Menú
Givenchy escribe una carta de amor a la 'belleza imperfecta' con su colección otoño/invierno 2020-2021
Givenchy escribe una carta de amor a la 'belleza imperfecta' con su colección otoño/invierno 2020-2021

#PARÍSFW

Givenchy escribe una carta de amor a la 'belleza imperfecta' con su colección otoño/invierno 2020-2021

Clare Waight Keller regresa a la París Fashion Week para presentar su nueva propuesta de diseño para la próxima temporada otoño/invierno 2020-2021 de Givenchy.

Narsicista y con un ego por las nubes le gustaba llamarse a sí mismo: el aprendiz eterno. Adicto al trabajo durante casi medio siglo, convirtió la elegancia en la base para cualquier creación. Escogió a la actriz del momento como musa y catapultó la carrera  de Audrey Hepburn como una leyenda de la actuación y un icono de moda. Son muchos los adjetivos que se pueden utilizar para describir a Hurbert Taffin de Givenchy, quien a los 91 años falleció tranquilo, mientras dormía. El modisto francés consiguió que su nombre se situara en la élite de la alta costura y el pret-a-porter junto a otros referentes como ChanelLanvin y Balenciaga. El diseñador consiguió convertir la moda en algo más que una simple prenda. Cada una de sus colecciones era digna de exposición, y sus diseños eran vistos como auténticas obras de arte.

Naomi Scott vestida con la colección otoño/ invierno 2020-2021 de GivenchyNaomi Scott vestida con la colección otoño/ invierno 2020-2021 de Givenchy
Con las fronteras de Francia temblando por la propagación del coronavirus, Givenchy volvió el domingo ha demostrar su maestría en la tradición del pret-a-porter. El tema de la colección otoño/invierno 2020-2021: la década de 1970 y artistas como la portuguesa Helena Almeida. Siluetas de inspiración minimalista y un elaborado trabajo de sastrería y fantasía se confecciona a modo de collages confeccionados en tejidos falsamente descuidados y cortes en bruto. La diseñadora de Givenchy, Clare Waight Keller, se inspiró en las mujeres de finales de los 60 y principios de los 70 para una colección feminista y llena de contrastes. "Es una belleza muy imperfecta", declaró a la AFP.

LAS MUJERES ARTISTAS DE LOS AÑOS 60

El hipódromo de Longchamp, a las afueras de París, fue testigo de un soplo de aire nuevo y muy personal materializado en estampados y siluetas brillantes. Keller transformó las pinceladas de Almeida en una capa a modo de bufanda e impuso su sofisticado patronaje en un vestido de corte asimétrico, hombros XXL y volumen infinito. "El lenguaje corporal de mujeres poderosas intima con misteriosas expresiones de sensualidad y provoca toda una cadena de reacciones. La colección puntúa el canon de sastrería de Givenchy con la historia del grafismo inspirado en los tiempos gloriosos del cine francés y en reflexiones abstractas sobre el cuerpo femenino", apuntó Givenchy en un comunicado a los invitados.

Vestido midi con capa otoño/ invierno 2020-2021 de GivenchyVestido midi con capa otoño/ invierno 2020-2021 de Givenchy
En cuanto a la paleta de color: el rojo se mezcla con el negro, el verde con el morado y el binomio blanco-negro están disponibles en estampados y bordados a rayas o cuadros. Se colocan guantes altos combinados con elegantes trajes de chaqueta, abrigos largos o vestidos de punto. Los vestidos largos se confeccionan con suaves estampados, plisados, drapeados con la cintura enfatizada por un ancho cinturón de cuero asimétrico. Después de madurar una colección de abrigos de piel sintética y luego renunciar a este material juzgando que no era muy ecológico, Clare Waight Keller vuelve a él en esta colección otoño/invierno 2020-2021.

UN VERDADERO ICONO DEL SIGLO XX

En cuanto a Hubert de Givenchy, su carrera como diseñador va mucho más allá de las comparaciones imperativas con su homólogo español Cristobal Balenciaga. En sus inicios, trabajó con maestros de la aguja y verdaderos iconos de moda como Pierre Balmain y Christian Diorde quienes aprendió el oficio del patronaje y la sastrería. En 1952 abrió su casa de moda homónima -con tan solo 25 años- convirtiéndose en el diseñador más joven de París en ese momento. Testigo que unos años más tarde recogería Yves Saint Laurent tras el repentino fallecimiento de su maestro, Dior. Su primera colección, la cual supuso un choque frontal contra la sociedad de la época, consistía en blusas de corte clásico combinadas con faldas con lineas muy pulidas y depuradas. Líneas que cincelaban la silueta femenina y que conmovieron a la actriz del momento, Audrey Hepburn.

Vestido rojo con cierre de broche otoño/ invierno 2020-2021 de GivenchyVestido rojo con cierre de broche otoño/ invierno 2020-2021 de Givenchy
Las carreras de ambos artistas conocieron la fama y el estrellato tanto en la pantalla grande, como en las calles. Givenchy fue el creador detrás de looks tan icónicos como el 'little black dress' que vestía la actriz en la apertura de 'Desayuno con diamantes'; y vestidos míticos que la actriz lució en 'Sabrina' y 'Una cara con ángel'. Hepburn no solo se convirtió rápidamente en musa del diseñador, sino también una amiga y confidente cercana a su circulo que asistió a su espectáculo final en 1955. Un creador con personalidad, estilista de celebridades como Jackie Kennedy o Elisabeth Taylor y cuya estela se apagó en 2018 a sus 91 años. El modisto y creador francés se convirtió en una leyenda de la alta costura en todo el mundo y para quien "el vestido debe acomodarse al cuerpo de la mujer, no el cuerpo de la mujer a las formas del vestido". 

Artículos recomendados