Menú
Estampado de cuadros tartán: Guía de estilo
Estampado de cuadros tartán: Guía de estilo

CUADROS ESCOCESES

Estampado de cuadros tartán: Guía de estilo

Por segunda temporada consecutiva los cuadros escoceses son una de las tendencias para el otoño/invierno que ya se ha adueñado del street style de las Semanas de la Moda.

Mucho ha llovido desde que el estampado de cuadros conocido como 'tartán' dejó de ser exclusivo de las faldas del traje regional escocés. Concretamente hizo sus primeros pinitos en en la moda gracias a los integrante y fans de grupos de rock y punk durante los años 60. Desde entonces ha estado yendo y viniendo y en plena temporada otoño/invierno 2018/2019 ha realizado un retorno por la puerta grande. Versace, Prada, Michael Kors, Balenciaga, Burberry, Sonia Rykel... fueron algunos de los grandes nombres del mundo de la moda que predijeron la hegemonía de este estampado durante sus desfiles en las semanas de la moda celebradas en febrero 2018.

Las hermanas Hadid son pioneras de todas las tendencias Las hermanas Hadid son pioneras de todas las tendencias

Y así se confirmó durante los siguientes desfiles en el mes de septiembre aunque esta vez en los front row y por la calles. El tartán es el estampado estrella de la temporada y un buen competidor de la otra tendencia del momento, los colores neón.

Colores reinantes: amarillo, verde, azul y rojo

Aunque el espectro de colores es infinito, no todo vale en el estampado tartán. Fiel a sus orígenes, las combinaciones más comunes son las mismas que lucen los escoceses en sus faldas tradicionales. El beige con cuadros marrones y amarillos; el negro con cuadros verdes y azules; y el negro combinado con rojo y verde; son las combinaciones más comunes. Pero los cuadros escoceses ya hicieron sus pinitos la temporada pasada (otoño/invierno 2017/2018) bañados en sobriedad con un toque original incluyendo una línea en algún color. Por eso en su regreso habría que ir un paso más allá y no quedarse en lo políticamente correcto invirtiendo lo hasta ahora conocido para renacer como el ave fénix. Los colores ya no lucen su versión más apagada si no que se hacen notar ocupando, en los casos más llamativos, la mayor parte de la prenda relegando los tonos negros y grises a las línea.

El tartán es un símbolo incónico de la marca BurberryEl tartán es un símbolo incónico de la marca Burberry

Grandes volúmenes

Los trajes que aparecieron en las tiendas por aquel final de verano de 2017 eran de cortes rectos y talles ajustados. Un líneas sobrias que aseguraban un acierto casi al 100%. Pero una vez creado el hábito de dos piezas, era hora de transformarlo. Y es que esta temporada los pantalones rectos son ya historia. Las prendas han crecido, tienden al oversize pero sin ser exagerados consiguiendo que las americanas sigan sentando a la perfección. Los pantalones terminan en enormes campanas pero siempre a ras del suelo sin llegar a desgastar los talones (lo que hizo que en los primeros 2000 esta moda fuese la peor pesadilla de nuestras madres).

Otro de los puntos a su favor y que demuestra la versatilidad de esta tendencia es que la evolución de las formas. Ya no se trata de trajes de sastrería. Su paso al día a día, a la vida cotidiana, ha hecho que sus formas también sean más relajadas, anchas y fáciles de vestir. Prima la comodidad y atrás queda la elegancia impoluta que caracterizaba a los trajes tradicionalmente. No son necesarias las líneas rectas, los tejidos perfectamente planchados. Renovarse o morir. Y así ha evolucionado el traje. Además los diferentes tamaños han permitido jugar con ellos al gusto del consumidor. Y es que las líneas grandes han dotado a las americanas de vida propia. Con el retorno a la munda de la moda de los vestidos-americana, los trajes de tartán oversize han conseguido dos looks en uno. Dejando a un lado los pantalones, la chaqueta consigue ser una prenda por si sola.

El gigante Zara ha apostado fuerte por el estampado tartán para el otoño/invernoEl gigante Zara ha apostado fuerte por el estampado tartán para el otoño/inverno

Todo al estampado tartán

Los cuadros lo hacen todo ellos solos. Con dos piezas con estampado tartán, no necesita nada más para que el look sea perfecto. Todo lo que vaya complemente ha de ser básico para ceder el protagonismo a lo verdaderamente importante. Una camisa o camiseta blanca con un calzado a juego. Los complementos tampoco deben de distar mucho de la gama cromática. Una de las mejores opciones si lo que se quiere es acertar de forma segura y no arriesgarse es utilizar uno de los colores del propio traje para los complementos. Pero si que se puede arriesgar más sobre el propio estampado. Hay quien ya ha abierto la veda a la combinación de dos tamaños distintos de tamaño tartán. Lo que podría parecer un error a simple vista se ha impuesto como la tendencia definitiva del riesgo basado en la propia historia del estampado.

Perfecto con deportivas

Pero hay cosas que no cambian y en este caso no tiene que ver con el estampado tartán. Una de los grandes aciertos que tuvo en su día el traje fue su capacidad de adaptarse a todo, salir de las oficinas y tomar las calles. Los trajes se convirtieron en uniformes del día a día, del ocio, de ir a tomar copas con unas amigas. Y todo esto fue gracias al tándem perfecto que hizo este look con las deportivas como calzado. Atrás quedaron los tacones (que tampoco están prohibidos, ¡ojo!), la comodidad era lo primordial. Y así sigue siendo una temporada una más. Porque puede evolucionar la moda, pueden evolucionar los estampados, pero si algo no va a cambiar nunca es que las deportivas son el calzado más cómodo que hay.

El estilo oversize permite jugar con la americana como prenda única / Fotos: BershkaEl estilo oversize permite jugar con la americana como prenda única / Fotos: Bershka

Y sin duda esta prenda de ropa ha sabido renacer en el momento perfecto en su forma más estrambótica. Las zapatillas se convirtieron en un 'must-have' pero por si solas se quedaban en 'ugly shoes' (literalmente zapatos feos). Y entonces llegó el traje, para sofisticar a las zapatillas. Y ahí estaban las zapatillas para convertir los trajes en una prenda para pasear. Un dúo indispensable que por segunda temporada consecutiva hacen de las delicias de todo el mundo, inundan el street style de las diferentes de la moda y, es entonces, cuando ya no hay vuelta atrás.

Artículos recomendados