Menú
Look masculino prohibido para San Valentín
Look masculino prohibido para San Valentín

PRENDAS DESCARTADAS

Look masculino prohibido para San Valentín

Hay ciertas prendas, como la ropa deportiva, que están prohibidas para celebrar el día de los enamorados. Otras variarán en función del plan que tengáis para vuestra cita de San Valentín.

San Valentín es un día especial en el que las parejas se unen para disfrutar de su amor y aprovechan para hacer algo especial, fuera de lo común, que les recuerde lo a gusto que están el uno con el otro. Por lo general es un día en que uno aprovecha y se arregla algo más que de costumbre para agradar al otro o porque las circunstancias así lo requieren. En ocasiones el exceso de celo por lucir bien o todo lo contrario, el intento de que no resulte algo demasiado formal, pueden hacer que erremos en nuestro look. Como cualquier otro evento social que se precie, en la celebración de San Valentín hay pautas acerca de qué se puede llevar, seas hombre o mujer. Del mismo modo también está determinado qué está prohibido, aquellas prendas o complementos que bajo ningún concepto podrías ponerte en un día como este.

Vestir de acuerdo a la cita

Como regla general has de saber que lo principal es no sobresalir, no ponerte algo que no sea lo adecuado para el entorno en que te encuentras o que choque frontalmente con lo que lleva tu pareja. No nos referimos a que tengáis que ir combinados al dedillo, sino a que si uno va muy elegante y el otro muy casual no encajarán bien vuestros outfits.

No lleves prendas demasiado extravagantesNo lleves prendas demasiado extravagantes

Así los dos habréis de elegir qué ropa y complementos llevar el día de San Valentín en función del plan que hayáis previsto. En caso de que éste sea una sorpresa puedes pedir pistas a tu pareja acerca de cómo vestirse para no desentonar durante la celebración. En caso de que no reciba respuesta alguna, cualquier look extremo que se pueda plantear está totalmente prohibido. Un estilo ni demasiado formal ni demasiado casual puede ser la clave.

En ocasiones no sólo hay que ver qué estilo de ropa está permitido, sino ser consciente de que hay ciertas prendas o complementos que llevan colgadas el cartel de prohibido. Nos referimos a aquella camisa, anillo o collar que te regaló tu ex y que cada vez que te lo pones a tu pareja se la recuerda. Que le venga esa imagen a la cabeza durante el día de San Valentín no es una buena idea, ni una manera de empezar la cita. Mucho mejor llevar algo que te haya regalado tu pareja actual, por ejemplo.

Ve vestido acorde al tipo de citaVe vestido acorde al tipo de cita

San Valentín es un día para celebrar con tu pareja así que si habéis preparado algún tipo de velada para compartir no está bien visto que lleves la camiseta de tu club de fútbol o la bandolera que compraste en el puesto de merchandising del concierto de tu grupo favorito. Es un día para entregar a tu pareja, no para recordarle tus 'otros amores'. Tampoco es recomendable apostar por ropa que sabes que a tu pareja no le gusta, aunque no esté relacionada con tus hobbies.

En un look formal

Para poder determinar con mayor exactitud qué está prohibido en un look masculino de San Valentín vamos a diferenciar tres estilos según la formalidad de los mismos y empezaremos por el más formal. Se entiende como tal aquel que requiere zapatos y corbata, así que si te planteas incluir unas deportivas o una camiseta vete olvidándote compañero.

No peques de demasiado arregladoNo peques de demasiado arreglado

Si un traje es demasiado forzado para ti y prevés que te sentirás incómodo durante toda la velada, puedes apostar por una americana combinada con unos pantalones del mismo color u otro con el que encaje. Y la camisa es un imprescindible, al igual que el calzado acorde a este tipo de estilismo. En cuanto a complementos descarta las bandoleras como las que comentamos antes. Sabemos que el 14 de febrero es un día de mucho frío, pero cualquier gorro de lana cantoso -lo mismo en el caso de una bufanda o cuello o braga- está prohibido. Cualquiera de estas prendas, por pequeñas e insignificantes que nos puedan parecer, están descartadas categóricamente y sin miramientos para un look formal, aunque podrían usarse en otro más informal, incluso casual.

Qué no llevar en un look informal

No cabe duda que lo más difícil a la hora de decidir qué ponerte es que tengas organizada una cita informal. Sobre todo cuando no sabes exactamente en qué consiste, porque ahí puede caber prácticamente de todo. Una cita informal puede ser una cena en uno de vuestros restaurantes favoritos -lo que no tiene que significar que sea tan caro como para exigir etiqueta- o una salida al cine o un paseo.

Una cita informal está abierta a improvisaciones, a un cambio de planes en cualquier momento, así que si pensamos en qué prenda está prohibida podemos visualizar aquellas que resultarían demasiado llamativas en alguno de los supuestos anteriores. Un traje de tres piezas puede resultar abusivo, por lo que es recomendable que vayas descartándolo, aunque una americana informal -sin corbata- no estará de más.

No te vistas de una forma que nunca hacesNo te vistas de una forma que nunca haces

Propuestas demasiado transgresoras como pantalones con brillos, pajaritas o sombreros de ala están en el grupo de prohibido. Esos por demasiado formales para un estilo informal. Pero también están descartadas aquellas prendas y complementos que puedan ser demasiado casuales. Así los playeros de hacer deporte o la sudadera no son buena idea cuando vas a tener una cita con tu pareja. No lo son nunca -salvo que hayáis quedado para ir al gimnasio- así que mucho menos para celebrar el día de los enamorados.

En una cita casual

En una cita casual las informalidades están de sobra, por lo que cualquier prenda de ropa o complemento que pueda parecer demasiado elegante vete descartándolo. Posiblemente no resulte el más adecuado para los planes que tengáis y, además, puede hacer que tu pareja se sienta incómoda si habías quedado los dos en que sería una cita casual.

Al margen de esto podría considerarse que, dado que se trata de un look casual, nada está prohibido y hay espacio para todo. Sin embargo la ropa excesivamente deportiva o las prendas que son demasiado transgresoras deberías dejarlas en el armario. En caso de que después de haber leído este artículo tengas duda de qué look ponerte para celebrar San Valentín habla con tu pareja y pídele ayuda eligiendo la ropa o si ya tienes una opción en mente pregúntale qué le parece. A buen seguro que te aconseja correctamente. Al fin y al cabo lo importante es que los dos paséis una velada romántica disfrutando de la mutua compañía.

Artículos recomendados