mete debajo de una sábana para poder ser visto porque sin ella no se le vería- a los niños podría hacer que se sintieran confundidos.

Los niños no entenderán bien qué es eso de los fantasmas aunque estén en una fiesta de Halloween y podrían coger miedo a la oscuridad e incluso a las sábanas pensando que los fantasmas o espíritus podrían estar en todas partes. Es necesario explicarles que tan solo se trata de un disfraz pero en lugar de disfrazarle de fantasma siempre se puede pensar en otros disfraces más apropiados para alguien tan pequeño, ¿verdad?

Payaso

No a todos los niños les gustan los payasos. De hecho muchos niños tienen miedo, se echan a llorar e incluso sienten pánico cuando se encuentran con alguien vestido/disfrazado de payaso. Si bien es cierto que uno se puede disfrazar de payaso amigable, bien es cierto que en Halloween lo más habitual es que todos los disfraces tengan algo de tétrico o siniestro, por eso es mejor que el disfraz de payaso del terror quede en un segundo plano.

Cuando se trata en buscar un disfraz para alguien adulto el de payaso aterrados es siempre una de las primeras opciones porque realmente se puede conseguir con mucha naturalidad y dar miedo con muy poco -posiblemente por aún siendo adultos, muchas personas tienen el miedo a los payasos muy a flor de piel por mucho que crean que no-. Pero cuando se trata de niños, hay que tener siempre en mente que para ellos no es más que una fiesta de disfraces o incluso dar un poco de miedo para divertirse pero nunca llegando a los extremos a los que les puede gustar a una persona adulta.

Estos son tres disfraces para Halloween que es mejor no elegir para los niños. Lo ideal es que sean ellos mismos los que escojan el disfraz, porque de ese modo se sentirán bien con su decisión y no les dará miedo disfrazarse de lo que sea. Ellos mismos le encontrarán el sentido divertido al disfraz.

Artículos recomendados