Menú
Cómo combinar la corbata con la camisa y el traje

PONTE TRAJE

Cómo combinar la corbata con la camisa y el traje

Llega la época del buen tiempo, de los colores y de las BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones). ¿Sabes combinar la corbata con el traje y la camisa?

Te enseñamos cómo combinar tu trajeTe enseñamos cómo combinar tu traje
Empezada la primavera, junto al sol y al buen tiempo, llega también la época de las bodas, bautizos y las comuniones. Siendo estos eventos ocasionalmente formales, todos los asistentes deben arreglarse, y en estos casos, bien parece que el sexo masculino lo tiene bastante fácil. Los hombres, con vestir un traje chaqueta tienen suficiente.

La clásica y masculina combinación del traje chaqueta, además de ser uniforme de oficina para muchos, es ante todo un signo de elegancia que transforma a quien lo lleva, pues a todos sienta fenomenal, por no hablar de lo mucho que agrada en masa al público femenino.

Pero, como siempre, en la moda lo clásico no es sinónimo de fácil, y un proceso tan básico como juntar únicamente tres piezas, puede si se hace mal, convertirse en un atuendo catastrófico, y es que ¿quién ha dicho que sea sencillo combinar un traje chaqueta con una correspondiente camisa y corbata?

Tanto si eres un hombre preocupado por su indumentaria a vestir para ocasiones especiales o a llevar a la oficina, o si por lo contrario eres una mujer que quiere ayudar a su acompañante a ir bien vestido, estate atento a los siguientes consejos que consideramos importantes a la hora de equiparte con una corbata, camisa y su correspondiente traje chaqueta.

Cómo combinar la corbata y la camisaCómo combinar la corbata y la camisa

Cómo combinar la corbata con la camisa:

La primera combinación que abordaremos será la de estos dos elementos del conjunto ya que tanto las corbatas como también las camisas son las prendas de ropa más complejas y que por tanto, más problemas dan a la hora de vestirse. Por esto y porque podemos adquirir una variada y gran extensión sin que supongan un gran esfuerzo económico, nos centramos en combinar en primer lugar la corbata con la camisa adecuadamente.

A la hora de elegir armoniosamente las dos prendas, se cae en la tentación de creer que con que la corbata lleve un color que también contenga la camisa basta. Error. Una corbata, además de colores, también puede tener estampado. Lee atentamente las siguientes reglas:

La primera norma que debe permanecer en nuestra cabeza en todo momento es que el contraste es el factor más importante de todos. Sí, hay que combinar correctamente la ropa, pero si caemos en la cómoda elección de llevar corbata y camisa de un mismo color liso, el conjunto quedará muy soso, y si ya juntáramos camisa, corbata y traje de una misma tela para que sea todo exactamente igual, más que aburridos, os convertiréis en una mancha cromática demasiado llamativa.

Dando por hecho que la radical advertencia ya quedaba por supuesta como incorrecta, debes entender que el contraste es importante para dar vida al conjunto, pues si nos basamos en llevar tanto traje como camisa y corbata de, por ejemplo, tonos azules parecidos por el simple hecho de que, como es una misma tonalidad vamos bien, nuestra indumentaria además de aburrida probablemente quedará mal.

Ten en cuenta la intensidad de los colores Ten en cuenta la intensidad de los colores
Esto se explica porque a lo hora de juntar ropa, cuanto más parecidas son dos prendas por teñirse en un mismo color pero contener una leve diferencia en solo la intensidad de color, peor queda el atuendo, pues en vez de ir bien vestidos parecerá que creemos que llevamos el mismo color en diferentes ropas o que una de las prendas se ha desteñido y no queremos reconocerlo.

Además teniendo sólo que combinar la poca faena de tres prendas distintas, qué mejor que a la hora de vestirte, la camisa sea de un color, la corbata de otro y el traje chaqueta de otro. No caigas en la copiosa comodidad de adquirir todo el armario de arreglar de un mismo color, los contrastes serán tu mejor conjunto.

Pero alto, la superposición de los colores también importa: Por ejemplo, una corbata en tonos oscuros no se puede combinar con también una camisa en tonos oscuros, ni una corbata de color pastel se debe llevar con camisa pastel. Intenta ante todo que la camisa y la corbata sean lo más diferentes posibles en cuanto a la intensidad de tonos se refiere.

Mezclando las reglas del contraste y de la superposición de colores, daríamos por correcto llevar una corbata oscura con un traje chaqueta oscuro y una camisa clara. Está bien que combines entonces una camisa verde claro lisa con una corbata verde botella oscura, o una camisa azul cielo con una corbata azul klein, también llamado azul eléctrico.

Lo que no queda bien es que sea al revés, y esto se debe al tamaño de los componentes; probablemente tu traje chaqueta, la prenda más grande, será oscuro, por lo tanto, si escoges una camisa también oscura, al ser esta la segunda prenda más grande, quedará una combinación muy potente y llamativa que bien, no queda.

Por estas razones, ante todo la camisa debe siempre ser más clara que la corbata, y también más clara que el traje. Por identificarla de alguna forma, la camisa es a la hora de combinarse formalmente, la menos importante, la que menos debe destacar, al menos en colores. Si fuese así el conjunto quedaría muy sobrecargado. Así que queda por supuesto que las camisas con estampados excéntricos como son las flores, los motivos étnicos y demás quedan descartados en el look de traje: mejor lo diferente y moderno para la corbata.

Ahora nos centramos en la combinación de estampados; para ello, lo ejemplificaremos para que se entienda mejor. Tenemos una camisa a rallas verticales muy finas y juntas y una corbata estampada con rallas anchas, inclinadas y con un espacio de separación entre las rallas importante: estas dos prendas se podrían juntar perfectamente porque las rallas, osea el estampado, es distinto. Como comprobareis, volvemos a recurrir al contraste: el estampado, si es similar, debe ser de distintos tamaños en cada prenda.

Trajes oscuros y elegantesTrajes oscuros y elegantes

Adjuntar la combinación con el traje chaqueta

Una vez elegida la camisa y la corbata correctamente, el traje chaqueta será la ropa restante pero no por eso la menos importante.

Al ser una prenda de precio elevado a comparación con lo que nos puede costar una camisa y una corbata, la más útil y económica elección a realizar a la hora de adquirir un conjunto así es decantarnos por trajes chaqueta de colores oscuros y lisos.

Los que más convienen pues son los de colores grises, negros y azules oscuros porque así, cualquier camisa que queramos adherir al conjunto no quede más oscura que el traje y que por lo tanto, quede mal combinada.

Adjuntar el traje chaqueta con lo demás es mucho más fácil y mucho menos complejo que las otras prendas. Más que nada habría que acoplar lo dicho anteriormente en la mezcla de la corbata y la camisa a la incorporación del traje.

Así pues, debemos elegir un traje con tonos que contrasten con lo demás. La diferencia debe verse reflejada en la camisa, pues es la prenda que abriga nuestra chaqueta. A diferenciar el traje con la corbata se le puede restar importancia, pero sería preferible que, el tono del traje fuese de un color o tonalidad intermedia entre la camisa y la corbata, dando más oscuridad a esta última, o que el traje chaqueta sea el tono más oscuro y la corbata y la camisa queden por detrás de la intensidad de su color, con este mismo orden también.

Si la camisa tiene estampado a cuadros o a rallas no elijas también un traje chaqueta estampado. Por mucho que el motivo geométrico de las dos prendas sea el mismo, en este caso que sea más pequeño el de una no significa que quede bien, como en el caso de las corbatas y las camisas. En estos casos menos es más y como ocurría con los colores oscuros, como la atención principal la acapara el traje por su mayor tamaño, no es necesario multiplicar el estampado de la camisa con un traje también estampado.

Pero si te gusta arriesgar y quieres un traje llamativo con motivos geométricos, recuerda que será entonces el que cobre toda la importancia y que todo lo demás, incluida la corbata, debe ser liso. Un traje chaqueta que ya lleve colores distintos en su estampado debería mejor llevarse con una camisa neutra blanca y con una corbata lisa de uno de los colores del traje.

Tu look cambiará dependiendo del eventoTu look cambiará dependiendo del evento

Looks para la oficina y celebraciones

El despacho y las celebraciones puntuales son dos ambientes muy diferentes. Es por esto que los looks totales a llevar varían según tu destino. En bekia moda te damos unas pequeñas recomendaciones para que no falles en nada.

Para ir a la oficina, el conjunto normalmente se libera más; hay que pensar que todos los días debes enfundarte en un traje chaqueta y que por tanto lo último que debemos provocar es aburrirnos y convertir en monótono nuestros conjuntos, ya que si elegimos siempre combinaciones sosas acabaremos odiando un atuendo imprescindible del armario de todo hombre.

Así que, si te desenvuelves diariamente en una oficina, puedes apostar por las tendencias y por los mestizajes. Siguiendo siempre las recomendaciones anteriores, puedes arriesgar con tus corbatas, también tus camisas y por que no invertir y conseguir diversidad en trajes.

También podemos adjuntar pantalones de trajes con chaquetas distintas, ya sean americanas más informales con estos o americanas de trajes chaqueta con pantalones menos serios.

Eso sí, si tienes una reunión importante con algún cliente o tu trabajo pertenece a un sector muy serio, apuesta siempre por llevar prendas lisas y poco llamativas con sus correspondientes combinaciones. De lo contrario, podemos causar una reacción adversa proveniente del cliente nada conveniente ni para ti ni para tu trabajo.

Para ir a bodas, la seriedad vuelve a enfundarnos. Los trajes chaquetas, preferiblemente oscuros, deberán siempre ir con sus correspondientes conjuntos y las camisas mejor lisas. Así que, a la hora de arriesgarte, hazlo con tu corbata y llama la atención solo con esta prenda. Pero siempre en los límites de lo clásico.

En los bautizos y las comuniones, al celebrarse de día, los colores claros serán los favoritos y los motivos geométricos otra buena opción. Americanas grises, azul claro y rosa palo también pueden llevarse con los pantalones de tu traje negro básico, y las corbatas dejan de ser esenciales.

Nuestro último consejo para vestirte de trajeNuestro último consejo para vestirte de traje

Una última recomendación: recalcando la norma de no llevar en un mismo look prendas con leves diferencias en tonalidad queda totalmente prohibido combinar negro con azul marino, negro con marrón chocolate y viceversa. El rosa y el rojo tampoco es una buena combinación, ni el rojo con el naranja ni tampoco el rosa con naranja. El amarillo y el rojo por supuesto que tampoco y el rojo con morado, lila o burdeos. ¡No no y no!

Las rallas y los cuadros en un mismo atuendo quedan también prohibidas. Por todo lo demás, con un corte de pelo correcto, unos zapatos a conjunto y una actitud apropiada, quedarás perfecto.

Artículos recomendados