Menú
Cómo vestirse para la comida de Año Nuevo
Cómo vestirse para la comida de Año Nuevo

LOOKS NAVIDEÑOS

Cómo vestirse para la comida de Año Nuevo

¿Tienes pensado lo que te vas a poner en Año Nuevo? Te proponemos ejemplos para las tres situaciones más comunes.

Los compromisos a los que tenemos que hacer frente durante las fiestas de Navidad son de lo más numerosos y seguro que llega un momento en que ya un no sabe ni qué ponerse. No es lo mismo quedar con los compañeros de trabajo para brindar antes de que comiencen los días de fiesta, que celebrar la Nochevieja con los amigos en una gran fiesta de cotillón, o disfrutar de la comida de Año Nuevo con la familia, rodeada de tíos y primos. Para cada momento hay unas normas de estilo que se deben cumplir mínimamente.

Es habitual coger lo primero que se encuentra en el armario, incluso a los pies de la cama -todos lo hemos hecho en alguna ocasión-, así que para que este año no ocurra eso es importante saber qué look encaja mejor para la primera comida del año. Y así evitar las miradas de reprobación de madres y/o suegras.

Cómo será la comida

Lo importante es apostar por la comodidadLo importante es apostar por la comodidad
La comida de Año Nuevo es una celebración, por lo que siempre se espera que los invitados se esmeren y cuiden un poco más el estilo. Además, ya que se entra un nuevo año lo suyo es hacerlo de la mejor manera posible y eso incluye el estilismo. Pero tampoco hay que caer en excesos. No es necesario buscar un vestido de gala. Eso ya fue la noche anterior y ahora se admite un look más desenfadado, incluso cómodo, para uno de los últimos días de Navidad.

Pero lo primero que hay que tener en cuenta es cómo va a ser la comida de Año Nuevo para ajustar el estilo a la misma. Es evidente que no nos vestiremos del mismo modo si vamos a tomar comida rápida con nuestra pareja en el sofá que si tenemos por delante un encuentro con padres, abuelos, tíos y primos en un restaurante. Son las opciones más habituales, así como comer las sobras de la noche anterior en casa de los padres.

El estilo acorde a cualquiera de estas tres posibilidades es muy distinto, por eso vamos a ver ejemplos de qué ponerse para cada una de las tres situaciones. Así evitarás ir demasiado bien vestida o poco preparada para cada situación.

Comida en un restaurante

Si es con familia, puede optarse por algo más casualSi es con familia, puede optarse por algo más casual
Cada vez son más que se juntan el 1 de enero para empezar el año juntos pero deciden hacerlo en un restaurante, lejos del lío que supone organizar una comida para varias personas en casa. Y no sólo las familias, sino que también los grupos de amigos se adaptan a esta costumbre. Ahí se impone un look que puede ser cómodo, pero no excesivamente informal.

Una buena opción es un vestido que no resulte excesivamente apretado, especialmente pensando en los excesos cometidos en Navidad y en los que quedan por delante. Busca uno con el que te sientas cómoda, que no coarte tu movimiento ni te impida disfrutar de la comida y juegos con los más pequeños.

Por este mismo motivo, las prendas perfectas serían:

  • Un top que no sea excesivamente ajustado con una falda o un pantalón también resulta muy recurrido también.
  • Este tipo de estilismo puedes acompañarlo con un abrigo y una bufanda que aporte color al look.
  • En tema de calzado hay que tener en cuenta que el 1 de enero es el día en que se perdona, sin ningún miramiento, dejarse los tacones en casa. Si se ha salido en Nochevieja es muy probable que los pies aún se resientan de la fiesta y unos zapatos bajos, estilo manoletinas o mocasiones, así como botines con poco tacón, son el mejor aliado.

La sobremesa de una comida de Año Nuevo puede extenderse durante varias horas, y juntarse con la cena, así que más vale ser previsor y optar por un look que resulte cómodo para algo más que estar sentado en una mesa comiendo.

Comida familiar en casa

Apuesta por prendas sencillasApuesta por prendas sencillas
Y cuando la comida de Año Nuevo se celebra en casa de algún familiar la comodidad se impone aún más, especialmente cuando hay confianza. No es lo mismo cuando se trata de una de las primeras veces que te encuentras con tu familia política, por poner un ejemplo, que cuando acudes a casa de tus padres junto a tus hermanos. En ese caso las etiquetas en cuanto al look están completamente desechadas. Además, ten en cuenta que es bastante probable que te toque echar una mano en la cocina.

  • Los vaqueros, incluso unos pantalones elásticos, son una opción totalmente válida para la primera comida del año.
  • La comodidad se impone también en lo relativo al calzado, así que lo más recomendable es optar por unos zapatos cómodos, incluso por unas deportivas.
  • Un look más cómodo ofrece posibilidades tales como las de acompañarlo con un jersey propio de Navidad, lo que dará un tono festivo al estilismo.
  • Aprovecha para incluir bufandas y guantes, si el tiempo llama a ello, y crear un look propio de las fiestas de Navidad. Son cómodos y lo mejor para hacer frente al frío en los días de invierno.
  • En pijama en el sofá

    Si eres de los que en Año Nuevo apenas puede moverse del sofá y lo más lejos que llega es a la cocina a por sobras de la nevera o al teléfono para pedir comida a domicilio has de saber que, en tu caso, no se impone ningún tipo de normas de estilo. Es uno de los beneficios que tiene no tener cumplir con compromisos sociales en días tan señalados como el de Año Nuevo.

    Ya sea sola, en pareja, incluso con hijos, puedes disfrutar de tu comida de Año Nuevo en chándal o en pijama. De hecho puedes mantener ese mismo estilismo durante todo el día. Nadie te mirará mal por decantarte por este tipo de ropa. Aún te quedarán otros 364 para preocuparte por lo que has de ponerte.

    Artículos recomendados