Menú
El triunfo religioso y surrealista de Gucci conquista Milán
El triunfo religioso y surrealista de Gucci conquista Milán

#MILÁNFW

El triunfo religioso y surrealista de Gucci conquista Milán

El esperado desfile de Gucci regresa a Milán para presentar su colección otoño/invierno 2020-2021 con una propuesta de inspiración religiosa con Alessandro Michele como predicador.

La tercera etapa del mes de la moda para otoño 2020 ha llegado, en otras palabras: Ciao, Milano. La capital de la moda italiana se ha convertido en el mejor punto de encuentro para los diseñadores en los últimos años, aún más con el ascenso de marcas como Gucci y Bottega Veneta, junto al campeón de los pesos pesados, Prada. Milán mantiene su ritmo y dedicación al lujo, con diseños únicos y relevantes como los minimalistas de Jil Sander, el particular Gucci o el crecido Armani, estilo italiano por los cuatro costados.

Mientras los editores y redactores de moda llegaban ahogados a Milán desde el Aeropuerto Stansted de Londres, sus teléfonos no paraban de vibrar y deslizando su timeline de Instagram solo encontraban fotos de desfiles, un mensaje en WhatsApp de Alessandro Michele llegaba a su bandeja de entrada. Al abrirlo, una nota de voz del Director Creativo de Gucci con una invitación de bienvenida: "Ciao, ¿como estás? Me preguntaba, si no estás muy ocupado ¿podrías venir a mi show el próximo miércoles en el Gucci Hub de Milán?" Un mensaje de audio que dinamitó con un beso.

Abrigo sastre desfile otoño/invierno 2020-2021 de GucciAbrigo sastre desfile otoño/invierno 2020-2021 de Gucci
Michele es un maestro de las invitaciones: la reedición de un libro que se publicó en 1770 y que llevaba varias frases sobre la pasión que despierta la Antigüedad; un  temporizador naranja encerrado en una bolsa de sándwich translúcida o un gran busto clásico encerrado en una caja de madera. Pero para su presentación otoño/invierno 2020-2021 su enfoque es más íntimo, sostenible y convencional y ha demostrado que está al tanto de lo que las redes sociales y la mensajería instantánea significa tanto para la industria de la moda como para sus invitados. El mensaje incluía la asignación de asientos y una imagen de sí mismo -con esmalte de uñas en tonos pastel, anillos con motivos de globo ocular, abrigo de cuadros- viajando a su propio espectáculo.

NATURALEZA OSCURA Y RITUAL

Para la colección, Michele demostró su fascinación por la naturaleza oscura y ritual: las semanas de organización que se llevan a cabo a puerta cerrada, el maquillaje y el cabello, las pruebas de sonido y las luces, estaba todo medido al milímetro. "En una celebración que se alimenta de las expectativas, mi pensamiento toma forma y se hace público", dijo entre bambalinas. Los invitados entraron no a través de su entrada principal diseñada por Piuarch, sino a través de una puerta ubicada detrás del escenario, donde se toparon con modelos que se preparaban para dar el salto a la pasarela. "Le ofrezco mi poética a esta tribu de espectadores emancipados", agregó Michele antes de abrir su desfile. "Que lo usen para preguntarse. Que me ayuden a entenderlo ".

Conjunto de paño desfile otoño/invierno 2020-2021 de GucciConjunto de paño desfile otoño/invierno 2020-2021 de Gucci
El diseñador nos sorprendió con un propio homenaje a la historia de la moda. Las referencias son infinitas: desde aquel desfile de Alexander McQueen en primavera-verano 2001, con sus modelos atrapadas en una plataforma de cristal, a convertir a sus estilistas en modelos como lo hizo Margiela en primavera-verano de 1998. Como una gran vitrina de exposición, el Bolero de Ravel de fondo y un escenario cargado de las personas de su taller, Michele nos recordó que la moda no es un trabajo individualizado, sino de grupo. Guiños religiosos con referencias a 'La montaña sagrada' de Alejandro Jodrowsky, prendas inspiradas en una novela de Alexandre Dumas con su exceso de finales de siglo XIX, sastrería de los años 70, uniformes de todo tipo, grunge, maximalismo, pero también guiños al vestidor de Maria Antonieta y vestuario escolar.

LA VOZ DE FEDERICO FELLINI COMO CIERRE

Cierra el espectáculo la voz de Federico Fellini: "El cine solía ser eso, una sugestión hipnótica, ritualista; algo religioso. Solíamos hacer cola para toda una sucesión de rituales: comprar las entradas, esperar a que se abriera el telón, acompañar al acomodador, contemplas el auditorio medio iluminado, localizar a unos amigos... Luego se atenúan las luces, se enciende la pantalla y comienza la epifanía. El mensaje. Un ritual ancestral, el mismo de siempre, cambiante en forma y modo, pero siempre igual: estás aquí para escuchar", una poderosa declaración de amor al mundo del cine.

Vestido de tul desfile otoño/invierno 2020-2021 de GucciVestido de tul desfile otoño/invierno 2020-2021 de Gucci
Al comienzo de la era de Marco Bizzarri y Alessandro Michele en Gucci en 2015, los analistas de la industria se preguntaban si la marca conseguiría romper con la estética de la era sexy de Tom Ford, que había sido continuada por los sucesores de Ford mucho después de que él dejase la dirección creativa en 2004. Pero los nuevos líderes de la marca reconocieron que la cultura había cambiado radicalmente en las décadas siguientes: la sexualidad y el género eran cada vez más fluidos, e Internet había convertido los intereses en tendencias de mercado masivo con una vida útil mucho más corta.

Gucci representa el 80% de las ventas de su casa matriz, Kering. Sus ventas siguen aumentando (un 10,7% a 2,37 mil millones de euros en el tercer trimestre de 2019), pero ya no tan meteóricamente como durante los primeros años de Michele. También se encuentra entre las muchas marcas de lujo afectadas por el brote de coronavirus mundial. El CEO de Kering, Francois-Henri Pinault, advirtió a los inversores que esperaban una fuerte caída: "Nuestro entorno ha cambiado significativamente con el brote de coronavirus. Debido a la naturaleza evolutiva de la situación, en este momento es imposible evaluar completamente el impacto en el negocio y qué tan rápido se recuperará ".

Artículos recomendados