Menú
Gucci abre la Milan Fashion Week redefiniendo la identidad para el otoño/invierno 2018/2019
Gucci abre la Milan Fashion Week redefiniendo la identidad para el otoño/invierno 2018/2019

DESFILE

Gucci abre la Milan Fashion Week redefiniendo la identidad para el otoño/invierno 2018/2019

La nueva entrega viene carga de encajes, pedrerías y estampados florales que pretenden crear una nueva identidad.

Gucci era la firma encargada de abrir la Semana de la Moda de Milán con la presentación de su colección otoño/invierno 2018/2019. El diseñador creativo de esta campaña , Alessandro Michele, asegura que es una búsqueda de la identidad en los "monstruos uniformados" que salen a la calle, bajo esta idea nace Cyborg.

Cyborg está repleta de figuras mitológicas, que se convierten en formas imposibles incluyendo los estampados de pitón en trajes masculinos, encajes de lentejuelas y los estampados florales con cuadros. Su creador explicaba su obra afirmando que se trata de "el acto de cortar, empalmar y reconstruir materiales y tejidos para crear una nueva personalidad e identidad".

Bomber con estampados florales y falda con plumas de Gucci otoño/invierno 2018/2019 en la Milan Fashion WeekBomber con estampados florales y falda con plumas de Gucci otoño/invierno 2018/2019 en la Milan Fashion Week

Mezcla de estilos

La pasarela se convertía en una sala de operaciones, en el que las cabezas de muñeco, las serpientes enroscadas y los grifos híbridos eran en algunos de los complementos en los conjuntos. Es una entrega que mezcla estilos, desde el vintage cargado de cuadros a los trajes de americana estructurada, con toques de la cultura bereber y máscaras. Lo más llamativo son los tocados de cristal y los pañuelos en la cabeza al estilo de un burka.

Todas las prendas se convierten en un exceso de colores en las que los encajes, las pedrerías, los estampados florales y las bolsas cubrían los looks que lucían las modelos. En cuanto al calzado, se presenta también una nueva línea de sneakers XXL, resultado de una colaboración con la marca de videojuegos SEGA.

Las prendas eran largas y cerradas, con la superposición de piezas y accesorios firma de la casa, en el que el diseñador pretende reinventar la identidad con un mensaje claro que transmitía antes del desfile "tenemos el derecho a convertirnos en quienes somos".

Artículos recomendados