Menú
Qué me pongo si tengo el cuello corto

CUELLO CORTO

Qué me pongo si tengo el cuello corto

¿Tienes el cuello corto? Te enseñamos como sacarle todo el provecho posible para hacerlo ver más largo.

 ¿Qué me pongo si tengo el pelo corto?[¿Qué me pongo si tengo el pelo corto?

Muchas personas consideran el cuello una parte muy sexy, la nuca está llena de terminaciones nerviosas que conectan con todo nuestro cuerpo a través de la columna vertebral. Y hay quien dice que el cuello es lo último que envejece de una mujer. Sea como sea, su longitud juega un papel muy importante en el aspecto general de una persona. Sin duda, es una parte de nuestro cuerpo muy visible que influye de manera positiva o negativa, para que luzca o no, más estilizada nuestra figura. Por ello, un cuello corto puede hacer que los hombros se vean amplios y la estatura parezca más corta.

Por el contrario, uno largo nos hace parecer una persona más alta, creando una visión más prolongada y vertical de nuestra silueta. No hay que desesperar si no poseemos un cuello de cisne, existen prendas que pueden alargar visualmente la apariencia de nuestro cuello. Puedes conseguir que luzca más largo, seleccionando la ropa, el peinado y los accesorios correctos. Y en Bekia te enseñamos cómo lograr prolongar visualmente la longitud del cuello y evitar centrar la atención en esa parte del cuerpo.

Tipos de escotes que te favorecen

Lo peor para un cuello corto es taparlo, lo único que conseguiremos será que parezca aún más corto. Siguiendo esta máxima, nos olvidaremos de cuellos vueltos y chimeneas. El escote tipo V ayudará a crear la imagen de cuello más largo, pues aportan verticalidad a tu silueta. Al igual que las prendas con escote profundo, pues tiene un efecto similar al escote tipo V.

No utilices pañuelos porque harán más corto tu cuello No utilices pañuelos porque harán más corto tu cuello

Si optas por escotes redondos, que sean amplios, pues el escote redondo cerrado acentuará la forma de cuello corto. Otra muy buena opción y que siempre está de moda, es el escote strapless, pues aunque no lo creas, ayudará a disimular un cuello corto. Atrévete con escotes abiertos, son tus grandes aliados.

Para las blusas y camisas, escoge las que tengan escote en V o en U, los cuales estilizan y alargan visualmente. Usa prendas de ropa que expongan la parte inferior de la línea del cuello, lo que crea la ilusión óptica de alargamiento. Además si te atreves, desabotona los dos primeros botones de tus camisas y blusas, para dejar al descubierto parte del escote y darle más espacio al cuello. Para los vestidos de noche, todo tipo de strapless, escote corazón y los escotes en V, te benefician muchísimo.

En el lado contrario, se encuentra la ropa que debemos evitar si tenemos un cuello corto. Como por ejemplo, los escotes redondos, pues aportarán más volumen a esa zona. Los escotes cerrados, es decir los cuellos camiseros abotonados hasta arriba, o los escotes cuadrados y los escotes halter, pues son más favorecedores en personas delgadas y de cuello largo.

Tampoco elijas prendas de cuello alto o cuello tortuga, lo ideal es no centrar la mirada en esa parte del cuerpo, por lo tanto, evitas ropa que enfatice esa zona. Las chaquetas o blazers con hombreras no te favorecen, pues este tipo de prenda crea volumen en la parte superior de tu cuerpo. Las mangas de farol, tampoco son recomendables, pues acortan longitud de esa zona y restan esbeltez.

 No utilices sombreros acortarán tu cuello No utilices sombreros acortarán tu cuello

Complementos que pueden ayudarte

Elegir los complementos perfectos puede no ser sólo una forma de ir a la moda, sino que además pueden convertirse en tu gran aliado haciendo que tu cuello luzca más alargado. Principalmente evita joyas que centren la atención en esa parte del cuerpo, como las gargantillas, los collares cortos y los pendientes largos. Para ti son perfectos los collares largos o con caída en forma de V, con ellos tu cuello se verá más alargado. También es ideal un collar con un colgante pequeño o una cadena sola al centro del pecho.

Para los pendientes, decántate por aretes de forma rectangular o alargada, pero que no sean muy largos o anchos. Los pendientes que cuelgan que caigan sólo un máximo de 1,3 cm por debajo de tu lóbulo, para mostrar así la línea de la mandíbula. Descarta pendiente redondos o en forma de argollas. Procura evitar joyas llamativas que llevan la atención a esa zona.

Si eres una amante de los pañuelos, fulares, bufandas... debes saber que acortan y añaden volumen al cuello, pero no por ello debes dejar de usarlos. Puedes seguir calentita y a la moda, sólo teniendo presente un par de trucos. Procura que la anchura de esta prenda guarde cierta proporción con la longitud de tu nuca, de tan modo, que cuanto más corto sea tu cuello, más estrecho y suave debe ser el pañuelo.

Deja de lado los cuadrados y pequeños. Lleva las bufandas de tal forma que caigan por debajo de tu cuello, para alargar visualmente. Obviamente atar pañuelos al cuello no es una buena idea, mejor utilízalos para la cabeza o a modo de cinturón.

Intenta desmarcarte de pieles, plumas y cualquier otro adorno que aporte volumen innecesario alrededor del cuello. Cuidado también con los cuellos de los abrigos, chaquetones y gabardinas si nos demasiado anchos. Y en cuento a los sombreros, tan de moda actualmente, cuidado si son demasiado grandes, pues acotarán tu figura y en perspectiva tu cuello desaparecerá cuando te mires por la espalda.

Si las prendas tienen costuras, botonaduras, volantes o cualquier otro adorno que puedan aumentar visualmente el grosor de tu cuello, procura que estén orientados verticalmente para que aporten esbeltez, evitando las peligrosas líneas horizontales que irrumpen en la línea vertical de tu cuello y lo acortan.

 Levanta la cabeza y sonríeLevanta la cabeza y sonríe

Cortes de pelo favorecedores

El pelo corto favorece muchísimo ya que despeja parte del cuello. Córtate el pelo corto para dejar ver la línea de la mandíbula y hacer que el cuello parezca más largo. Por ejemplo un corte pixie o duende que deja al descubierto los lóbulos de las orejas. O si prefieres llevar pelo largo o media melena, opta por un corte de pelo en capas que empiece siempre a la altura de la mandíbula.

También puede ser un gran acierto un corte de pelo estilo Bob, que tiene flequillo a la altura de los ojos y la altura del corte llega en punta o en capa a la altura de la mandíbula, lo cual hará que la distancia entre la barbilla y la terminación de tu cuello se alargue ópticamente. Todos los recogidos son una gran opción, las colas de caballo, los moños altos o los recogidos en forma de castaña. Si dejas que se vea la nuca, el éxito está asegurado. Los hombres pueden decantarse por un favorecedor peinado corto, el corte militar y desmechado son sus grandes bazas.

Recuerda que la mejor forma de acortan aún más el cuello es ocultarlo. Así que, eleva la barbilla, mira al frente y a lucirse.

Artículos recomendados