Menú
AZfashion: Alber Elbaz vuelve a la industria de la moda junto a Richemont
AZfashion: Alber Elbaz vuelve a la industria de la moda junto a Richemont

EL RETORNO

AZfashion: Alber Elbaz vuelve a la industria de la moda junto a Richemont

Uno de los grupos del sector del lujo más potentes se alía con el diseñador tras sus años de retiro al frente de las casas de moda más representativas del mercado.

Con la creación de una marca en conjunto, el ex Directivo de la firma francesa Lanvin se une al grupo líder en la industria del lujo mundial. La noticia del regreso del creativo israelí llegó por sorpresa tras sus años retirado de la dirección creativa de las firmas más importantes para las que ha trabajado. Un nuevo comienzo para Elbaz, pero también para Richemont, que no cantaba con una firma textil iniciada desde su consejo directivo. Una de las pocas pistas que han dado sobre lo que se avecina es la idea de crear una marca centrada en el sector más rico, pero con una base muy actualizada a las necesidades reales de las mujeres del siglo XXI. Bajo el nombre de AZfashion, con la primera letra y la última del nombre completo del diseñador, la marca busca reposicionar en el mercado del lujo a uno de los magos de la creatividad de principios del siglo XXI.

Gracias a este nuevo proyecto, para el cual todavía no se ha desvelado la fecha de su lanzamiento al mundo real, es el punto y seguido que Alber Elbaz necesitaba en su carrera profesional y como impulso personal. En ella, según han comunicado ambas partes en los comunicados lanzados en los últimos días, la línea pretende ofrecer una actualización de los códigos de vestimenta dirigidos por la idealización del creativo y su manera de trabajar.

Más allá de seguir con las estrictas normas de la moda y sus tiempos de creación, el diseñador creativo ya ha adelantado a los más curiosos que su futura marca no tratará de seguir las directrices conocidas hasta el momento, sino que buscará ir más allá. Mostrando solo aquello que realmente sea necesario y novedoso en la sociedad, la firma no creará una sucesión continua de productos con los que masificar sus perchas, sino que irá estableciendo unas pautas de respiro, apreciación y concienciación con el trabajo que hay detrás de cada una de ellas.

El nacimiento de una nueva marca

Saliéndose además de su zona de confort, el grupo suizo Richemont se adentra en la creación de producto para el cual tienen mayor peso sus principales competidoras, como LVMH o Michael Kors Holdings, entre otras grandes firmas. Por otro lado, el dominio que demuestra en la relojería y los accesorios de escritura con mayor prestigio pertenecen a su lista de marcas fetiche, como Cartier, Monblanc, Piaget y la línea de accesorios y relojería de Polo Ralph Lauren. Aunque es con Chloé con la cual ya empezó sus prácticas en el diseño textil y con Net à Porter como espacio digital del lujo por excelencia del momento.

La nueva etapa como diseñador

Desde el año 2015, Alber Elbaz se vio desterrado de la que podía considerar su verdadera casa. Tras pasar 15 años al frente del diseño creativo de la firma de lujo francesa Lanvin, el israelí tuvo que aliarse con los jóvenes talentos y las colaboraciones con otro tipo de marcas a las que acostumbraba para mantenerse al tanto de los lanzamientos de campañas, como sus colecciones para Lesportsac, Tod's o Converse.

Con esta alianza junto al conglomerado suizo, Elbaz puede por fin dirigir de principio a fin la estética de una firma que nace con la intención de adaptarse a las verdaderas necesidades de la mujer más actual. Rodeándose de los expertos en la materia, la futura firma AZfashion busca empezar a escribir su historia desde cero, pero con una base sólida gracias a la experiencia de este gran creativo de los últimos años.

Artículos recomendados