Menú
Errores a la hora de vestir en una entrevista de trabajo

GUIA DE ESTILO

Errores a la hora de vestir en una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo no es el mejor lugar para lucir las últimas tendencias. En Bekia te contamos cómo ir acorde a la situación.

[cimgd] [img=¿Qué me pongo para una entrevista de trabajo? ]https://img.bekiamoda.com/articulos/24000/24935/1.jpg[/img]¿Qué me pongo para una entrevista de trabajo? [/cimgd]La imagen dice mucho de ti, es lo primero que comunica sobre cómo eres por lo que cuando te presentes en una entrevista de trabajo, tienes que tener en cuenta la imagen de la empresa y arreglarte conforme a ella. No es necesario ir a una entrevista de trabajo siempre de traje o demasiado arreglada, esto depende de cada empresa, pero sí que hay que procurar mostrar una imagen profesional y fiable para demostrar que eres la persona que están buscando. A continuación te vamos a aconsejar para conseguir ese puesto con el que estás soñando.

Vestirse bien no significa necesariamente ir siempre de traje, el truco está en mostrarse tal como se es, pero procurando transmitir una imagen seria y competente con el puesto de trabajo. Ante todo asegúrate de que el traje o el vestido que escojas esté limpio y planchado. El mejor de los looks puede ser un desastre si las prendas no están en perfectas condiciones. Nada es más sugestivo para un entrevistador que la higiene personal.

Por norma general, son mejores los colores conservadores en algún tono azul o gris. Usar un color negro puede resultar demasiado serio. Si lo usas, asegúrate de llevar otro color cerca de tu cara para suavizar la imagen. Intenta evitar los colores demasiados chillones (rosas o amarillos).

Escoge un traje o un vestido que te quede bien y con el que te sientas cómoda. Ni demasiado holgado, ni demasiado estrecho. Intenta llevar trajes a la moda pero sin pasarse de modernidad, deja los modelos más arriesgados para salir con tus amigas. No uses pantalones tipo pescador, cortos o bermudas ya que transmiten la imagen de poca seriedad. No te maquilles las uñas con colores chillones ni estrambóticos.

Mantén las uñas cuidadas y limpias y evita las uñas postizas o demasiado largas. Evita cargarte de joyería innecesaria: no uses más de dos anillos en cada mano o un pendiente por oreja. No lleves joyas demasiado llamativas ni que hagan ruido (pulseras con colgantes). Si optas por llevar las piernas desnudas, usa medias, aunque haga calor. Las medias pueden ser de color neutral, o de algún color que combine con tus zapatos. En el caso de que decidas usar medias, lleva unas de recambio. Nunca sabes lo que puede pasar y aparecer una carrera no transmite mucha profesionalidad. Vigila los complementos. Es mejor usar bolsos discretos y con estilo, que impresos o demasiado modernistas.

[img=Acude formal, elegante pero siéntete cómoda]https://img.bekiamoda.com/articulos/24000/24935/2.jpg[/img] Acude formal, elegante pero siéntete cómoda

El tamaño del bolso también es importante, no uses aquellos demasiado grandes o los que uses para salir de fiesta, es preferible un tamaño mediano y de mano, las bandoleras son demasiado informales para llevarlas con traje o vestido. Evita las cazadoras de cuero, son demasiado deportivas y escoge una americana de corte clásico. No repitas traje o vestido en una segunda entrevista, cambia el color del vestido o la camisa del traje.

Una entrevista no es el lugar adecuado para presumir que estás a la moda, aunque si te dedicas a alguna carrera relacionada al arte, puedes ser un poco más apropiado. Evita los perfumes muy fuertes y recargados, mejor algo floral. No te pases con el maquillaje: lo mejor es un aspecto natural estilo cara lavada. Base de maquillaje, máscara de pestañas, un toque de rubor y un bálsamo labial de un color discreto.

Evita los accesorios de pelo recargados. Si tienes el pelo largo, piensa en la posibilidad de recogértelo en una coleta baja o un moño elegante. Llevar un vestido puede resultar perfecto y práctico, pero evita los escotes, es preferible que tenga un escote recto. No uses un vestido estilo palabra de honor o con tirantes finos, es preferible que sean de manga corta, son más profesionales. El largo del vestido también es importante, lo ideal es que te quede a la altura de las rodillas.

Puedes llevar tanto un traje pantalón como un traje con falda, pero en ambos casos asegúrate que te sientes cómoda con él y que sabes sentarte y levantarte de manera elegante. El largo de la falda debe ser como el del vestido, a la altura de las rodillas. La blusa que acompañe a tu traje tampoco debe llevar escote ni ser demasiado transparente, recuerda que debes cuidar cada detalle de tu imagen.

[cimg][img=Se tu misma y el puesto será tuyo]https://img.bekiamoda.com/articulos/24000/24935/3.jpg[/img] Se tu misma y el puesto será tuyo[/cimg]

Otro detalle muy importante a la hora de acudir bien arreglada a una entrevista de trabajo son los zapatos. Evita los tacones de más de 10 cm y, aunque te resulten cómodas, no acudas a la entrevista con zapato totalmente plano, darías una imagen demasiado informal. Lo mejor es un tacón ancho de unos 7-8cm.

Si no estás acostumbrada a usar tacones, practica unos días antes en casa y evita que sean zapatos nuevos, pueden hacerte daño. Limpia los zapatos antes de salir de casa, una mancha indeseada puede transmitir una imagen contraria a la que quieres transmitir. Recuerda acudir a la entrevista de trabajo tranquila y relajada, habla con claridad y el puesto será tuyo.

Artículos recomendados