Menú
Mike Jeffries, director ejecutivo de Abercrombie & Fitch, anuncia su retirada de la firma

TRAS INNUMERABLES POLÉMICAS

Mike Jeffries, director ejecutivo de Abercrombie & Fitch, anuncia su retirada de la firma

El CEO Mike Jeffries, director ejecutivo de la marca estadounidense, ha hecho pública la renuncia de su puesto este mismo martes 8 de diciembre.

Mike Jeffries, director ejecutivo de Abercrombie & FitchMike Jeffries, director ejecutivo de Abercrombie & Fitch
Reina de las polémicas, Abercrombie & Fitch vuelve a ser noticia de nuevo. Pero esta vez, las miradas no estarán centradas en ninguna colección de la firma, sino que será uno de sus principales cargos administrativos quien tomará todo el protagonismo.

El CEO Mike Jeffries, director ejecutivo de la marca estadounidense, ha hecho pública la renuncia de su puesto este mismo martes 8 de diciembre. La decisión ha sido tomada tanto por el mismo Jeffries como por el resto del consejo de administración.

"Ha sido un honor dirigir este extraordinario y talentoso grupo de personas. Estoy muy orgulloso de todos los logros conseguidos. Creo que ahora es el momento para un nuevo liderazgo, que consiga sacar adelante a la compañía en su siguiente fase de su desarrollo", palabras del ahora exdirector ejecutivo, recogidas por People, que marcarán un antes y un después en el porvenir de la firma.

Los motivos que le han llevado a esta decisión parecen ser más que evidentes. Los inversones de la firma llevaban persiguiendo su dimisión desde hace tiempo, debido a las continuas controversias y a la caída de beneficios. Algo que ha producido un aumento de polémicos comentarios y el descenso de ventas en un 12% durante el tercer trimestre, según Business Insider. El rediseño de sus tiendas tampoco pareció servir de mucho.

Polémica tras polémica

Tras perder su cargo como director de la marca estadounidense a principios de año, Arturo Martínez fue la persona elegida para tomar las riendas de Abercrombie & Fitch. Casi un año después, Martínez se vuelve a convertir en el indicado para ocupar el puesto de director ejecutivo, mientras que la empresa busca a alguien que le reemplace.

Con la dimisión de Mike Jeffries, la firma espera poner punto y final a una etapa repleta de continuas polémicas. Una de ellas, la realización de flexiones, a modo de castigo, que los directivos de una de sus tiendas en Milán implantaban entre algunos de sus empleados. Pocos meses después, volvían a saltar los comentarios cuando la firma afirmó que sólo quería a clientes "delgados y guapos" como sus empleados.

Dos modelos posando para una campaña publicitaria de Abercrombie & FitchDos modelos posando para una campaña publicitaria de Abercrombie & Fitch

Pero todo esto parecía no ser suficiente. Poco después del último altercado, saltaba a la luz la polémica sobre las tallas de sus prendas. "No hacemos ropa para gordas ni para chicos que no sean cool. Mucha gente no tiene cabida en nuestra ropa y nunca la tendrán. ¿Somos excluyentes? Completamente", afirmaba Jeffries en una entrevista realizada en 2006.

Duras palabras que hasta el momento seguían manteniéndose, ya que estaban en contra tanto del aumento de tallas en la línea femenina como de la utilización de sus prendas por chicos que no fueran ni deportistas ni estuvieran musculados.

Artículos recomendados