Menú
Kim Kardashian sigue los pasos de Kylie Jenner e incorpora Skims a la industria swimwear
Kim Kardashian sigue los pasos de Kylie Jenner e incorpora Skims a la industria swimwear

AMPLIANDO NEGOCIOS

Kim Kardashian sigue los pasos de Kylie Jenner e incorpora Skims a la industria swimwear

La marca de ropa moldeadora de Kim Kardashian quiere que ahora sus clientas también se sientan cómodas con su cuerpo en ropa de baño.

Lanzada en septiembre de 2019, Skims se convirtió en una marca multimillonaria en cuestión de 2 años (su valor se sitúa ahora mismo en los 3.200 millones de dólares). Con el respaldo de una fama mundial como pocas, la firma fue todo un éxito de ventas desde el primer día -facturado 2 millones en 24 horas- y esto solo se vio incentivado por la calidad de sus ropa moldeadora, que conseguía ser eficaz y cómoda -dentro de lo que cabe- a partes iguales. "Verdaderamente estilizaba, aplanaba la barriga y dejaba el pecho naturalmente en su sitio", reconocía Beatriz García de Smoda después de probar una de sus fajas: "Una de las cosas que más me han gustado de este body es que te sientes guapa cuando lo llevas puesto", añadía.

Un trabajo que parecía haber sido revisado con lupa antes del llegar al mercado para conseguir precisamente eso, agradar a sus posibles compradoras y acabar de una vez por todas con la opresión que suponían estas prendas para quien quería modelar su figura -y ya de paso amasar unos cuantos millones más-. Así que, después de conseguir asentarse y reinar en este terreno -superando incluso a Spanx, pionera este mercado-, ahora Kim pretende también hacerlo en el mercado de ropa de baño.

Siguiendo la línea de la ropa moldeadora, la empresaria promete ahora que usar bikinis y bañadores de su firma hará que quien los lleve se siente muy cómoda con su cuerpo moldeado al mismo tiempo que no sentirá que lleva una faja puesta, sino un bikini. "Comprar trajes de baño debería de ser divertido y fácil, pero muchas mujeres se sienten intimidadas ante esto", reconoce la propia Kim Kardashian.

Prendas moldeadoras también de baño

Y eso también lo quiere cambiar: "Quería hacer que el proceso fuera lo más simple posible, proporcionando un armario completo de prendas de baño, tanto dentro como fuera del agua. Realmente hay algo aquí para todo el mundo: para quien prefiera un estilo más cubierto o para quien le gusta más atrevido", añade. Por ello, la colección -que estará a la venta el próximo viernes 18 de marzo- estará compuesta de 19 prendas diferentes (tops, bragas, culottes, camisetas y hasta pareos) y en 7 colores (de los tradicionales tonos de piel a los que se añaden el negro y dos azules).

Una nueva línea con la que Kim parece hacerle la competencia a su hermana Kylie, que el pasado 2021 lanzaba Kylie Swin, aunque su éxito no tiene nada que ver con todo lo que rodea a esta firma. Posiblemente, por la dedicación que su hermana mayor ha puesto en todo esto: "Era esencial que el lanzamiento de una categoría tan esperada estuviera en sintonía con lo que nuestras clientes esperan, enfocados en el ajuste, la comodidad y la versatilidad. Al igual que con las anteriores colecciones que hemos lanzado, nuestro modelo para el éxito está distado en gran medida por escuchar a nuestros clientes antes de nada y sabemos que esperan de Skims Swin y esperamos superar sus expectativas", adelantaba Kim.

Artículos recomendados