Menú
Tirantes para hombre, una tendencia que nunca pasa de moda

COMODIDAD Y ELEGANCIA

Tirantes para hombre, una tendencia que nunca pasa de moda

Los tirantes fueron eran antiguamente concebidos como un elemento de ropa interior, tratando de ocultarlos entre la camisa y el chaleco del traje.

La moda es una forma de comunicarse con los demásLa moda es una forma de comunicarse con los demás

"La moda no existe sólo en los vestidos. La moda está en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con las ideas, la forma en que vivimos, lo que está sucediendo". Esta es tan solo una de las muchas premisas que la gran diseñadora Coco Chanel ha dejado tanto para el recuerdo como para la reflexión. Y es que, al igual que la historia, cada período de tiempo también se encuentra vinculado a una tendencia estilística diferente.

Años de guerra caracterizados por formas simples y austeras; unos años 40 y 50 donde las faldas midi con mucho vuelo, los tacones de aguja y la popularización del uso de los jeans Levi's en los hombres se impusieron como la tendencia estrella a seguir; la ropa juvenil y extravagante y estampados florales, étnicos, con motivos animales y pop-art para la década de los 60; la libre expresión de los 70 con pantalones de campana (tanto para hombres como mujeres), la lycra y el amor por las flores y lo retro...

¿Qué o quienes marcan la moda?

Y así hasta alcanzar nuestros días, donde parece que el amor por la diversidad y por echar la vista atrás en el tiempo se ha impuesto sin que casi nos diésemos cuenta. Pero entonces, ¿es realmente la época la que impone un tipo de vestimenta u otra?.

Los diseñadores establecen los cánones y las blogguers difunden las tendenciasLos diseñadores establecen los cánones y las blogguers difunden las tendencias

Desde hace ya unos cuantos años, las pasarelas y los escaparates continúan rebuscando entre sus antepasados para brindarnos la esencia de lo que en su entonces fueron las faldas de vuelo, los pantalones pirata, los estampados de flores, las faldas midi... Una renovación e implantación del estilo vintage que consigue hacer que muchas prendas nunca pasen de moda.

¿Pero qué o quienes determinan exactamente lo que tiene que ser o dejar de ser moda? Y es que parece que en la actualidad, este debate se encuentra unido a la popularidad de muchas celebrities de todo el mundo. Sus pautas a la hora de vestir son las que, de alguna forma, marcan lo que se tiene que llevar o no en cada momento.

Algo que con el impulso de las redes sociales ha ido in crescendo y que provoca que muchos adeptos intenten imitar el estilo de sus personajes más admirados. Aunque en muchas ocasiones, la acogida de dichas prendas ha sido tal que han acabado convirtiéndose en aquello que determinados como atemporal.

Las redes sociales se han convertido en un portal abierto para el mundo de la modaLas redes sociales se han convertido en un portal abierto para el mundo de la moda

Albert Thurston, el "padre" de los tirantes

Confecciones, accesorios y estilismos que nunca pasarán de moda y que presumen de tener cualidades básicas o imprescindibles. Pantalones vaqueros, camisetas lisas y, en este caso, los clásicos tirantes de vestir.

Sin embargo, y aunque hoy en día se les conozca como un complemento masculino fino y elegante, hace falta remontarnos hacia sus orígenes para comprobar que no siempre fueron acogidos de la misma manera. Así, acostumbrados a verlos sobre looks festivos y sofisticados, resulta increíble saber que en sus principios fuesen acogidos con tan poco valor.

En cuanto a su procedencia, se dice que podría ser un complemento femenino lo que finalmente llevase al nacimiento de los tirantes: la liga. Una prenda que servía para sujetar los calcetines, ajustándola a la pantorrilla, y que se convertiría en el antecesor de nuestros protagonistas. Por lo que su función principal no es otra que la de poder mantener bien sujetos los pantalones.

Los tirantes tienen su origen en tierras francesasLos tirantes tienen su origen en tierras francesas

Sus primeras apariciones datan del siglo XVIII y con procedencia francesa. Se trataban de una serie de piezas de tela que mediante unas tiras de seda podían ser fijados a los pantalones. Sin embargo, los tirantes conocidos hoy en día se encuentran mucho más vinculados a las pequeñas modificaciones que el diseñador británico Albert Thurston decidió realizar alrededor de 1820.

Tirantes vs cinturón

No obstante, el modista decidió mantener parte de su estructura introduciendo únicamente un pequeño detalle a sus extremos. Las piezas de tela permanecieron intocables sustituyendo las tiras de seda por unos ojales de piel, para que estos pudiesen ser abotonados a los pantalones.

Así, lo que poco a poco parecía ser una renovación acabó siendo considerado como un elemento imprescindible, ya que la imposición de los pantalones de tallo alto hizo que su utilización fuese aplicada como algo universal. Y es que las trabillas eran totalmente incompatibles con este tipo de pantalones, ya que los cinturones no habían sido diseñados para llevarlos sobre las caderas.

Muchas prendas masculinas han alzando la etiqueta unisexMuchas prendas masculinas han alzando la etiqueta unisex

Más adelante, con la llegada del nuevo siglo XX, el talle fue cayendo provocando el desuso de este complemento masculino y el empleo del ya conocido cinturón, aunque la desaparición de los tirantes no llegó a ser por completo. Incluso en los años 40, cuando el talle volvió a subir de nuevo, tampoco consiguieron alcanzar la gran utilización que hasta entonces habían tenido en el vestuario de muchos hombres.

Pero aun así, las variaciones hasta llegar a nuestros días nunca ha dejado de sucederse. Y es que si bien con el paso del tiempo muchas prendas han acabado alcanzando la etiqueta de unisex, colándose en los looks tanto de hombres y mujeres, con los tirantes no iba a ser para menos. Esto ocurrió en los años 70, cuando el estilo masculino del personaje de Annie Hall hizo que muchas mujeres quisieran copiar su forma de vestir.

Las trabillas de los tirantes no eran compatibles con todo tipo de pantalonesLas trabillas de los tirantes no eran compatibles con todo tipo de pantalones

Influencia del estilo 'preppy'

Sin embargo, hoy en día, las miradas entorno a su popularización y a su utilización se dirigen únicamente hacia un solo "culpable": la recuperación del estilo 'preppy', una forma de vestir basada en prendas clásicas, cómodas y sobrias. Se dice que su origen está relacionado con los looks de los alumnos de élite de los institutos de Norteamérica.

En cuanto a su concepción y utilización, en un primer momento fueron concebidos como si de ropa interior se tratase, por lo que mostrarlo en público no es que estuviera muy bien vistos. Solían situarse, por lo tanto, entre el chaleco del traje y la camisa (una prenda que por aquel entonces también era vista como una confección íntima).

Fue durante y después de la II Guerra Mundial cuando esta percepción cambió y los hombres pudieron deshacerse de sus americanas en los actos públicos sin problema alguno, dejando mostrar a la perfección tanto las mangas de sus camisas como sus tirantes. Y es que ya sea en el siglo XIX o en pleno siglo XX, tanto sus funciones como su estética son dos cosas que seguro nunca van a cambiar.

Cómodos y elegantes, los tirantes ayudan a que los pantalones se mantengan en su sitio y a estilizar la figura de todo hombre, más aun si se combinan con looks masculinos de pantalón de talle alto. Una serie de ventajas que famosos como Elio Rossi, Paul McCartney y Pedro J. Ramírez han sabido valorar y que en la actualidad suelen estar presentes, sobre todo, en el estilismo de muchos hombres de negocios.

Su uso deriva debido a la comodidad que proporcionanSu uso deriva debido a la comodidad que proporcionan

Y es que a pesar de que no exista una norma escrita y que incluso muchos aventureros se arriesguen a combinarlos, hoy en día, incluso con pantalones vaqueros, lo cierto es que su tradición les haga ser utilizados con trajes de chaqué, esmoquin o cualquier prenda de ceremonia.

Tipos de tirantes: en forma de 'H', 'X' e 'Y'

Referente a los tipos de tirantes que podemos encontrarnos, existen tres modelos diferentes a tener en cuenta. Por un lado, y siendo los más antiguos, se encuentran aquellos con la parte posterior en forma de 'H'. Estos suelen ser considerados más como indumentaria de trabajo que como elemento a vestir en un acto público y formal, en cuyo caso serían utilizado aquellos en forma de 'Y' o 'X'. Aunque entre ellos también existen diferencias a la hora de vestirlos.

En primer lugar, están los de forma en 'X' caracterizados por ser mucho más estrechos y delgados, por tener que utilizarlos únicamente cuando el objetivo consista en que no se vean (ya que no quedan bonitos estéticamente) y por no vestirlos cuando se lleve chaleco.

Existen tres tipos de tirantes diferentes: H, X e YExisten tres tipos de tirantes diferentes: H, X e Y

Si por el contrario se decide llevar chaleco, este nunca debe ser combinado con un cinturón, ya que provocaría un bulto innecesario. Y por otra parte, estaría los de forma en 'Y', muchos más gruesos y anchos y perfectos para dejarlos a la vista, ya que tienen muchos más detalles y ornamentación.

De pinza o con latiguillo

En cuanto a su material, también nos encontramos con diversas opciones a la hora de vestirlos. Así, puede darse la posibilidad de que haya tirantes confeccionados completamente con goma elástica o tan solo una parte de ellos, manteniendo en cualquier caso los refuerzos de piel, en la parte central y en los extremos, y las hebillas de latón.

Finalmente, y teniendo en cuenta el modo de sujeción al pantalón, se encuentran divididos en tirantes con latiguillo o de pinza. Los primeros suelen ser los más formales, para vestirlos de forma más arreglada, e incorporan unos ojales para ser sujetos al pantalón a través de unos botones (estos se encuentran cosidos al pantalón); mientras que los segundos incluyen un método de sujeción diferente, como los clips metálicos, y pueden ser utilizados con cualquier tipo de pantalón.

Artículos recomendados