Menú
Plumas: guía de estilo
Plumas: guía de estilo

PEQUEÑOS DETALLES

Plumas: guía de estilo

Aunque a veces parezca demasiado aparatosos, son el abrigo ideal para no pasar ni una gota de frío.. ¡y además pueden formar looks de lo más chic!

El frío está a la vuelta de la esquina y no siempre el abrigo ha sido la mejor opción para un look de moda en invierno. Pero, con el tiempo y el desarrollo de las tendencias, los plumíferos pueden convertirse en un buen aliado de estilo. Prepárate para encontrar tus plumas perfectas.  

Formas que más estilizan

Los abrigos de plumas tienden a ser muy ampuloso y anchos, dado que su tejido y el relleno de la pieza es abultado. Pero, hay ciertas figuras, que te pueden ayudar a mejorar tu vestuario de invierno sin tener que invertir en cursillos extra de moda para lucir un buen outfit sin perder el estilo.  

Pueden convertirse en un buen aliado de estiloPueden convertirse en un buen aliado de estilo

Si lo tuyo son los modelos clásicos, lo mejor es apostar por un plumífero de características tradicionales, pero con cortes adaptados a las nuevas tendencias. Por ejemplo, los modelos anchos y acolchados pueden estilizar con ayuda de un complemento extra: el cinturón. En este caso, al abrigo de plumas se le ha de añadir uno que tenga unas características parecidas al resto de la pieza; o marcar la cadera con el que traiga de por sí el plumífero, en los mejores casos.  

Siguiendo con la moda de las formas ceñidas, los abrigos de plumas que aparecen de una manera más entallada no tienen por qué ser finos y podo adecuados para combatir el frío del invierno. Porque hay piezas con las que se puede ir a la moda sin necesidad de sufrir en una de las estaciones más duras del año.  

Por último, una de las figuras que más están triunfando son las de A. Estas consisten en formas más estrechas en la parte del cuello y los hombros, para irse ensanchando de manera sutil con la caída del plumífero. Estos abrigos son perfectos para un vestuario de inspiración vintage. Pero, si lo que buscas es ir un poco más allá y experimentar un poco con tu armario, la moda dicta que luzcas sobre estas piezas algunos colores más llamativos y salidos de los 70. Eso sí, el resto del vestuario intenta que sea más elemental y poco llamativo.  

Cortos vs largos

Aunque entendamos que los abrigos de plumas largos o tres cuartos son los que más estilizan, lo cierto es que aparecen los modelos más cortos para defender un look más casual y deportivo. Aunque se pueden utilizar ambos en el mismo contexto, los primeros se pueden ver mejor como un elemento estilizado y más elegante, mientras que el segundo abrigo puede servir mejor con conjuntos relajados y de diario.  

Los abrigos de plumas largos o tres cuartos son los que más estilizanLos abrigos de plumas largos o tres cuartos son los que más estilizan

Los colores más adecuados

 

Para saber escoger la tonalidad del plumífero que mejor nos va a quedar, primero hay que ver cuál queda mejor con nuestro tono de piel. Si lo que estamos intentando es comprarlo antes de que llegue el frío, es importante tener en cuenta que nuestro tono de piel empalidecerá un poco con el invierno, por lo que es mejor evitar los colores muy vivos si no vamos a mantener un tono más oscuro.  

En cambio, los colores que sirven para toda clase de abrigos y que estarán siempre de moda son los más cálidos y los neutros. En este grupo encajan a la perfección los negros, los marrones y los beige, que son los más típicos y los que siempre quedarán ideales con cualquier clase de look.  

Aunque también los hay en azules eléctricos y oscuros; verdes botella, oliva y militares; o rojos intensos y granates. En los casos en los que los modelos aparezcan con un tono más llamativo y vivo, es importante que la atención se centre en el propio plumífero, para que no quede todo el conjunto demasiado exagerado. Porque recordemos que tenemos sobre nuestros hombros un plumas con mucho volumen.  

Apostar por los tejidos sintéticos

Sin perder de vista los modelos que nos sean lisos sin más, los que tienen detalles de pelo o borrego -mejor en versión sintética- son la opción que mejor funciona para cualquier ocasión. Este detalle puede aparecer sobre los puños de las mangas, el cuello, sobre el borde de la capucha, los bajos y/o los bolsillos.  

Lo mejor es que en estos casos se combinen dos colores, como por ejemplo reservando el negro o el beige en los detalles de pelo, mientras que el resto del abrigo se tiñe de marrón o de verde, respectivamente. Aunque esta combinación puede ser muy variada, ya que depende de cada abrigo, como los que cuentan con un pelo estampado en animal print.  

Importancia de los pequeños detalles

Las cremalleras pueden ser metalizadas, sobre todo en el caso de aparecer a la vista directamente; o de plástico para aquellos modelos que lo oculten sobre una doblez extra que la cubre, abrochándolo con botones metálicos, para que parezca que se lleva una sola pieza entera.

Son el complemento ideal para el inviernoSon el complemento ideal para el invierno

Lo característico de algunos modelos de plumas es que pueden aparecer con una línea diagonal para el cierre, evitando que esta el abrigo se pueda llevar abierto, ya que quedaría un lado más largo que el otro y parecería que cae.  

Efecto acolchado, en el que se ven los pliegues que forman el forro gracias a las costuras empleadas. Lo normal es que aparezcan de forma horizontal, estilizando la figura y dando una silueta más femenina. En este caso, es importante que el plumífero cuente con un cinturón a juego, para que la forma recta o de A junto con el efecto acolchado no termine por ensanchar demasiado la figura.  

En cambio, aparecen los abrigos de plumas que parecen ser una simple chaqueta larga. Este tipo de modelos parece que rete al frío, aunque son el complemento ideal para el invierno, ya que están forrados de manera que la cara interna sea súper caliente y no se cuele ni un poco de aire. Con ello, son modelos muy ligeros y finos, por lo que la figura quedará más que estilizada de por sí. Los abrigos que cuentan con estas características suelen ser más como unas blazer más gruesas y largas, por lo que es perfecto para un look de oficina o una cita importante.  

Artículos recomendados