Menú
Qué me pongo si tengo la espalda ancha
Qué me pongo si tengo la espalda ancha

CONSEJOS DE ESTILO

Qué me pongo si tengo la espalda ancha

Si tienes una espalda ancha y deseas disimular esa zona, te mostramos qué prendas te ayudarán a crear una armonía visual con la parte inferior de tu cuerpo.

El cuerpo de la mujer suele ser más menudo que el de los hombres. Por eso, tener hombros o espalda ancha puede generar complejos o inseguridades en estas mujeres, que sienten que sus hombros se ven demasiado desproporcionados. No es necesario pensar únicamente en esconderlos sino seguir una serie de recomendaciones a la hora de elegir un vestuario adecuado para restar importancia a tus hombros y resaltar las partes de tu cuerpo más halagadoras.

Camisetas con cuello redondo, en forma de V o asimétrico, ayudarán a disimular tu complejoCamisetas con cuello redondo, en forma de V o asimétrico, ayudarán a disimular tu complejo

Lo bueno de la ropa y su amplísima variedad es que se puede usar a nuestro gusto. Por ejemplo, para crear líneas verticales que puedan marcar la diferencia, sólo es cuestión de jugar con los ángulos. La clave se encuentra en crear un balance con un par de trucos visuales.

Normalmente el prototipo de mujer que posee una espalda ancha, suele verse relacionado con la figura de triángulo invertido, la parte superior del cuerpo es ancha, mientras que las caderas y las piernas son más pequeñas. Por esta razón, es recomendable comprar piezas separadas de diferentes tallas, evitar hombreras, mangas abombadas o pantalones de talle alto, que no te favorecen.

Este prototipo de cuerpo es común en mujeres que son atléticas, o practican mucha natación. Sin embargo existen multitud de mujeres famosas con este tipo de cuerpo, como las actrices Hilary Swank, Demi Moore, Jessica Biel o la Princesa Charlene de Mónaco. Si todas estas mujeres siguen la moda a la hora de vestir y lucen fabulosas, tú también puedes.

Partes de arriba recomendadas

Camisas o blusas

A la hora de vestir la parte superior de tu cuerpo, las camisas o blusas con cuellos muy cerrados tienen a marcar los hombros anchos llevando la mirada hacia arriba. Reduce ese efecto eligiendo camisas con cuello redondo, en forma de V o asimétrico, que dirigen la mirada más abajo. Así quitarás énfasis de la línea horizontal de la clavícula y hombros, desviando la atención a una línea más vertical del cuerpo. Aléjate de los cuellos cerrados, pues harán que tus hombros se vean más anchos de lo que son.

Los abrigos y chaquetas deben ser de corte recto o ligeramente entallado para quitarle volumen a tu espaldaLos abrigos y chaquetas deben ser de corte recto o ligeramente entallado para quitarle volumen a tu espalda

Camisetas con mangas discretas

Además de la forma del cuello, presta atención a la forma de las mangas. Vestir con mangas que presenten mucho 'bulto', crea la apariencia de hombros anchos y abultados. Escoge mangas de materiales delgados y livianos. Opta por mangas largas, con mangas de ¾ o caídas. Están de moda y estilizan tu figura. Puedes vestir camisetas sin mangas, pero elige aquellas con corte asimétrico o con tirantes no muy finos.

Chaquetas sencillas y rectas

Los abrigos y chaquetas deben ser de corte recto o ligeramente entallado, con una única fila de botones. No uses chaquetas con solapas y evita las hombreras, pues agregarán volumen a tu espalda, aunque como es cuestión de moda en ocasiones, escoge aquellas que sean más finas. Las líneas redondeadas ayudarán a disimular la rigidez de tus hombros. Utiliza blazers hasta la cadera en vez de hasta la cintura.

Vestidos

Vestidos con volumen en la parte inferior

La clave está en optar por vestidos con volumen en la parte inferior. Los vestidos de corte asimétrico o con mangas a un hombro, son también un gran aliado. Un vestido drapeado en la parte superior y con una parte inferior más ajustada es ideal, pues el drapeado ayudará a suavizar la parte de arriba de tu cuerpo, y la parte ajustada en la zona inferior acentuará las caderas creando una silueta armoniosa. Evita los tirantes finos y escotes tipo halter.

Evita ceñirte

Evita también prendas ajustadas que harán que tus hombros se vean más grandes, y escoge vestidos holgados en la parte de arriba si no vas a llevar mangas. En cuanto a las mangas y el tipo de cuello de los vestidos, nos sirven las mismas consideraciones que en el apartado anterior.

Los vestidos con volumen en la parte inferior son un gran aliadoLos vestidos con volumen en la parte inferior son un gran aliado

Las cinturas ceñidas o ajustadas sólo enfatizan el ancho de la espalda. Una cintura muy estrecha atrae la mirada a los hombros, así que a la hora de vestir, no escojas aquellos que tienen cinturón en la cintura, esto aumenta la ilusión óptica de silueta de triángulo invertido. Aléjate de las cinturas imperio, al tener un corte muy alto, atraen la atención a la parte superior añadiendo tamaño a esa zona conflictiva en nuestro caso.

Pantalones y faldas

Pantalones acampanados

Para dar volumen y acentuar las curvas de bajo de la cintura escoge pantalones acampanados y a la cintura. Si tu espalda es ancha comparada con tus caderas, tienes la suerte de no tener que preocuparte por ocultarlas. Elige pantalones con costuras en la parte trasera o bolsillos en la parte lateral de tus piernas, te proporcionaran más volumen y equilibrarán tu silueta. Utiliza pantalones de colores claros para centrar la atención de tu cuerpo en la zona inferior del mismo.

Faldas plisadas

Elige faldas con volumen o plisadas. Otra opción es escoger faldas con bolsillo en la parte de delante para llamar la atención y ganar volumen. También te sentarán bien las faldas con volantes por encima de la rodilla.

Estampados y complementos

Oscura arriba, claro abajo

Escoge tonos oscuros para la parte superior y colores claros para llevar debajo de la cintura. Evita usar colores muy llamativos o estampados en la parte superior, es aconsejable decantarse por tonos sutiles o neutros que ayudarán a disimular el volumen de tu espalda.

Los vestidos holgados en la parte de arriba siempre son una buena apuestaLos vestidos holgados en la parte de arriba siempre son una buena apuesta

No lleves estampados muy recargados ni volantes, sólo lograrán resaltar aún más esa parte. Usa blusas sencillas y las piezas más adornadas resérvalas para la parte inferior, intenta que el volumen del look recaiga sobre la parte inferior, puedes ayudarte de pantalones, faldas plisadas o con mucho vuelo. Busca crear líneas verticales, ya que alargarán tu torso y estilizarán tus hombros. Si usas corsés, prendas de tipo strapples o el clásico palabra de honor, opta por las que no tienen detalles como pedrería, botones o plumas en la parte superior.

Complementos en la parte inferior para crear volumen

Los complementos no sólo pueden aportarte un punto de inflexión en cuanto al estilo, en este caso pueden resultar ser unos grandes aliados para descargar volumen de la parte superior. Confía en los cinturones a la cadera, los collares largos y las bufandas sueltas, estos accesorios engañarán al ojo para crear una visión de torso más fino. Los collares cuanto más largos, mejor. Úsalos para crear ese efecto de verticalidad que consigue suavizar la línea horizontal de tus hombros.

Las faldas plisadas ayudan a equilibrar tu siluetaLas faldas plisadas ayudan a equilibrar tu silueta

Y en el caso de los pendientes sigue la misma máxima, que aporten verticalidad a tu rostro, para así resaltar tu cuello. Sobre todo, se trata de afinar la nuca y los hombros, así que ten cuidado de que no sean demasiado pesados. Apuestas eso sí, por aros dorados adornado con piedras o colores llamativos, pero sin excesos. Te quedan perfectos los bolsos que caen en la cadera, pues agregan volumen, o los cruzados.

Zapatos llamativos para desviar la atención

Y por último pero no menos importante, los pies. Debido a que la parte superior es más amplia, dirigir la mirada a los zapatos ayudará a crear armonía. Al tener la espalda ancha cuesta ser femenina. ¡De eso nada! , sólo hay que saber cómo vestirse para destacar tus virtudes de mujer y afinar esa zona visualmente. Sigue estos consejos y no dejes que ideas preconcebidas ni complejos te paren.

Artículos recomendados