Menú
Falda de tubo: Guía de estilo
Falda de tubo: Guía de estilo

¿TE ATREVES?

Falda de tubo: Guía de estilo

La falda de tubo es una prenda que puedes combinar tanto con unos estilizados tacones o como con unas zapatillas deportivas.

Existen prendas que suelen ser clave en el fondo de armario de cualquier mujer. Por ejemplo, una camisa blanca es ideal para cualquier evento laboral, una americana negra servirá para la misma ocasión, tanto de día como de noche, así como unos pantalones largos de pinza negros, los cuales podrás llevar también durante celebraciones especiales como cenas con los amigos, días festivos señalados con la familia o, incluso, para salir de fiesta con las amigas, al igual que un little black dress, es decir, un vestido más o menos corto de color negro.

Una falda de tubo es un fondo de armario esencial/Foto ZaraUna falda de tubo es un fondo de armario esencial

Dentro de las prendas menos formales encontraremos algunas que también forman parte del fondo de armario de la mayoría de las mujeres, como suelen serlo unos pantalones vaqueros largos, camisetas de algodón, el cardigan de punto o el jersey de lana. Entre los complementos destacaríamos un abrigo de invierno de felpa o lana, las chaquetas cortas de piel para el invierno, al menos un par de zapatillas deportivas, unas sandalias y algún que otro zapato de tacón, junto a más o menos bolsos de distintos tamaños o formas según la ocasión.

Sin embargo, una prenda clave que sirve tanto para los eventos formales como para crear looks más casual es la falda de tubo. Dentro de todas las faldas este tipo de prenda es de las más femeninas, puesto que no invita a un look tan relajado como las de estilo boho-chic, ni permite la gran libertad de movimiento que ofrece una falda plisada o un vestido veraniego. Por lo tanto, la falda de tubo se convierte en una prenda extremadamente femenina, porque ya muy pegada al cuerpo y hace que los movimientos al caminar sean menos naturales y más delicados, pero que no siempre es adecuada para cualquier ocasión.

Descubre cómo combinar la falda de tubo y consigue el estilismo que más te guste para poder lucir esta prenda que ha estado de moda durante tantos años, haciendo que se convierta en clave para tu base de armario y puedas sacarle el máximo partido en la ocasión que más te apetezca lucirla.

La falda de tubo la puedes encontrar en diferentes largos y texturas/Foto ZaraLa falda de tubo la puedes encontrar en diferentes largos y texturas/Foto Zara

Tipos de falda de tubo

Quizás cuando pienses en una falda de tubo la primera que te venga en mente sea aquella que queda por debajo de la rodilla. No obstante, existen diferentes tipos y modelos de faldas de tubo, por lo que a la hora de escoger una para ti deberás tener en cuenta las medidas y las telas con las cuales se realizan, para poder ver cuál combinará con el resto de prendas de tu armario y con cuál te sentirás más guapa y cómoda, que es lo más importante.

Así pues, existen varias medidas de la falda de tubo, estando todas ellas de moda. Podemos encontrarla en la versión mini, la cual llega a medio muslo, la que queda por encima de la rodilla, siendo un poco más larga que la mini, y, finalmente, la falda de tubo por debajo de las rodillas y, como máximo, a media pierna. No suelen ser más largas puesto que al ser completamente rectas y pegadas al cuerpo dificultan la libertad de movimiento y sólo podrías dar pequeños pasos al andar. Sin embargo, existen algunas de estas más largas que tienen una apertura frontal, posterior o lateral con tal de que puedas moverte con mayor facilidad.

Dentro de los materiales de la falda de tubo podemos encontrar muchos y muy diversos. Para el invierno puedes encontrarla de algodón, de cuero, de pana o de lana, ya bien sea en vestidos ajustados o la falda suelta para combinarla con camisas, un cardigan o un jersey. Aquellas para la primavera y el verano suelen ser de telas más ligeras, como el algodón, de lino o de raso, en colores más alegres y llamativos para que puedas combinarlos con camisetas de alguno de estos materiales, camisas o crop tops, muy de moda esta temporada.

La falda de tubo la puedes combinar con unas zapatillas deportivas/ Foto ZaraLa falda de tubo la puedes combinar con unas zapatillas deportivas/ Foto Zara

Look con falda de tubo para el día

La falda de tubo puede ser una prenda mucho más versátil de lo que te imaginabas. Desde hace algunos años se ha empezado a combinar con complementos distintos a los habituales, por lo que puedes crear el look de oficina, con una camisa blanca, una falda de tubo del color que quieras y unos zapatos de tacón altos, o bien puedes recrear estilismos de día para ocasiones informales como salir a tomar algo con las amigas o pasar una tarde de compras o de turismo.

Para el look más informal puedes ponerte la falda de tubo con una camiseta de algodón y unas zapatillas deportivas a conjunto. Este estilismo estuvo muy de moda entre celebridades e influencers durante los últimos meses, quienes combinaron las faldas de tubo, de diferentes medidas o sea más o menos largas, con camisetas de algodón de grupos de música conocidos, zapatillas deportivas y mochilas o llevando una coleta alta, al estilo deportivo. Este look es muy femenino y relajado y puede serte más cómodo de lo que te imaginas.

Si quieres darle un toque menos deportivo y más elegante, prueba por combinar la falda de tubo de día (cuyos colores puede que sean más llamativos que de la de noche) con unas cuñas y un crop top. Si refresca no olvides combinarla con una chaqueta bomber, no mucho más larga que la cintura de la falda, o una chaqueta corta de cuero.

Las faldas de tubo no pasan de moda/Foto ZaraLas faldas de tubo no pasan de moda/Foto Zara

Look con falda de tubo para la noche

Si tienes una celebración especial o quieres salir a tomar algo con las amigas o tienes una cita, una falda de tubo puede ser tu mejor aliada. Esta prenda es muy femenina, a la vez que estiliza la figura, puesto que al ser ajustada marca tu silueta, potenciando tus curvas y creando un efecto óptico reloj de arena, puesto que la cintura queda remarcada y parece más estrecha que las caderas o el pecho.

Para la noche puedes crear looks muy elegantes con una falda de tubo si la combinas con unos zapatos de tacón tipo salón o peep toe. Dependiendo de la época del año en la que te encuentres podrás combinarla con una camiseta de algodón o de raso de tirantes con puntilla, o bien con un jersey de lana con cuello de pico o un cardigan fino metido por dentro de la falda.

El peinado también influirá mucho a la hora de terminar de completar el look. Si te haces un recogido elaborado parecerá que lleves un estilismo mucho más serio y formal. En cambio, si te dejas el pelo suelto con unas beach waves, es decir, unas ondas relajadas conseguirás un look bastante más natural, pero sin perder el gran carácter de la falda de tubo.

Artículos recomendados