Menú
Consejos para verse más delgada: luce la ropa adecuada
TRUCOS DE MODA

Consejos para verse más delgada: luce la ropa adecuada

Apostar por una serie de prendas y colores concretos nos ayudarán a estilizar la figura y lucir una silueta con curvas, sexy y muy femenina.

Escoger la prenda adecuada ayuda a que te veas más delgada Escoger la prenda adecuada ayuda a que te veas más delgada

Nuestro cuerpo es bello tal y como es. Hay prendas de vestir que pueden resaltar nuestras curvas, que parezcamos más altas e, incluso, que nos veamos más o menos saludables dependiendo del color que escojamos. Aunque de eso depende mucho el gusto personal de cada uno.

Sin embargo, a todas nos gusta vernos siempre más estilizadas. Si tenemos una talla de las consideradas grandes debemos saber que existen multitud de trucos para parecer más delgada. Combinando diferentes prendas de ropa de colores específicos podemos lograr una ilusión óptica que nos hará tener un volumen corporal más fino que el que realmente tenemos.

Ropa que debes tener en el armario

Para parecer más delgada si tienes una talla grande lo más importante es que no compres la ropa más grande de la que deberías llevar. Por lo tanto, no es cierto que las prendas holgadas te harán parecer más delgada, sino al contrario.

Podremos comprarnos todo tipo de piezas de vestir: trajes chaqueta, vestidos, pantalones, jerseys, abrigos y camisa. Eso si, siempre con excepciones en cuanto a los modelos y no a las prendas. Así pues, en nuestro armario tendremos faldas lápiz o de corte recto por debajo de la rodilla. Intentaremos no tener minifaldas ajustadas, puesto que nos harán ganar más volumen en la zona de las caderas.

Que no falte un vestido ajustado en la cintura Que no falte un vestido ajustado en la cintura
Es muy recomendable llevar faldas lápiz o vestidos ajustados en la cintura si tenemos las caderas más anchas que la barriga, ya que crearemos un bonito efecto óptico obteniendo una cintura más delgada en comparación de las caderas. Algo, por cierto, muy sensual y femenino.

Si queremos llevar un pantalón y tenemos la cadera ancha, tendremos en nuestro armario unos vaqueros estrechos, preferiblemente en colores oscuros, que llevaremos con una camisa o jersey largo. Con este cubriremos la zona de las caderas y nuestras piernas parecerán más delgadas, generando así el efecto de que todo nuestro cuerpo es mucho más estilizado.

Los vestidos serán de corte recto, estilo años sesenta a la altura de las rodillas. No marcaremos curvas en exceso si nuestra tripa es lo que queremos disimular y además estilizará nuestra figura. Tendremos también camisas un poco entalladas para enmarcar la figura y dar una sensación de estrechez en la parte de la cintura y nunca serán cortas, es decir, que no terminarán ni a la cintura ni a la cadera, sino un poquito más abajo.

Al estirar la camisa hasta bajo la cintura, crearemos la sensación de que nuestro cuerpo es alargado y no redondeado en exceso. Si lo que más nos interesa hacer parecer más estilizadas son nuestras piernas, tendremos siempre tacones y cuñas en nuestro armario. Al llevar este tipo de calzado nuestras piernas parecerán más largas y, al mismo tiempo, menos gruesas. Estos zapatos nos harán tener además un look más formal y elegante.

Eso sí, no irán anudados al tobillo ni serán botas de caña corta, puesto que ópticamente la pierna parece más gruesa que si el zapato deja el tobillo al descubierto o si son unas botas altas que cubran todo el gemelo, estilizando con ello toda esta parte de nuestra pierna.

Por lo tanto, tener una talla grande no significa que no puedas llevar una gran selección de prendas ni de colores. Simplemente, debes aprender los que mejor te sientan, como le pasa a todo el mundo.

Colores que mejor y peor van

El color negro es el que más estilizados nos hace parecer, ya que los colores claros se expanden, es mejor llevar ropa de tonos oscuros si lo que queremos es parecer más delgadas. Además, estos colores nos dan un estilo más elegante y sofisticado.

Apuesta por el color negro Apuesta por el color negro
Un total look del mismo color también es muy favorecedor, es decir, que si nos ponemos la camisa del mismo color que el pantalón parecerá que seamos más altas y delgadas, puesto que las dos piezas se concebirán como una sola.

No obstante, si nos ponemos la parte superior de un color distinto a la inferior estaremos cortando la figura en dos partes muy diferenciadas, lo que hace que nuestra parte superior, o en este caso, la barriga o el busto generoso destaque sobre unas caderas o piernas que también lo sean.

Si queremos llevar colores más atrevidos y todavía parecer delgado el mejor consejo es centrar ese color en una parte solo de nuestra prenda de ropa y no en todo su conjunto. Por lo tanto, no nos pondremos una camisa azul cielo o roja en su totalidad, sino que la camisa negra tendrá un precioso bordado rojo en la parte del cuello o la falda tendrá un bonito y discreto vuelo solo en una esquina inferior a ras de suelo.

Los complementos pueden sernos grandes aliados para romper el total look monocromático. Si vestimos de camiseta y falda negra, podemos ponernos un bonito collar de un color turquesa o violeta dándole más alegría a nuestro estilo, pero manteniendo nuestra figura menos gruesa.

Además, con los colores podemos jugar también combinándolos de manera original: un cinturón blanco en la cintura sobre un vestido negro para remarcar esa zona más estrecha de nuestro cuerpo o un chaleco o americana negra por encima de una camiseta de otro color para delimitar nuestra figura pueden ser elementos claves a la par que divertidos para crearnos un look excelente para cualquier ocasión.

Estampados: favorecen o engordan más

Desafortunadamente, los estampados normalmente nos hacen parecer más anchos. Y es que, al contrario que el look monocromo, los colores que resaltan de la tela estampada hacen que centremos la vista en todos ellos a la vez, lo que hace a la persona más grande de lo que realmente es.

Hay estampados que hacen la silueta más ancha Hay estampados que hacen la silueta más ancha

Normalmente, los fabricantes de tallas grandes no suelen vender en el mercado muchos artículos estampados. No obstante, existen muchos tipos de estampados y algunos pueden sentarnos de maravilla. Por ejemplo, las rayas verticales nos harán parecer más altas y delgadas, puesto que la vista se centra de arriba abajo y no se desvía hacia los lados.

Las flores si son pequeñas y no destacan demasiado del fondo de la prenda también pueden ser favorecedoras, por ejemplo, en tonos camel, beige y rosa pastel. Existe una gran selección de vestidos a dos o tres colores que lo que hacen es utilizar el color más claro en el centro y en los lados el más oscuro. Con este original estilo se consigue crear un efecto óptico por el cual nuestra figura parece estar entallada por el trozo de tela más claro y no nos fijamos tanto en los laterales más oscuros. Esta es una de nuestras más férreas sugerencias, además que este tipo de estampado está actualmente muy de moda.

A veces, lo mejor es ir de compras con alguien de confianza y pedir una segunda opinión. Debemos ser un poco atrevidos y perderle el miedo a lo que podamos pensar de nosotros mismos. Si vemos que no nos sienta bien en el probador de la tienda, seguro que encontraremos algo que nos siente de maravilla. La moda es probar y acertar.

¿Hay alguna prenda prohibida?

Generalmente, no hay prendas totalmente prohibidas. Más bien, son prendas que debemos utilizar solamente cuando estemos completamente seguros de que dominamos el arte del vestir, respetando colores y combinaciones. Si no podemos llegar a crear un efecto totalmente opuesto al que deseamos y parecer más grandes de lo que realmente somos.

Leggins, camiseta y cinturón Leggins, camiseta y cinturón
Como ya hemos mencionado al inicio, las prendas serán siempre de nuestra talla. Ni más grandes ni más pequeñas. Los blazers, camisas, jerseys y camisetas serán siempre largos, por debajo de los muslos y podremos llevarlos con un pantalón más o menos ajustado debajo.

Si optamos por un pantalón tipo legging podemos combinarlos con zapatillas deportivas para un look más casual. En cambio, si nos ponemos unos vaqueros más anchos podemos combinarlos con unos tacones o unas botas con tacón para parecer más altas y, así también, más delgadas.

Dejaremos siempre abiertos los primeros botones de las camisas. Aunque esté de moda llevarlas abrochadas hasta el último botón eso puede hacer que nuestro cuello parezca más grueso de lo que realmente es. Como tendremos un bonito escote sin huesos marcados debemos potenciarlo. Podemos ponernos bonitos collares que dirigirán la atención de los demás a ellos y no a otras zonas del cuerpo las cuales queremos disimular.

Las americanas son perfectas para un look formal con pantalones, ya que nos darán un estilo más formal y eliminarán contorno indeseado por los laterales. Nuestro consejo es siempre llevarla desabrochada. Intentaremos no llevar un pantalón o leggins estampado, puesto que harán que nuestras piernas parezcan más gruesas.

Finalmente, los vestidos pueden ser rectos como hemos mencionado, pero nunca anchos. Ya que parecerás mucho menos delgada de lo que realmente eres. Si quieres enfatizar tus pechos y tus caderas un vestido ceñido será tu mejor aliado con un gran cinturón en la cintura (y no en las caderas) hará que tengas una bonita figura más femenina. Sin embargo, si quieres disimular la barriga no optes por este estilo, sino por el del vestido sesentero o por una falda lápiz con una chaqueta o rebeca larga por encima que suavice los lados de tu figura.

Ejemplos de looks para asistir al trabajo, a una fiesta o para vestir de forma casual

Oprah Winfrey, Kim Kardashian y Christina Hendricks Oprah Winfrey, Kim Kardashian y Christina Hendricks

Para una fiesta:

Oprah ha sabido seleccionar perfectamente el vestido perfecto para ella. Monocromo en un color oscuro, por debajo de las rodillas, con un generoso escote y una bonita piedra que nos dirige toda la atención hacia ella. El calzado, unos altísimos tacones para parecer más alta y estilizada.

Para salir con los amigos:

Kim Kardashian lleva una falda lápiz negra por debajo de las rodillas que suaviza sus caderas. Además la camisa de encaje blanca y muy escotada nos hace centrar la vista en ella, lo que ha querido para desviar nuestra atención de sus generosas caderas o un vientre más bien redondeado. Por último, el chaquetón de pelo la hace parecer más delgada porque le cubre el contorno y sus curvas quedan cortadas por la línea recta que crea el mismo. De nuevo, unos altos tacones ayudan a hacer a la chica de talla grande más alta y delgada.

Para el trabajo:

Christina Hendricks ha escogido un vestido con un estampado discreto. Lo mejor del mismo es que los hombros son un poco abombachados y nos distraen de mirar, en primer lugar, a cualquier otra curva de su figura.

El cinturón en la parte alta de la cintura la hace parecer más delgada, así como los pliegues del vestido alrededor del cuello. Los zapatos salón sin anudar al tobillo hacen que sus piernas parezcan más largas y estilizadas.

Artículos recomendados