Menú
Copas de sujetador: tipos y tallas
Copas de sujetador: tipos y tallas

LENCERÍA

Copas de sujetador: tipos y tallas

¿Quieres saber qué sujetador es el adecuado para ti? Sigue estos consejos y se convertirá en una de las prendas más cómodas de tu armario.

Quizás seas de esas mujeres que entra en una tienda de lencería y se tira a los sujetadores solo por su apariencia. O de esas otras que cogen tres tallas para probarse y ver cuál le queda mejor. O de las que tienen varios sujetadores en el cajón de su casa sin usar porque no les queda bien. Pues si te pasa alguna de estas cosas, solo hay una razón: no sabes cuál es tu talla ni cómo elegirla. Por eso, te traemos los diferentes tipos de sujetadores, de tallas y copas y cómo saber cuál es el adecuado para ti.

Temas relacionados

Elegir el sujetador perfecto es sinónimo de elegir uno que ni te apriete ni te quede suelto, que no se mueva, que no se te clave y que el material con el que está hecho no de picores o raspe, ya que es una de las prendas más íntimas que llevamos y durante largos periodos de tiempo al día.

Tipos de sujetadores

El balconette

Uno de los sujetadores más sexys que encontrarás es el balconette. Los tirantes te proporcionaran un buen escote, ya que te juntarán el pecho. Además, el sujetador está diseñado de tal forma que su copa no cubre todo el pecho, sino hasta los pezones, por lo que ayuda a que luzcas ese escote sensual.

Tipo de sujetador balconette | Victoria's SecretTipo de sujetador balconette | Victoria's Secret

Half cup

El tipo de sujetador que tiene una copa más bien baja media, es el denominado half cup. Por tanto, al tener más escote se recomienda que lo usen aquellas mujeres que posean un pecho más firme, ya que lucirá mejor. Tiene un escote en forma de U y precisamente por esto se trata de uno de los más sexys.

Sujetador half cup | Foto: Victoria's SecretSujetador half cup | Foto: Victoria's Secret

Full cup

Otros sujetadores, llamados full cup, cubren todo el pecho. Es decir, son de copa alta. Por tanto, ofrecen una buena sujeción y están diseñado sobre todo para mujeres con mucho pecho o un pecho pesado y flácido, ya que nada quedará fuera del sujetador y favorecerá la figura. Si lo que buscas es mantener tu pecho en su sitio y que esté firme este es tu sujetador sin ninguna duda.

Sujetador full cup | Foto: Victoria's secret Sujetador full cup | Foto: Victoria's Secret

Bandeau

El sujetador bandeau es otro de los principales que hay en el mercado. En este caso es un sujetador sin tirantes, por lo que irá perfecto para prendas que tampoco los lleven, las de palabra de honor y para chicas con poco pecho. Si tienes poco pecho, te da vergüenza llevar algún tipo de prenda por ello, o simplemente quieres aparentar que tienes más porque sí, recuerda que también existen los sujetadores push up.

Sujetador bandeau | Foto: Victoria's Secret Sujetador bandeau | Foto: Victoria's Secret

Push up

Los sujetadores push up llevan parte de relleno en la parte de abajo que ayudara a levantar tu pecho. Hay algunos que levantan y separan los pechos y otros que los levantan y los unen. Elige el que más vaya contigo. Los escotes palabra de honor son sus aliados para este sujetador ya que evitarás que se ven los dichosos tirantes que tan feos quedan con algunas prendas de ropa.

Sujetador push up | Foto: Victoria's Secret Sujetador push up | Foto: Victoria's Secret

Sujetadores deportivos

También te recomendamos los sujetadores deportivos, ideales si eres de las que sales a correr o a practicar cualquier otro deporte. Como recomendación, te aconsejamos que no utilices los sujetadores para dormir, ya que puede oprimir tus senos. Precisamente porque oprimen ligeramente los senos son perfectos para ejercicios en los que se realicen mayores movimientos. Son muy prácticos porque si los llevas un poco más grandes que te cubran algo más te servirá como prenda única, sin embargo, si te da vergüenza ir con la tripa al aire podrás colocarte una camiseta moderna de las de tirantes amplios y así irlo enseñando y presumiendo de pecho bonito.

Sujetador deportivo | Foto: Victoria's SecretSujetador deportivo | Foto: Victoria's Secret

Tallas del sujetador

Lo primero que tienes que tener claro es que la talla del sujetador se compone de un número y de una letra. Si no eliges las dos cosas adecuadamente, no tendrás un sostén que se adecue a ti y que te quede perfectamente. Esto suele generar muchas dudas en todas las mujeres por eso es fundamental tenerlo claro para acertar con el sujetador que mejor te quede.

¿Qué significa el número?

El número que aparece en la etiqueta significa la talla del contorno del torso, es decir, está relacionado con la espalda, con tu contorno del cuerpo. A espalda más ancha, más contorno y más número. Suelen oscilar desde una 80, para los pechos más pequeños, hasta una 105 aproximadamente para los más grandes. Se tiende a confundir este número con la talla en sí misma del pecho, cuando en realidad esto no es así.

Para calcular la talla adecuada es necesario medir el torsoPara calcular la talla adecuada es necesario medir el torso

¿Qué significa la letra?

La letra es lo que realmente está relacionado con tu pecho, ya que indica la capacidad de copa según el volumen del pecho. A más pecho, mas copa y por tanto, más letra. La letra A corresponde con los pechos con menos volumen y cantidad y la letra E con los más pesados.

Por tanto, recuerda que la talla adecuada de sostén = contorno + copa.

Cómo calcular tu talla del sujetador

Para saber cuál es la talla adecuada de sostén, tendrás que medir tu torso, como ya hemos indicado. La forma correcta de hacerlo es con una cinta de medir. Colócala debajo de tu pecho y rodea tu cuerpo, por la espalda. Esa medida te indicará unos centímetros. La talla de sujetador va de cinco en cinco, es decir, si te ha salido 73, no vas a encontrar esa talla en las tiendas, por lo que usarás una 75. Lo mismo ocurrirá si te ha salido 78 centímetros, seguramente utilices una talla 80 de sostén. Por tanto, una vez medido tu torso sabrás elegir la primera parte de tu sujetador adecuado. Recuerda que tienes que apuntar esta medida, porque la necesitarás para después.

Encontrar el sujetador adecuado es complicado pero muy importante/ IntimissimiEncontrar el sujetador adecuado es complicado pero muy importante/ Intimissimi

Ahora viene la segunda parte, saber de entre todas las copas cuál necesitas. Encontrarás copas desde la letra A hasta la E. Para saber cuál utilizas, tendrás que volverte a medir. Esta vez lo harás a la altura de los pezones, siguiendo el mismo proceso. Comienza poniendo la cinta en el esternón y desde ahí gira hacia un lado a la altura de los pezones y rodéate. De nuevo, te dará una medida en centímetros. Ahora tienes que restar a esta medida la que te ha dado anteriormente, la del torso. El resultado te indicará la talla de copa:

  • Si el resultado de restar la medida del torso desde los pezones, a la medida del torso de debajo del pecho es menor a 10cm, necesitas una copa A de sujetador.
  • Si la diferencia está en 15cm, tendrás que usar un sostén de copa B.
  • Si es más de 15, hasta 17-18 cm, la copa será la C.
  • Alrededor de 20cm, necesitas un sujetador de la copa D.
  • Si es una resta con un resultado de 22, 5cm aproximadamente, la talla de sujetador en cuanto a la copa es la E.

Ten muy en cuenta todas las medidas para comprar el sujetador adecuado | Foto: EtamTen muy en cuenta todas las medidas para comprar el sujetador adecuado | Foto: Etam

Recuerda que no todas las medidas son exactas y que tendrás que redondear seguramente y probarte la talla anterior y la siguiente la primera vez para comparar y comprobar cuál es la que mejor se ajusta a ti. Pero estas medidas te servirán para orientarte la primera vez y saber por dónde comenzar a buscar tu sujetador ideal. Se recomienda también que no se tomen las medidas cuando se esté con la menstruación, ya que lo pechos se hinchan y puede hacer variar la talla de copas de sujetador.

Consejos para un buen sujetador

Hay que tener en cuenta que, aunque lo normal es usar siempre la misma talla y copa, no todos los fabricantes pueden hacerlas igual. Es lo mismo que ocurre con un pantalón. Por tanto, si ves que esa talla no va bien, prueba otra.

La banda

Al abrocharte el sujetador tienes que comprobar que no esté demasiado apretado. Para ello, intenta meter dos dedos entre la banda y tu cuerpo. Tienen que entrar con facilidad, para indicarte que no está ni muy apretado ni muy holgado.

Es necesario ajustar los tirantes | Foto: EtamEs necesario ajustar los tirantes | Foto: Etam

Los tirantes

Con los tirantes ocurre lo mismo, no se tienen que clavar en tus hombros. Tampoco se te tienen que caer. Para ello, primero ajusta la banda en su posición y después aprieta los tirantes. El centro del sujetador, el que une una copa con la otra, debe ajustarse adecuadamente a tu esternón, es decir, al cuerpo. Debe hacerlo de tal manera que no se clave, como en casos anteriores.

Sujetadores con aros

Si has elegido un sujetador con aros, te repetimos el mismo consejo. Estos tienen que servir para sujetar bien el pecho, no para que se te claven en ellos y te produzcan incluso moratones. Es fundamental que se preste especial atención al tema de los aros, porque si no quedan bien no solo pueden hacer moratones, se pueden llegar a hacer heridas o roces.

Sigue todos estos consejos y comprobarás que el sujetador se convierte en una prenda de lo más cómoda para ti, no en un incordio que te molesta al no haber elegido la talla adecuada.

Artículos recomendados