Menú
Layering: Qué es y cómo lucirlo
Layering: Qué es y cómo lucirlo

BIEN ABRIGADOS

Layering: Qué es y cómo lucirlo

Aprende como arriesgar con esta tendencia perfecta para soportar el frío del invierno y no fracasar en el intento pareciendo un disfraz más que un look tendencia.

Conseguir un buen look o no a partir de este tipo de moda, puede depender de muchos factores distintos. Aunque lo más importante a la hora de conseguir que lo que se pone uno mismo triunfe, está en resaltar esas fortalezas que más nos representan. Es ahí cuando nace el 'Layering', un término de origen inglés que viene a referirse a la superposición de capas a la hora de vestir y que se usa, sobre todo, en las temporadas de más frío; algo como lo que antes se conocía como vestirse como una cebolla, por capas y que en España se modernizó mucho en la época de los ochenta.

Demi Moore con una superposición de capas en Nueva YorkDemi Moore con una superposición de capas en Nueva York

Esto es algo que ha atraído mucho a aquellas personas que, a pesar del frío, siempre querían seguir la moda y no sabían como combinarla de forma que éste no les afectara, haciendo así que coger un resfriado estuviese a la orden del día en su vida cotidiana. Pero ahora, parece que sí, que las tendencias por fin se adaptan, poniéndose de parte de las personas y consiguiendo que, vestirse acorde con el clima sea mucho mejor visto que antes. Aún así, como todas las tendencias extremas que aparecen, vuelven o se crean de repente; el layering tiene también su propio manual de uso para quien quiera intentar experimentar y sacar sus mejores estilismos a escena.

Colores y texturas

A la hora de buscar un buen conjunto, existen colores que son tan bonitos que por si solos, llevan a inspirar un look completo por capas. Y aquí es dónde van a entrar a participar también las texturas, haciendo que cada tonalidad que nos guste o queramos utilizar, alcance su máximo nivel, siendo el estilo monocromático, quizá, el mas espectacular y elegante de todas las que se puedan ver en revistas o redes sociales, que tengan que ver con el layering. Es, por ello, la que menos riesgos supone y la que se convierte en la más clásica. No por ello será menos elegante, todo lo contrario; puede convertirse en un estilo muy bonito y glamuroso.

Gigi Hadid con la tendencia de layering con dos abrigosGigi Hadid con la tendencia de layering con dos abrigos

Para ello existen colores que son mejores que otros, que van a corde con la temporada y que pueden hacer, de esta moda, un look super elegante. Mucho mejor si son neutros, ya que así se minimiza el riesgo de parecer demasiado pomposa. Destacan los azules marinos, grises y beiges. Lo mejor es tener un color neutro como base, y superpón con las demás las prendas que, van a ser las grandes protagonistas del look. Para que destaque un poco, incluye accesorios o complementos que resulten intermediarios, pero también llamativos. Esto hará que se cree una escalera de color desde dentro hasta fuera. Lo mejor es no hacer caso a todos los protocolos de moda que ya se habían aprendido antes, mejor seguir el instinto que tengamos, y probar con combinaciones que se salen de la zona de confort.

En lo que se refiere a la textura: el pelo, el algodón, la lana, la piel, el ante, etc. Las que se pueden utilizar cubren un espectro de materiales que llegan a convertirse en infinito, todos con algo en común que hace que, al unirlos por capas, el diálogo sea perfecto. Todos ellos van a ser la mejor opción para la época de inverno, aliándose para luchar contra el mismo enemigo en común, el frío. Justo esto es lo que más caracteriza al Layering. Será mucho mejor si los colores están dentro de una gama muy concreta y conjuntada, así ninguna prenda destacará por encima de las demás y la atención plena será del conjunto en su totalidad.

Diferencia de estilos

Madame de Rosa con la tendencia layering con camiseta bajo el vestidoMadame de Rosa con la tendencia layering con camiseta bajo el vestido
En lo que se refiere al estilo por capas, lo más difícil de manejar es encontrar el tipo de prendas que mejor se adapte a cada persona y como conseguir que no parezca un disfraz, haciendo que quién lo lleve se vea cómoda y bien consigo misma. Lo importante va a ser tener mucho cuidado, porque no todo encaja. Medir la mezcla perfecta entre la osadía y la coherencia será lo mejor para este tipo de looks. Es muy bueno asumir riesgos, pero también debe tener una lógica y un sentido a la hora de realizar diferentes combinaciones que pueden llegar a ser muy chocantes. Desde luego, la mejor forma de conseguirlo es equivocándose, el método 'prueba y error' suele ser lo mejor para estos casos, ya que no existen unos pasos claros a seguir, si no que todo se basa en la intuición de cada cual a la hora de realizar sus conjuntos y sentir que es el adecuado; con el que mejor se ven.

Es mejor si los estilos que se tratan en este tipo de técnicas, tiran más hacía el streetstyle o looks callejeros, más pensados para el día a día. Siendo los protagonistas las prendas vaqueras o denim, los cuadros y tachuelas a lo grunge, prendas con toques deportivos como pantalones de pinza con rallas en los laterales que se pueden conjuntar con un buen par de tacones; o zapatillas deportivas que sustituyen al zapato más elegante, etc. Son los que mejor se van a adaptan al Layering.

Volúmenes

En este aspecto, la combinación de colores y la inspiración, pasan a ser secundarios, ya que la silueta es lo que cobra mayor importancia y protagonismo. En este aspecto, el estilo oversize contrastan con aquellas que son más ceñidas. Pantalones palazzo con camisetas ceñidas ó pantalones pitillo con jerséis gigantes y abrigos de pelo muy anchos. Conjuntos que van a jugar con la silueta de la mujer y van a marcarla o difuminarla según la necesidad de cada tipo de persona o cuerpo.

Un buen consejo es utilizar un cinturón bonito para crear diferentes niveles de profundidad en el look. Además, éste será un buen complemento para utilizar esta temporada, ya que está muy en tendencia este otoño debido al estilo 'cowboy' que vuelve con fuerza. Escoge uno con la hebilla grande, y adornada, con alguna forma específica, más anchos o estrechos; pero serán el mejor aliado en tus looks otoñales este año.

Artículos recomendados