Menú
Victoria's Secret confirma su debacle con los resultados del periodo navideño
Victoria's Secret confirma su debacle con los resultados del periodo navideño

NUEVOS DATOS

Victoria's Secret confirma su debacle con los resultados del periodo navideño

La firma de lencería más famosa confirma sus malos resultados en ventas tras el periodo de Navidad, todo ello a pesar de haber intentado evitarlo con promociones y descuentos sobre sus diseños.

Que Victoria's Secret es una firma que no está pasando por un buen momento ya es de sobra conocido, pero la información que muestran los últimos datos en ventas podrían reflejar que la compañía está en una situación peor de lo que parecía en un primer momento. Y es que L. Brands, el grupo propietario de la firma de lencería, ha anunciado que sus ingresos han descendido hasta un 4,07% en periodo de vacaciones. Y es que si durante las fiestas navideñas de 2018 la compañía logró unos ingresos de 4.072 millones de dólares, en el mismo periodo de 2019 éstos descendieron a 3.906 millones de dólares, una caída de un 3%.

Pero los malos datos no terminan aquí, sino que el cómputo total tras el cierre del año no arroja mayores esperanzas. Victoria's Secret cerró el 2018 con unas ventas netas de 12.457 millones de dólares. Sin embargo, con el análisis del año 2019 las cifras indican que ha habido un descenso de un 2%, siendo los ingresos netos de 12.113 millones de dólares. Esto confirma que las ventas de la marca de lencería que hizo de sus modelos auténticos ángeles sobre la pasarela continúan descendiendo un picado. Un hecho que está repercutiendo gravemente en el grupo L. Brands, quien apenas ve una ligera mejoría en sus cuentas gracias a los buenos resultados que Bath&Body Works, la otra marca que posee, está experimentando.

¿CUÁL ES EL FUTURO DE LA FIRMA?

Kendall Jenner en uno de los pases del Victoria's Secret Fashion Show 2018Kendall Jenner en uno de los pases del Victoria's Secret Fashion Show 2018
Los malos resultados económicos que Victoria's Secret está cosechando año tras año ya ha tenido bastantes consecuencias, entre ellas el cierre de varios de sus locales de Estados Unidos. Sin embargo, a estos problemas financieros también se une la erosión que la firma está experimentando de su marca tras haberse visto envuelta en numerosas polémicas durante los últimos años y que engloban desde la elección de modelos hasta declaraciones de sus ex-ángeles que han descubierto que no todo era tan bonito como parecía. Además, la marca de lencería tampoco ha sido capaz de adaptarse a los cambios que el sector de la moda está experimentando, ni en lo que se refiere a las nuevas formas de consumo ni en las necesidades de sus clientes. De momento, las consecuencias más relevantes han sido la cancelación de su desfile anual y el éxito arrollador que la firma de ropa interior de la cantante Rihanna, Savage x Fenty, está cosechando. ¿Será capaz de recuperarse de este duro bache o seguirá el camino de otras firmas como Forever 21 o la española Amichi?

Artículos recomendados