Menú
Cómo vestirse para hacer más fácil la lactancia materna
Cómo vestirse para hacer más fácil la lactancia materna

ROPA ADECUADA

Cómo vestirse para hacer más fácil la lactancia materna

Los vestidos o blusas cruzadas son las ropas más cómodas para el periodo de lactancia.

La ropa premamá no solo cubre las necesidades de las mujeres embarazadas durante su espera antes de dar a luz. También cuentan con una serie de prendas que ayudarán una vez tengan a su hijo en brazos. Entre esas piezas de moda especializadas nos podemos encontrar con vestidos, blusas o camisetas que se adaptan a las necesidades posteriores al parto. Unas combinaciones, una serie de tejidos y unos cortes que están enfocados a mejorar y facilitar el hecho de dar el pecho a los bebés, sin necesidad de hacer uso de ropa de diario que puede resultar muy incómoda en estos casos.  

La moda perfecta para la lactancia

Los vestidos o blusas cruzados son una de las soluciones que más se conocen, ya que permiten abrir mejor un espacio para poder dar el pecho al bebé, sin necesidad de tener que levantarse la prenda o incluso acabar quitándose parte de la ropa en público. Aunque estas no son las únicas prendas que puedes utilizar durante esta etapa de tu maternidad, tan necesaria para el desarrollo de tu hijo.  

La ropa premamá no cubre las necesidades de las mujeres tras dar a luzLa ropa premamá no solo cubre las necesidades de las mujeres tras dar a luz

Cada vez más son las marcas que se dedican a la ropa premamá y a la moda en general que tiene que ver con la maternidad y los más pequeños. En este caso concreto, proliferan aquellas casas de moda especializada que crea ciertas piezas específicas para dar el pecho de manera más cómoda y sencilla.  

Existen ciertos cortes que se realizan para adaptar el cuerpo del bebé al de la madre, permitiendo así que esta pueda sacar y dar el pecho y alimentar a su hijo de manera más cómoda. Las nuevas prendas de ropa que mejor funcionan son unas camisolas o vestidos cortos que se cruzan sobre el pecho y que cuentan con un corte estratégico. Dicha abertura está situada por debajo del pecho, escondida de tal manera por los pliegues y las partes cruzadas de la forma estilística de la prenda que no se nota que se trata de una pieza para la lactancia materna.  

La mayoría de las marcas de moda que comercializan con este tipo de ropa prefieren que se confeccionen sin aperturas incómodas. Para ello, se hace uso de materiales ligeros y cómodos, fáciles de adaptar a cualquier época del año. Los tejidos realizados a base de algodón no cuentan con cremalleras, enganches o botones, sino que son pliegues con gomas finas que no aprietan ni dejan marca, para que se pueda dar el pecho al bebé con tan solo una mano.  

Otras tantas firmas se decantan más por seguir el movimiento 'ecofriendly', el cual consiste en transmitir los valores de la concienciación para con el medio ambiente. Esto se traduce en materiales reciclados y la reutilización de tejidos a partir de otras piezas anteriores, lo que ayuda a que cada vez más se especialice la moda referida a la ropa premamá y de lactancia.  

Moda de diario adaptada

Las camisas pueden resultar cómodas en estos casos en los que necesitas dar el pecho a tu bebé. A realidad es que, pese a que se pueden abrir por la parte delantera del cuerpo y se adaptan a tu cuerpo de manera cómoda y con mucho estilo, lo cierto es que su cierre a base de botones a lo largo de toda la prenda las hace incómodas para la lactancia.  

Sí que hay algunas, como las de tipo vaquero que ahora rejuvenecen su cara para las nuevas temporadas, que sí que nos podrían servir. Para ello, primero hay que comprobar que el tejido no sea muy delicado, por si se llegara a manchar sin querer de leche. Tampoco es bueno que se ajusten demasiado, para que no se tenga una experiencia incómoda ni se marque la ropa interior.  

Los sujetadores de lactancia son conocidos, pero no todos funcionan igualLos sujetadores de lactancia son conocidos, pero no todos funcionan igual

Por otro lado, lo mejor es comprobar que los botones son de clip, que resultarán más fáciles de abrir. Los chalecos, por lo que respecta a otro tipo de piezas de moda, también se podrían adaptar a la lactancia materna, así como los vestidos o camisas con escote en uve.  

Estos últimos, por ejemplo, se pueden abrir de manera más sencilla sin necesidad de tener que quitarse o levantarse nada. Para poder tapar el escote, si no quieres ir mostrando parte del pecho o para protegerte del aire y el frío, lo mejor es lucir un pañuelo que cubra la zona, para así dar un nuevo estilismo al vestido que puede que hayas utilizado para otras ocasiones.  

El interior también importa

Los sujetadores de lactancia son conocidos, pero no todos funcionan igual. En este caso, se recomienda que los tejidos que utilicemos sean de algodón ligero, para evitar que se produzcan roces o pliegues del tejido que terminen siendo incómodos. También hay que contar con los aros que incluyen algunos, que pueden resultar un tanto incómodos.  

Las cintas que sujetan el pecho deben ser elásticas y cómodas también, para que se acaben marcando sobre u piel ni te impidan moverte con facilidad. El único enganche que tiene se encuentra en el cierre, tanto del contorno como en la zona del pecho, que es el que se tiene que abrir para permitir dar el pecho de manera más cómoda.  

Los tejidos realizados a base de algodón no cuentan con cremalleras, enganches o botonesLos tejidos realizados a base de algodón no cuentan con cremalleras, enganches o botones

Ten en cuenta también las bandas, que se sujetan por la parte baja del pecho. Estas deben ajustarse al cuerpo, sin necesidad de ir muy ceñidas, ya que el tamaño de tu pecho crecerá de manera inevitable, se hincharán de manera considerable y puede incluso que duelan muy a menudo. Además, el tejido en el que estén realizados tiene que poder lavarse de manera constante, ya que la leche suele salir y manchar de vez en cuando.  

La ropa interior, por lo tanto, es importante. En este caso, si no utilizamos el sujetador para la lactancia adecuado, lo que estaríamos creando es una barrera a la hora de dar el pecho al bebé, ya que habría que quitarse más prendas de ropa y la experiencia de dar de comer a tu hijo sería más incómoda. Por ello, es importante probar siempre con la moda adecuada para los primeros meses de nueva maternidad.  

Artículos recomendados