Menú
La evolución de estilismos de Taylor Swift: de cantante country a estrella mundial
La evolución de estilismos de Taylor Swift: de cantante country a estrella mundial

ICÓNICA

La evolución de estilismos de Taylor Swift: de cantante country a estrella mundial

La cantante estadounidense ha logrado su fama mundial tanto por su música como por sus estilismos.

Taylor Swift es una de las artistas del panorama internacional que más han evolucionado tanto desde el punto de vista musical como desde el de su estilo. Aquella niña de 17 años que lanzó su primer disco se ha transformado y llegado a convertirse en una estrella de talla mundial y una de las mejor pagadas según la revista Forbes 2019. Una recompensa que ha llegado a Swift después de dedicar su vida a su pasión, ya que con solo nueve años comenzó a acudir a clases de canto y actuación en Broadway y se posicionó entre las mejores al ganar un concurso de talento local. Sería en 2006 cuando la joven lanzó su primer álbum llamado 'Taylor Swift' y tras cosechar varios éxitos su fama se creció como la espuma. Dos años más tarde vio la luz el disco que le impulsaría al estrellato: 'Fearless'.

Durante esta época la joven estadounidense se mantuvo muy fiel a sus raíces, las notas country y las letras románticas dominaban sus canciones, mientras que su estilo se definía por ser puramente femenino y campestre, en el que no podía faltar nunca las botas de cowboy. Pero el camino a la fama fue transformando a Swift, que cada vez se dejó llevar más por las modas y el carácter pop que iba adquiriendo su música. De esta forma, la niña de Pensilvania maduró en ambos sentidos y pasó de ser una chica de pueblo a un icono de la industria musical y el mundo de la moda.

La evolución de la chica country a la chica pop

La chica que logró enternecer los corazones de toda una generación de adolescentes se caracterizaba por unos marcados rizos dorados y por llevar vestidos vaporosos, faldas estampadas y botas de cowboy. Sus grandes éxitos fueron 'Teardrops on my guitar' y 'Love story', en los que se declaraba como una romántica empedernida llena de dulzura y pasión. Pero en 2011 Swift decidió dar un giro de 180 grados a su estilo y tirar hacia lo pop y la rebeldía, sin dejar nunca de lado su estilo femenino pero dando un aspecto muy renovado a su look. Sin duda la mayor prueba de esta transformación fue la pérdida de sus rizos, cada vez la cantante optaba por peinados más lacios e incluso se atrevió con el flequillo recto. Estos beauty looks los acompañó con unos outfits cada vez más refinados. En sus apariciones de la primera etapa optaba por diseños de aires románticos en tonos claros o con pedrería, como el vestido palabra de honor que lució en los premios Billboard 2011 o el traje de escote en uve y atado al cuello estilo Marilyn Monroe que le dio un aspecto de niña en los Teen Choice Awards de ese mismo año. Uno de sus diseños más emblemáticos fue el de los American Country Music Awards, para la ocasión la artista optó por un vestido largo de cola de una tela vaporosa y escote redondo, de nuevo en tonos crema y dejando sus rizos sueltos.

Tres looks diferentes de Taylor SwiftTres looks diferentes de Taylor Swift

Pero cuando terminó el año 2011 la estadounidense fue transformando su estilo y dándole ese giro pop más cañero, pues sustituyó el blanco por el rojo como su color fetiche. Prueba de ello es su elección en la gala de los premios Billboard 2012, con tan solo un año de diferencia el cambio de Swift es brutal, sustituyó sus rizos por una melena lisa y flequillo recto y su vestido romántico por un atrevido diseño rojo de cuello halter con transparencias y falda larga. Quizás el motivo de este cambio estuvo en el título de su nuevo disco: 'Red', un trabajo mucho más pop cuyo sencillo 'We Are Never Ever Getting Back Together' alcanzó la primera posición en la lista Billboard Hot 100. La dinámica volvió a repetirse en la gala de los Premios CMA 2012 o en su aparición durante el alumbrado de Navidad en Londres, en los cuales la americana se decantó por diseños rojos muy apasionados.

El street style de una chica fiel a sí misma

La fama hizo de Swift un auténtico icono de moda y ejemplo para las adolescentes, pero si bien su música y sus apariciones públicas se marcaron por un cambio radical, sus elecciones estilísticas de diario han demostrado que tiene un carácter propio muy marcado y al que siempre se ha mantenido fiel. Pues si hubiera que definir la personalidad de la cantante a la hora de vestir sería por un estilo muy 'lady' marcado por aires vintage. Las faldas son su prenda preferida, que suele combinar con bailarinas o con botines dependiendo de la época del año, a lo que añade siempre un complemento que lo convierte en un look diferente.

El estilo de Taylor Swift se caracteriza por ser 'lady' con toques 'vintage'El estilo de Taylor Swift se caracteriza por ser 'lady' con toques 'vintage'

La primera foto inmortaliza a Taylor Swift por las calles de Nueva York en el año 2011, llevando una minifalda plisada en color mostaza con un jersey de cuello redondo de ochos en azul marino y un bolso también azul. Un outfit muy 'lady' compuesto por prendas simples pero que en conjunto combinan bien, dando importancia a un elemento que son los zapatos planos rojos y destacando el estilo innato de la cantante. Dos años más tarde, la artista sigue siendo fiel a su carácter puramente dulce y femenino al aparecer en Los Ángeles después de su ruptura con el también cantante Harry Styles con un outfit estilo navy. Se trata de un vestido corto y de cuello de barco en azul marino estampado con rayas bancas, al que Swift le dio su toque con unas medias hasta la rodilla y una cartera de cuero muy vintage. Con coleta alta y labios pintados de rojo una vez más se pudo ver a la cantante vestida en su día a día con un look sencillo pero estiloso. Aunque pasen los años, no es difícil destacar otros outfits que demuestran su estilo propio, pues en 2016 a pesar de posicionarse como una cazatendencias Swift seguía siendo presa del encanto de la moda de épocas pasadas, especialmente de la de los años 50. Con una minifalda se puede ver en esta foto a la cantante combinándola con un jersey ajustado a rayas y unos tacones, la diferencia respecto a los looks anteriores es una maduración que demuestra que la niña ha dejado paso a una auténtica mujer de estilo chic muy sofisticado.

De icono adolescente a musa de la moda

Precisamente esta maduración ha hecho que las apariciones públicas de Taylor Swift cada vez sean más comentadas y le lluevan buenas críticas hasta posicionarse entre las mejor vestidas del panorama actual. Capaz de trasladar las tendencias de la pasarela a la alfombra roja la cantante arrasó en los Premios Grammy 2016 con un diseño atrevido de Atelier Versace, se trataba de un dos piezas naranja y fucsia de cortes rectos que fue de los más comentados del evento. Por otro lado en la fiesta de Vanity Fair celebrada tras Premios Oscar de ese mismo año, Swift demostró una vez más su buen gusto haciendo alarde de toda su sensualidad con un vestido largo con escote de infarto y abertura lateral de la firma Alexander Vauthier. Con estas dos apariciones queda muy atrás el icono adolescente para dar paso a una auténtica musa de la moda a la cual se rifan las principales marcas. Prueba de ello es la elección que hizo en los Teen Choice 2019, un traje de pantalón corto y chaqueta combinados llenos de calor y con imposibles estampados de Versace.

La evolución estilística de Taylor Swift se caracteriza por la sofisticación La evolución estilística de Taylor Swift se caracteriza por la sofisticación

La increíble trayectoria de Taylor Swift en el panorama musical la han convertido en una de las artistas mejor valoradas, a lo que se añade su estilo y gusto a la hora de vestir. Lejos queda la niña dulce de rizos y aires campestres ya que actualmente la artista estadounidense es valorada por su atrevimiento a la hora de vestir en la alfombra roja, aunque siempre manteniéndose fiel a sí misma.

Artículos recomendados