Menú
Elige el vestido de tu boda según la forma de tu cuerpo

GUIA DE ESTILO

Elige el vestido de tu boda según la forma de tu cuerpo

¿Te casas y estás buscando tu vestido de boda? En Bekia te ayudamos a escoger el que más se adapta a la forma de tu cuerpo.

Habrá multitud de vestidos de novia para que decidas cuál te sienta mejor Habrá multitud de vestidos de novia para que decidas cuál te sienta mejor

Todas las novias quieren lucir radiantes el día de su boda y no hay duda de que la ropa juega un papel muy importante a la hora de conseguirlo. Por ello, es fundamental conocer qué estilo de traje de novia te realza la figura en función de la forma de tu silueta. El día del enlace llevar un vestido que resalte lo mejor de tu cuerpo y disimule aquellas zonas que no te gustan, ayudarán a que te sientas guapa y segura.

Existen multitud de estilos de ropa de novia, pero no toda las opciones favorecen a todos los tamaños y formas. Seguir estas recomendaciones puede ayudarte a escoger lo más acertado, para ser ese día tan especial, una novia radiante como siempre soñaste.

Conoce la forma de tu cuerpo

En ocasiones el traje de novia del que te enamoraste en el catálogo no es, el más indicado para ti. Conocer cuál es tu tipo de cuerpo, ayudará a escoger aquella ropa que resalte tu figura, para deslumbrarlos a todos, el día del enlace. Para ello, el primer paso es evaluar las características de tu cuerpo.

Conoce la forma de tu cuerpo para lucir el vestidoConoce la forma de tu cuerpo para lucir el vestido
Existen alguanas formas básicas que engloban los distintos tipos de cuerpo de mujer. Los cuerpos en forma de pera, son más anchos en la cadera que en los hombros, son pequeñas en la parte superior y más grande en la parte inferior, a menudo tienen pequeños pechos, cintura pequeña y caderas amplias. El cuerpo rectangular destaca por tener el ancho de las caderas y los hombros similares, y sin mucha cintura. La silueta triangulo invertido implica tener los hombros más anchos que las caderas. Por el contrario el cuerpo triangular destaca por tener hombros estrechos, pequeño busto, cintura marcada, caderas y muslos anchos. Posees una silueta en forma de reloj de arena si tienen el mismo ancho tus hombros y tus caderas, además de poseer una cintura pequeña.

Las mujeres con forma de manzana son más rellenitas del tronco y tienden a tener extremidades más delgadas. Considera tu tipo de cuerpo como de talla grande si eres voluptuosa con un pecho amplio, caderas redondas, un poco de vientre y un trasero amplio. Las mujeres pequeñas caen en la categoría de un marco delgado. Si tu cuerpo es bien proporcionado, pero tienes poca distancia entre las costillas y la cintura, entonces tienes una cintura corta. Si tu cintura no está definida y tu cuerpo es recto desde los hombros hasta las caderas, entonces tienes una cintura gruesa.

Un vestido para cada cuerpo

Forma de pera: lo recomendable es centrar la atención sobre la cintura y potenciar la parte superior con escotes que simulen una espalda un poco más ancha. Las faldas en línea A que se alejan de la cintura, los corpiños con tela drapeada diagonalmente, los escotes pronunciados y los corpiños con tirantes son ideales. Elige un traje de novia con escote barco, o con cuellos con volumen.

Silueta rectangular: enfócate en ropa que esté ajustada a la altura de la cintura y más suelta de los hombros. Debes encontrar un vestido de boda que te ayude a crear de un modo visual las curvas de las que careces. Los modelos péplum, los vestidos con faldas muy voluminosas, o aquellos con algún tipo de adorno en las caderas son los más adecuados para ti. Los corsés ceñidos, escotes amplios y faldas amplias, también son buenas opciones.

Elige el vestido que mejor se adapte a tiElige el vestido que mejor se adapte a ti
Forma triangular: los vestidos simples cortado al bies son muy favorecedores en este tipo de silueta. Son desaconsejables los escotes en la espalda o las mangas japonesas.

Reloj de arena: Para sacar el máximo partido, se puede marcar bien la cintura, y la zona del pecho, aunque sin excesos. Elige un escote amplio para que el busto y tu cintura pronunciada destaquen. El corte sirena puede ser un acierto.

Forma de manzana: el traje para el enlace de este tipo de figura debe estar ceñido a la altura de la cintura y después ir hacia afuera en línea A. También están indicados los vestidos de corte recto que ayudan a dirigir la atención a la parte superior de nuestro cuerpo. Los vestidos camiseros, los de inspiración helénica y los escotes corazón te favorecerán mucho. Los escotes en V o en U también suelen sentar bien en este tipo de cuerpos.

Triángulo invertido: favorecen las líneas rectas y plisadas, evitando frunces, volantes o capas en la cintura. Debido a lo anguloso del cuerpo de esta mujer lo ideal es utilizar tejidos como la seda. Puedes crear la ilusión de un cuerpo con curvas con un vestido de falda acampanada. Un modelo princesa o corte en A, de falda abullonada, falda de volantes o de capa puede ser perfecto.

Estatura pequeña: Visualmente conseguirás ganarás algún centímetro con el corte imperio. Olvídate de los escotes palabra de honor y céntrate en los que tiene forma de "V", ya que alargan el cuello. Si nos falta altura, las faldas largas pueden acortarnos aún más, por lo que es imprescindible recurrir a un buen taconazo.

Estatura alta: opta por un corte simple, como el corte al bien o un vestido en línea A para acentuar la forma de tu cuerpo. Ten presente que las mangas y las faldas sean lo sufrientemente largas para que den proporcionalidad a tu cuerpo. Una buena opción para el día del enlace es un escote palabra de honor o con un tirante fino.

Delgadas: debes buscar estilos que creen curvas en tu cuerpo. Las faldas amplias, las cinturas ceñidas y los corpiños plisados son excelentes opciones. Un vestido con corte en la cintura y falda con mucho volumen, o vestidos con volantes, con faldas plisadas, o incluso con drapeados.

Con curvas: potencia tu figura realzando el escote de manera sutil, y elige tejidos lisos. Los vestidos de corte imperio o línea A son muy favorecedores para tu silueta.

Busto generoso: escoge un vestido de escote curvo, pues centrará la mirada en tu cara, cuellos y hombro, alejándola del escote.

Pecho pequeño: un corpiño plisado agregará peso a la parte superior del cuerpo. Los vestidos de corte halter también te ayudarán.

 ¿Qué vestidos no debes ponerte? ¿Qué vestidos no debes ponerte?

Qué no favorece a tu silueta

Pera: debes evitar los vestidos de corte alto o sin escote, pues hacen que tus caderas luzcan más largas. Además, evita las faldas amplias, los plisados y el corte sirena.

Forma rectangular: evita el escote halter y vestidos sin escote, que consiguen que tus hombros luzcan más anchos. Descarta las siluetas rectas y el uso de tela voluminosa en la cintura.

Reloj de arena: un vestido de corte recto puede quedar demasiado ajustado sobre tu silueta y suelto en las caderas. Y desde luego el corte imperio esconde tus mejores atributos. Si usas plisados en las faldas puede parecer que tus caderas son desproporcionadas.

Triángulo invertido: evita los escotes amplios o pronunciados, crean la ilusión óptica de alargar tu parte superior.

Manzana: un estilo trompeta no te ayuda, pues acentúa la parte más ancha de tu figura y crean una desproporción visual.

Talla pequeño: los diseños con cintura elástica y del largo de tu pantorrilla acortarán visualmente tu estatura. Tampoco es aconsejable vestidos estilo baile de salón porque cargarán el cuerpo de la novia.

Talla alta: evita el exceso de adornos, pues pueden resultar abrumadores.

Busto grande: evita los vestidos sin tirantes con escotes con líneas horizontales, las telas brillantes o con frunces.

Cuerpo voluptuoso: evita los plisados y los vestidos muy grandes o no ajustados, pues añaden peso a tu figura.

Artículos recomendados