Menú
Cómo vestirse para recibir a gente en casa
Cómo vestirse para recibir a gente en casa
TODOS LOS CONSEJOS

Cómo vestirse para recibir a gente en casa

Descartar el pijama o elegir un look elegante pero informal son algunos de los consejos para saber cómo vestir a la hora de recibir a gente en casa.

Todos nosotros tenemos una noción, al menos mínima, del estilo de ropa que tenemos que llevar cuando vamos a una entrevista de trabajo, cuando quedamos para salir de marcha con las amigas o cuando nos vamos a pasar un día al campo. Evidentemente no usamos la misma ropa y primamos lo que nos determinan los cánones de la moda frente a la comodidad, por lo general. Por muy cómoda que estés con una camiseta de tu chico, que te queda tres tallas grande, no te la pones para ir de terrazas. Pero las cosas cambian cuando no salimos y permanecemos en la intimidad de nuestra casa.

De puertas adentro las normas de la moda dejan de existir, se quedan en el felpudo. Y ahí cada uno es libre de ponerse lo que quiere. Reconócelo, tus estilismos de andar por casa dejan mucho que desear y te morirías de vergüenza si alguien te viera con las pintas que sueles llevar. ¿Cuando llama al telefonillo el mensajero te cambias rápidamente de ropa porque no quieres que te vea así? Pues eso ya es una señal de que no crees que tu look sea muy adecuado para ser visto por otros.

En el hogar lo que buscas es estar cómoda, no tener calor ni fríoEn el hogar lo que buscas es estar cómoda, no tener calor ni frío

Pero como estás en tu casa, no importa. En el hogar lo que buscas es estar cómoda, no tener calor ni frío -esto según la temporada del año- y en ocasiones también es importante que la ropa que llevas pueda estropearse, como si te cae lejía mientras limpias o te salta aceite mientras preparas la cena. Se trata de prendas cómodas e imprescindibles, pero ¿y si de repente tienes una reunión social? Vienen tus tíos del pueblo a verte o decides organizar una cena en casa con tus amigos y estás en tu casa, pero no crees que recibirles con una camiseta de Barcelona 92 sea lo más adecuado, salvo que no tengáis de lo que hablar, porque puede ser un tema de conversación para la velada. ¿Estoy en lo cierto?

Descarta la ropa de andar por casa

Si vas a celebrar una reunión en tu casa es verdad que se pierde algo de esa intimidad que tiene el hogar, porque no quedaría bien abrir la puerta con una camiseta llena de agujeros por la cantidad de años que tiene, ni mucho menos unos pantalones que tengan manchas por accidentes previos. Del mismo modo es cierto que quedaría un poco raro verte vestida con el traje de chaqueta que llevas a la oficina. Tú no estarías cómoda, algo que no es justo estando en tu propia casa, y para ellos resultaría chocante. Dará la impresión de que es una reunión de trabajo, excesivamente profesional. Una americana, por ejemplo, no es lo más cómodo para sentarte en el sofá o llevar una bandeja desde la cocina al salón, limita tus movimientos.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo que vaya gente a tu casa para ayudarte con una mudanza a que vayan para disfrutar de una cena. Por eso mismo no hay un estilismo único y definido para recibir a las visitas. Es cierto que si vais a hacer ejercicio físico lo mejor es optar por ropa deportiva, y ahí se incluyen leggins, sudaderas, camisetas anchas y chándal. Para una cena eso no quedaría tan bien.

Hay que encontrar un look elegante e informalHay que encontrar un look elegante e informal

Elegante e informal

Por lo general, a la hora de recibir a gente en casa por razones sociales la norma de moda que deberíamos aplicar es la de: elegante pero informal. ¿Esto que significa? Pues que los vaqueros, los vestidos cómodos y faldas informales son bienvenidos. No hace falta que te vistas como si fueras a recibir a la reina, pero tampoco quedaría excesivamente bien que estuvieras en chándal cuando tus invitados llamen a la puerta.

Has de saber conjugar la ropa con la que te sientas cómoda y aquella que no desentone con la reunión que se va a celebrar. No es lo mismo tampoco organizar una cena de amigos para ver una final deportiva ante la televisión que montar la cena de Nochebuena. En el primer caso, sin duda, es más que recomendado ponerte la camiseta de tu equipo y unos vaqueros. En el segundo caso algo más elegante de lo habitual es lo recomendado.

Utiliza delantales

Es habitual que las quedadas en casa incluyan una comida o una cena, por lo que tendrás que cocinar para tus invitados. Y con ello hay riesgo de manchas en la ropa, así que para evitar estropear ropa de manera innecesaria hay dos opciones: tirar de esa camiseta con agujeros que mencionamos antes para cocinar y luego cambiarse de ropa, cuando ya vayas a servir la comida.

Es recomendable especialmente utilizar un delantal, seguro que tienes alguno que te regaló tu madre o tus amigas cuando te independizaste, guardado en un cajón. Úsalo porque realmente es útil para no echar a perder la ropa. Además, te dará un look de anfitriona que parezca sacada de los años 70. Eso sí, en cuanto sirvas la cena el delantal se vuelve a la cocina, nada de pasarte la noche con él puesto. Una vez sentada a la mesa tienes el mismo riesgo de mancharte que el resto de tus acompañantes. Y además, tienes la ventaja de tener el armario cerca si necesitas cambiarte.

Debes saber conjugar la ropa con la que te sientas cómoda y aquella que no desentoneDebes saber conjugar la ropa con la que te sientas cómoda y aquella que no desentone

Qué calzado utilizar

Además de pensar en qué ropa poner para recibir a tus invitados está otra cuestión importante: qué calzado usar. La mayoría de la gente cuando estamos en casa vamos en zapatillas de andar por casa o incluso andamos con calcetines. Recibir a alguien de esa guisa no es muy recomendable, salvo que sea una reunión muy informal y con gente conocida. Aunque estés en tu casa resulta extraño abrir una puerta y ver a alguien con un vestido y que en los pies lleve zapatillas de casa.

Lo recomendable en estos casos es optar por un calzado que no desentone con la ropa que llevas pero que tampoco sea incómodo, ni dañe el suelo. Por ejemplo, unos tacones de aguja sería algo que yo descartaría. Estar en tu propia casa sufriendo un dolor de pies a causa de unos zapatos no es muy lógico. Unos zapatos planos, estilo mocasines o bailarinas, son más recomendables. Si en tu look encaja el calzado deportivo no lo dudes y apuesta por la opción más cómoda. Al fin y al cabo, estás en tu casa.

Artículos recomendados