Menú
Cómo combinar el color amarillo: Luce este color sin miedo a las supersticiones
Cómo combinar el color amarillo: Luce este color sin miedo a las supersticiones

FUERA MIEDOS

Cómo combinar el color amarillo: Luce este color sin miedo a las supersticiones

El amarillo es uno de los colores que más cuesta ver por la calle y en uno mismo, pero porque no hemos aprendido a combinarlo de la forma adecuada.

Un color al que muchos renuncian por supersticiones asociadas a su nombre, pero al que esta temporada habrá que reservarle un espacio VIP en el armario. El amarillo es el tono perfecto para darle alegría tus looks y así abrazar de lleno esta tendencia que viene pisando fuerte. Ya es hora de despachar la mala suerte que tuvo Molière sobre el escenario y aventurarnos a probar buena ventura con este tono tan desprestigiado.

Empowered

Las frases de motivación o los mensajes de empoderamiento social son la clave de los estampados para tus prendas básicas. Aunque escojas entre un modelo de manga larga o corta para tus camisetas, mejor si sigues las tendencias de la primavera y añades ese toque distintivo en amarillo. Ya sea en acabados limón o apastelados, este rico y vivaz color rejuvenece los estilismos de la temporada.

Bella Hadid con un jumpsuit amarillo en las calles de ParísBella Hadid con un jumpsuit amarillo en las calles de París

Sobre todo si te atreves a llevarlo en flúor, que es otra de las modas más llamativas del momento. Con este último puedes aplicarlo en cualquier prenda y con la combinación que más te guste, porque el atreverte a arriesgar es imprescindible con este efecto tan llamativo. Y es que el flúor se ha convertido en la antítesis de los tonos pastel y los looks más relajados. Teniendo lo urbano como nacimiento, el amarillo se reinventa y encuentra su mejor puerta de entrada a las tendencias de esta temporada gracias al foco de atención underground. Grandes talentos jóvenes del momento proponen estos colores y estilismos como los favoritos de las nuevas generaciones.

Chiara Ferragni presume de embarazo con un vestido amarillo de Giambattista ValliChiara Ferragni presume de embarazo con un vestido amarillo de Giambattista Valli

Pero si lo tuyo es un estilo más relajado y formal, el amarillo ha llegado para todos y se adapta a cualquiera. Pese a ser un color que ha estado mucho tiempo maldito con las supersticiones, ahora es el momento de sacarlo a pasear y presumir de tono. Sobre todo, en vistas de que el buen tiempo ya está llegando y ese café a media mañana en las terrazas al sol empieza a tener sus efectos en la piel más vitaminada y, en algunos casos, con un tono más de color. El moreno es el complemento perfecto para él.

Al mal tiempo... jersey de punto

No hagas tan rápido el cambio de armario, porque la primavera siempre tiene sus extremos de temperatura. Por eso, es mejor sacar las prendas de entretiempo con sus telas más finas y algunas mangas ya cortas, pero dejando siempre alguna que otra pieza de más abrigo. Porque de mañana y noche refresca, lo que nos permite hacer varios cambios de look al día, aunque eso signifique tener que llevar un poco de todo encima.

Irina Shayk asiste al desfile de Furla 2020 en MilánIrina Shayk asiste al desfile de Furla 2020 en Milán

Eso sí, los jerséis de punto grueso y con el cuello hasta arriba no serán necesarios ya, aunque sí los de cuello redondo y que sean un poco más finos. También aquellos que den más estilo que calor, como los de efecto crochet, que dejan pasar el aire y te permite combinarlo así con una camisa formal debajo. Ideal para la calle y la oficina: tienes un dos en uno.

Para el torso, también puedes seleccionar una serie de blusas anchas de tipo bohemio, ya sean lisas o con estampados bordados. Intenta coger modelos grandes o una talla más que la tuya para crear el efecto desenfadado y cómodo. El amarillo puede estar en el acabado semitransparente de algunas telas o directamente ser el protagonista de los estampados florales.

Con faldas y a lo loco

Los pantalones anchos de lino o raso se alejan de los típicos modelos de verano con estética hippie, sino que son perfectos para los looks más atrevidos. Si quieres relajar la fuerza de esta prenda, puedes combinar con camisetas blancas básicas y ajustadas con un acabado en canalé. Obtendrás un estilo fresco y vivo que sirve para día y noche. Eso sí, siempre con zapato plano y bajo, para crear un aura más natural y cómoda. Perfecto para campo, playa o ciudad.

Camila Coelho arrasa con un total look en tonos camel y amarillo pastelCamila Coelho arrasa con un total look en tonos camel y amarillo pastel

Aunque puede que lo tuyo no sea ir todo el día con el pantalón y prefieras algo todavía más libre, como las faldas de temporada. Escoge entre las tableadas, ya sean las largas hasta el suelo o en corte midi, pero eso sí con el amarillo por bandera. Las tendencias se rinden a esta prenda tan femenina para terminar de demostrar que las supersticiones con este color están de más.

Por otro lado, las mini faldas no están del todo en desuso, por lo que atrévete con una de pana (antes de que se pase la fiebre por este material) y con un efecto retro. O también puedes decantarte por una de cuero asimétrica, lo que dará más personalidad a tu estética si le dejas el total protagonismo a la prenda. Porque el amarillo ya no quiere estar más tiempo a la sombra de las tendencias y busca su propia estrellato.

Working class

Arizona Muse con un traje fluido a su llegada a la Mostra de VeneciaArizona Muse con un traje fluido a su llegada a la Mostra de Venecia

Para el día a día, mientras esperas con ansias la llegada del fin de semana o las vacaciones, los trajes también te pueden servir como aliados de estilo. Ya sea con patrones sencillos o con otros cortes asimétricos al tradicional de pinza, decántate por un total look. La mejor manera de demostrar quién lleva los pantalones en la oficina. Eso sí, apuéstalo todo a las americanas que tengan un formato más retro o creativo, porque el traje masculino en figuras femeninas es mejor dejárselo al esmoquin.

Piezas más arty

Más allá del flúor y su arte en escena, para los más relajados también hay otras posibilidades estéticas más que atractivas. Entre ellos están los abrigos de tipo trenca o las chaquetas de cuero amarillas para desafiar a las temperaturas primaverales y a las supersticiones.

Gigi Hadid con un look de superposición de prendas excesivoGigi Hadid con un look de superposición de prendas excesivo

Mejor si el tono es más llamativo y potente, sobre todo en la perfecto con acabados metálicos que hagan un buen contraste. Puedes combinar esta última con una estética más rocker en pantalones pitillo negros o desgastados, botines o sandalias y una blusa blanca ancha metida por dentro de la cintura. Añade joyas plateadas y crea un total look muy coherente.

El abrigo largo o tres cuartos es perfecto para dar el punto final a un outfit cargado con connotaciones de artista bohemio. Dale anchura a tu figura gracias a las prendas ligeras y amplias, evitando piezas muy ajustadas, como en los looks propuestos al principio del artículo. El zapato plano le da un aire más parisino e informal, pero con el que irás perfecta a cualquier reunión de trabajo.

En cambio, las bomber más acolchadas y grandes mejor en amarillo chillón. Si esta prenda nació para provocar al igual que abrigar, la mejor opción que tienes para hacerlo es buscar una estética urbana de los pies a la cabeza. Aquí no hay reglas, por lo que el más es más y deja a un lado las otras tendencias de alta costura. Adéntrate de lleno en el imaginario de las marcas deportivas, donde puedes encontrar la estética perfecta.

María Pombo viste de amarillo durante la presentación del perfume 'Libre'María Pombo viste de amarillo durante la presentación del perfume 'Libre'

Y volviendo al lado más bohemio, aléjate de las supersticiones con un mono imitando el corte de los clásicos de profesión. Las tendencias se rinden a este patrón para la temporada primaveral y no puedes dejar pasar la oportunidad de hacerte con un modelo más sofisticado. Y qué mejor manera de adaptarlo a nuestro armario de diario que introduciendo el amarillo como tono predilecto.

Al igual que los acabados beige o verde militar, el término medio se introduce en este color al que no le faltan supersticiones atribuidas. Para derribar del todo esa barrera, combínalo con unas sneakers planas y bajas para un look más relajado, o añádele unos botines con algo de tacón para un aspecto más arreglado. Aunque tu otra gran apuesta son los vestidos largos, con tejidos muy delicados, transparencias, mangas abullonadas o asimétricas, volantes o mezcla varias de las anteriores a la vez.

No está de más

El color de la temporada no podía quedarse solo en lo superficial, así que el amarillo ha entrado de lleno en todas las tendencias. Ya sea en accesorios, como bolsos o joyas artesanales, zapatos, cinturones, pañuelos de seda, gafas de sol o turbantes para el pelo. También los puedes encontrar en las prendas de baño de estética retro y en la ropa interior más sensual, donde las transparencias y las blondas está a la orden del día.

Emily Ratajkowski reinventa el estilo de dog walker con un vestido amarillo ceñido-clave-veraniegaEmily Ratajkowski reinventa el estilo de dog walker con un vestido amarillo ceñido-clave-veraniega

Aunque no debes olvidar nunca tus manos. Si las uñas de porcelana y, sobre todo, las de gel se han hecho mainstream gracias a sus tendencias artísticas, no te olvides de incluir en tus diseños más originales y creativos el color de la temporada. Y también tu make up se rendirá a él, porque el amarillo viene pisando fuerte y quiere recuperar todos los espacios donde se le habían cerrado puertas.

Artículos recomendados