Menú
Big Black Dress: guía de estilo del antagonista del Little Black Dress
Big Black Dress: guía de estilo del antagonista del Little Black Dress

BÁSICOS

Big Black Dress: guía de estilo del antagonista del Little Black Dress

El vestido negro de tiro largo se ha convertido en uno de los fundamentales en el armario de cualquier persona.

La tendencia del Big Black Dress parece haber llegado para quedarse y es que, a diferencia del Little Black Dress, lo largo marca sensación. Este vestido negro y largo no sólo se ha convertido en una prenda estrella por la elegancia que produce sino también por muchos otros aspectos que hacen que sea ponible en cualquier momento del día o situación siempre y cuando se combine con los elementos precisos.

¿Por qué el Big Black Dress siempre es un sí?

El color negro

El color negro se ha convertido ya en un clásico que nunca falla y se posiciona en los favoritos de armario de multitud de personas. A parte de estilizar la figura, presenta toques de elegancia y sofisticación. Este color es perfecto para cualquier época del año ya que es atemporal.

El Big Black Dress puede ser de muchas formas | Foto: InstagramEl Big Black Dress puede ser de muchas formas | Foto: Instagram

La comodidad

La comodidad suele ser un punto igual de importante que el hecho de que sea tendencia para muchas mujeres. Por lo tanto, un vestido largo como este se convierte en la prenda favorita de muchas personas ya que quien lo lleve puede olvidarse de los descuidos que provocan los vestidos cortos o faldas mini. Además, aunque hay Big Black Dress más ajustados, también es una comodidad el hecho de no verse embutido dentro de unos vaqueros ajustados y ceñidos. Se trata, en definitiva, de una prenda única que puede combinarse de muchas maneras.

Un look todoterreno

Y precisamente a raíz del punto anterior es preciso comentar que el vestido negro o Big Black Dress es también tendencia gracias a su capacidad de adaptarse a multitud de situaciones. Esto quiere decir que con este vestido cualquier persona podrá ir al parque una tarde normal o, incluso, acudir a una elegante cena. La explicación se encuentra en que este básico da la posibilidad de ser combinado de muchas maneras que harán que el look cambie radicalmente.

Puedes conseguir que el vestido sea el protagonista con accesorios sencillosPuedes conseguir que el vestido sea el protagonista con accesorios sencillos

Por ejemplo, no es lo mismo llevar este vestido negro con unas converse y una cazadora vaquera que con un tacón de aguja plateado, una chaqueta de cuero a juego y los labios rojos. Si se imaginan ambos conjuntos parecen totalmente distintos. El primero sería muy informal con respecto al segundo. Por lo tanto, es precisamente este el efecto que consigue el vestido negro que marca tendencia. Además, el pelo, el maquillaje y otros complementos también serán decisivos en el look final. En definitiva, este Big Black Dress, se lleve como se lleve siempre hará a la persona verse con estilo, aun de un modo más o menos formal.

Muchos modelos diferentes

Existen cantidad de modelos que pueden elegirse dentro de la tendencia Big Black Dress. Es decir, se trata de un vestido negro y largo pero este puede presentar diversas telas, texturas, cortes, volantes...Por ejemplo, puede ser lencero, más o menos ajustado, con aberturas en los laterales, metálico, con escote, con la espalda al aire, etc. El hecho de que sean de una manera u otra también influirá en el estilo y el look final, una vez este se haya combinado. Aun así, es precisamente esta versatilidad la que da al Big Black Dress parte de su éxito.

Trucos a la hora de llevar un Big Black Dress

Una vez se conocen las claves del éxito de este vestido negro es hora de pasar a la práctica ya que como cualquier otra prenda, el Big Black Dress puede ser un error en ciertos momentos.

Puede ser una prenda para el día a día pero tambiién para la nochePuede ser una prenda para el día a día pero tambiién para la noche

El negro resta luz

No excederse con un maquillaje demasiado oscuro es de vital importancia porque el color negro, pese a discreto, absorbe toda la luz y puede hacernos parecer una persona sin luz propia. por ello mejor siempre es apostar tanto en maquillaje como en complementos por algo de color que se aprovechen del negro para resaltar todavía. Un color de ojos, el color de labios...

Aunque en cuestión de gustos no hay nada escrito, por las noches, este vestido puede jugar una mala pasada. Sobre todo a aquellas personas que tengan una tez muy pálida ya que puede provocar que luzcan como vampiros. Por lo tanto, intentar hacer uso de él en momentos del día donde haya más luz puede ser una opción ideal.

El negro es un color que estiliza mucho El negro es un color que estiliza mucho

Cuando anteriormente se decía que este vestido es cómodo no se mentía. Pero también hay que tener en cuenta que al ser largo, se corre el riesgo de que la persona se enganche o le pisen el mismo, llegando incluso a tropezarse. Por eso, en lugares multitudinarios será mejor no optar por el Big Black Dress si no se quiere acabar destrozando sus bajos. Por eso un vestido largo -sea negro o no-, no es la prenda idónea para una noche de fiesta en una discoteca.

Cómo se decía más arriba, siempre está bien aportar color con algún complemento pero, ¡ojo! Si lo que queremos es que el vestido sea el verdadero protagonista de nuestro look hay que evitar restarle protagonismo. Y eso no es fácil, porque el negro no se caracteriza por llamar la atención, todo lo contrario. Por ello, si queremos que resalte hay que envolverlo en una atmósfera más relajada y olvidarnos de complementos coloridos que centren toda la atención donde no queremos.

Artículos recomendados