Menú
Bodas 2014: qué pongo para un enlace de mañana

PRÁCTICO

Bodas 2014: qué pongo para un enlace de mañana

¿No sabes que vestir un día soleado de primavera para un enlace? Un vestido corto y discreto es una de las opciones. Aquí te resumimos lo más práctico.

Los tonos de otoño sirven para mañana y tardeLos tonos de otoño sirven para mañana y tarde

La temporada estival está a la vuelta de la esquina y con ella las consabidas bodas. La primavera y el verano son la época preferida por las parejas de novios para darse el sí quiero y quien más y quien menos suele tener una boda en estas fechas. ¿Estás invitada a una boda y no sabes que ponerte? En este artículo daremos buena cuenta de consejos y novedades de la temporada para asistir a un enlace.

A la hora de plantearte qué llevar a una boda, porque no vamos a negarlo es lo primero en que pensamos cuando nos dan una invitación, es saber a qué hora será. Aunque no sigamos el protocolo de un enlace al cien por cien sí es cierto que hay cierta tendencia a acordar el vestuario al momento en que se celebre la boda.

No se elige el mismo vestido en función de que sea una boda de mañana o el enlace se celebre por la tarde. En este artículo nos centraremos precisamente en las primeras, dado que en otro damos cuenta de cómo se debe vestir en una boda de tarde.

Qué llevar a una boda de mañana

Una vez que se determina que la boda es de mañana ya sabemos que tendremos que decantarnos por un look de corto, es decir que los vestidos hasta los pies están totalmente descartados -salvo que seas la novia. Se ha de mostrar pierna, cuanta es cosa de cada una, y está permitido taparse la cabeza, porque se entiende que puede haber sol.

En una boda de mañana están permitidas las pamelas y toda clase de sombreros de fiesta, más o menos impresionantes en función del gusto de la invitada y siempre teniendo en cuenta que han de combinar a la perfección con el resto del look.

Están admitidos los conjuntos de falda y top -siempre que dejen a la vista parte de las piernas, y los pantalones. Sin embargo la mayor parte de las invitadas opta por un vestido para una boda de mañana. Más allá de la elegancia, lo bien que siente o de la comodidad, la compra se centra en una sola prenda y puede resultar más fácil.

Si no queréis llevar siempre lo mismo y optar por algo más arriesgado apostar por un mono pantalón o por un esmoquin. Ambos estilizan el cuerpo de la mujer y resultan más elegantes que un convencional traje chaqueta.

Esta permitido las pamelas, pues se espera solEsta permitido las pamelas, pues se espera sol

El vestido, la prenda más elegida

El primer pensamiento a la hora de plantearse qué look llevar a una boda de mañana es qué vestido me voy a poner. Ya hemos acordado que debe ser corto y en cualquier enlace las invitadas tienen prohibido ir de blanco, porque es el color reservado para la novia. A partir de ahí son todo posibilidades.

No se puede llevar un vestido blanco, pero sí uno estampado en el que se encuentre ese color. Los motivos florales y los étnicos están de plena actualidad esta temporada y se pueden encontrar con facilidad en las propuestas que nos hacen las casas de moda.

Los tonos pastel ya fueron tendencia el verano pasado y vuelven a serlo en 2014. Se trata de unos colores que resultan de lo más adecuados para vestidos cortos y especialmente favorecedores cuando la piel luce morena. Son tonalidades que nos recuerdan a la infancia, la inocencia y que proporcionan un estilo de lo más naif a quienes lo llevan.

Se aplican en vestidos o en prendas que son vaporosas, que no se ajustan al cuerpo de la mujer y que pueden combinar a la perfección en un look de zapatos de tacón y en otro de manoletinas, algo a tener en cuenta con lo largas que resultan las bodas de mañana y lo mucho que se resienten los pies en ellas.

Si lo que se busca es un estilo más sexy esta temporada hay varias propuestas, que van más allá de un vestido de tubo. Por un lado tenemos las transparencias, que aparecen estratégicamente en el escote o en la espalda de los vestidos.

El azul, el color de moda para 2014El azul, el color de moda para 2014

Pero para un estilo arriesgado nada mejor que apostar por las aberturas, ya sean las clásicas rajas en la pierna en un vestido ceñido o los cortes asimétricos que encontramos esta temporada en numerosos vestidos. Se suelen situar en la zona del abdomen dejando poco espacio a la imaginación.

Al margen de las tendencias hay colores y cortes de vestidos que pareciera que nunca pasan de moda y siempre se puede recurrir a ellos, especialmente si se ajustan a lo que tenemos en el armario de anteriores bodas. El negro es un clásico, al igual que el rojo o el azul, color este último que este año está de moda en toda su gama cromática.

Por lo que se refiere a los cortes del vestido parece que este año vuelve el corte romano, especialmente favorecedor, y también aquellas piezas asimétricas y en las que se mezclan dos texturas diferentes. Recordad que en ocasiones es conveniente buscar en nuestro armario antes de empezar a hacerlo en las tiendas.

Los complementos

El vestido es lo más importante de un look de boda, pero con un mismo vestido se puede conseguir uno u otro estilo en función de los complementos con que se combine. Para restarle inocencia a un vestido naif nada como acompañarlo de una cazadora de cuero, por poner un ejemplo.

Sin embargo, y dada las altas temperaturas que se esperan para estas fechas, lo habitual es hacerlo con un simple chal que combine con el color y estilo del vestido. Además, si éste resulta sencillo nada como darle fuerza al look con unos zapatos y un bolso de mano que resalten y te hagan destacar.

Por último, no hay que olvidar que el accesorio que completa cualquier look es una joya, y este año se llevan las maxi. Dado el tamaño de algunos anillos y colgantes hay que recordar eso de que 'menos es más' para no acabar resultando excesivo.

Artículos recomendados