Menú
Cómo lucir chándal con estilo
Cómo lucir chándal con estilo
FASHION

Cómo lucir chándal con estilo

Para que el chándal deje de ser una simple prenda de hacer deporte hay que saberlo combinar con estilo, los zapatos o las cazadoras son siempre grandes aliados.

El chándal ha sido siempre una combinación de dos piezas que se ha caracterizado por pertenecer a la línea masculina y más informal. Pero eso ha cambiado con el paso del tiempo. Ahora puede formar parte de un look muy femenino y se ha salido de su zona de confort, como lo es el deporte, porque el estilo urbanista no se entiende este otoño/ invierno sin él en el día a día.

El deporte de la calle

Sacando al chándal de los convencionalismos con los que le conocíamos y le relacionábamos anteriormente, este conjunto de dos piezas puede ser un aliado del estilo de la calle imprescindible. Si eres de las que no entra en tendencias pasajeras así como así, ni de las que arriesga en su día a día, lo mejor es que te mantengas al margen de este look, porque es uno de los más arriesgados que se conocen hasta el momento. Este no es un estilo adaptado a cualquiera.

El chándal también puede ser una prenda con estiloEl chándal también puede ser una prenda con estilo

Para empezar, si sacamos a esta controvertida pieza del armario masculino y lo añadimos al femenino, además de quitarle casi todo el carácter deportivo con el que se le representa habitualmente, conseguiremos un estilo retro y suburbano. Es fácil identificar a esta tendencia con los looks más atrevidos que se pueden encontrar en el Bronx de Nueva York, por lo que es aconsejable arriesgar para acertar.

Mientras que en muchas ocasiones es mejor no alcanzar la línea de lo políticamente correcto, en este caso es todo lo contrario: incluso, a veces, es mejor pasar ese límite. Porque el chándal no entiende de límites si se le saca del deporte. Por lo tanto, las superposiciones de capas son las que mejor funcionarán para este tipo de estilismos más informales.

Lo que el chándal es a la moda

El estilo no se limita a seguir las tendencias del momento a raja tabla, ni tampoco a que todo tenga que ser de marcas de alta costura. Ahora mismo, el modelo típico es el que cuenta con una franja vertical que recorre los dos costados del cuerpo, tanto en el pantalón como en la sudadera a conjunto.

Con el chándal también se puede ir a la modaCon el chándal también se puede ir a la moda

Aun así, a tu look deportivo se le puede dar un giro con unos pantalones de modelo acampanado. En este caso, la parte de arriba debe ser básica y ajustada, para que resalte más el acabado del pantalón. También está la tendencia más ochentera, que cuenta con botones a lo largo de la pernera y que se pueden abrir para darle un estilo más urbano y moderno.

Siguiendo un estilo más masculino, los pantalones de chándal ajustados al tobillo y a la cintura son las opciones que más se repiten y que pueden crear un estilo más sencillo. En cambio, hay otros dos tipos de acabados totalmente opuestos y que pueden quedar de lo más 'trend'.

En ese último caso, están los pesqueros dejando el tobillo al aire o los largos hasta casi arrastrarlos. El primer modelo es más femenino, resultando más favorecedor si se ajusta a la pierna en un estilo recto; mientras que el segundo añade el aire masculino al total look.

Los pantalones de chándal en los que se ve el tobillo, quedan muy favorecedoresLos pantalones de chándal en los que se ve el tobillo, quedan muy favorecedores

Como alejarse del deporte

Pese a que los conjuntos en total color no suelen ser la opción más aconsejable, en lo que respecta al chándal puede ser todo un acierto asegurado. Aunque hay que saber lucirlo con estilo, ya que puede que se nos vaya de las manos el ir demasiado conjuntados. Por otro lado, está la tendencia contraria, que sería la de combinar las partes diferenciadas y que no presenten ninguna conexión, aunque con cierta apariencia armónica.

Los materiales son otra de las premisas a tener en cuenta. Ya no es preciso que sea la lycra o el tejido brillante y característico de siempre, sino que se admiten sedas, terciopelo o lana para ambas partes del chándal. Además, atrévete con faldas básicas y rectas o un poco abiertas hasta la rodilla para acompañar al look informal y urbano.

La combinación de pantalones de chándal con camisetas cortas, es un buen conjunto cómodo para el veranoLa combinación de pantalones de chándal con camisetas cortas, es un buen conjunto cómodo para el verano

El estilo del chándal

Los tops cortos o los croped ajustados pueden quedar muy bien, pero eso es más una tendencia propia del verano. Lo que sí que podemos trasladar de los días más calurosos al invierno son las camisetas básicas que contengan mensajes, que irán metidas por dentro del pantalón.

También se puede optar por un jersey de cuello alto, que son el complemento perfecto para acompañar al chándal durante este otoño y parte del invierno. Otra manera de sorprender es utilizar camisas clásicas y darles un nuevo uso, como las que cuentan con los hombros al aire, para darle ese aspecto de tendencia urbanista.

La mejor opción para las sudaderas largas son los leggins de igual colorLa mejor opción para las sudaderas largas son los leggins de igual color

Aunque si lo tuyo es llevar sudaderas del tamaño masculino, de esas que te llegan casi a la rodilla, lo mejor es acompañarlo con unos leggins del mismo color o una tonalidad más oscura, sumando al look un abrigo. En este caso, las sudaderas son la forma más básica y convencional de utilizar este tipo de estilo. Aunque no es una manera original de adaptar el modelo, sí que acertarás de lleno.

Abrigos de deporte

Para acompañar a esta tendencia, lo mejor es aportar a tu look los abrigos de plumas o acolchados. Si son cortos mejor que vayan estampados o con algunos detalles engarzados; y si son más largos mejor de un solo color. Atrévete con los vitaminados si el chándal que se va a lucir es más oscuro o liso, para darle un poco más de alegría al estilo escogido.

Aunque existen otras personas que apuestan fuerte y lo invierten todo en el chándal. Algunos looks más arriesgados se atreven a mezclar dos composiciones que son, en apariencia, enemigas: abrigos working como trencas largas o incluso perfecto de cuero con sudaderas deportivas y marcando la capucha.

Los abrigos largos mejor de un solo colorLos abrigos largos mejor de un solo color

Acabando por los pies

Lo más fácil y recurrente es utilizar las típicas zapatillas deportivas, aunque no es la única opción. Si lo tuyo es conseguir un look imposible y demostrar tu lado más deportivo a pie de calle, tus pies pueden marcar también una gran diferencia con respecto al resto del estilo.

Algunas tendencias más urbanistas o piezas más especiales permiten su uso con tacón, aunque este es más complicado de asimilar, pero estos deben ser bajo y no intentar protagonizar el look, sino seguir la tonalidad de las demás prendas. Es más acertado escoger entre las sandalias con tacón y de tiras finas, para que destaque el tipo de calzado utilizado, pero sin que este le reste la importancia que se debe al chándal.

Los tacones pequeños son una buena opción con el chándalLos tacones pequeños son una buena opción con el chándal

La importancia de los detalles

Finalmente, el estilo no es nada si no se cuidan cada uno de los complementos que luciremos con el chándal. En este caso, los bolsos pequeños y cruzados o las carteras de mano consiguen romper un poco con tanta informalidad, para darle un toque más urbano y 'trend'.

Por otro lado, no te olvides de las clásicas gorras y las gafas de sol, que serán la guinda del look. Utilízalo todo con la capucha, que te dará un aire más urbano y más juvenil. Aunque, también sirven para el caso los gorros de invierno ajustados y estampados o de un color llamativo también sirven para acompañar a esta tendencia. Además, para darle un toque más setentero, añade unos aros a tu look.

Artículos recomendados