Menú
Las lentejuelas: guía de estilo
Las lentejuelas: guía de estilo
¡A BRILLAR!

Las lentejuelas: guía de estilo

Las lentejuelas suelen acompañar a todo tipo de eventos de noche y fiesta, son sinónimo de elegancia y se verá por donde vas.

Las lentejuelas son un tipo de tejido muy difícil de combinar y de vestir, por lo que los intentos de que algo de este material nos quede bien tienen que ser constantes, hasta que encontremos el corte, el color y el brillo que mejor nos quede. Aunque, eso sí, una vez se consigue encontrar el atuendo ideal, ten por seguro que esa será tu tendencia de moda para estas Navidades y parte de las siguientes festividades.

Noche y día

Las lentejuelas no es que se apliquen solo a los vestidos y se puedan lucir de noche, sino que sus posibilidades actuales son casi infinitas. Al ser un tejido ya de por sí llamativo, el corte adecuado a cada cuerpo puede ser difícil de encontrar. Pero, lo cierto, es que se pueden aplicar estas piezas tanto de día como de noche, siempre y cuando se sepa cómo combinar adecuadamente.

Hasta la fecha, las lentejuelas se habían reservado al ámbito festivo nocturno, lo cual no desencajaba del todo según qué evento fuera. Ahora, este brillo del tejido puede adaptarse para acompañar tus looks de día o en una jornada laboral corriente.

Las posibilidades de las lentejuelas son infinitasLas posibilidades de las lentejuelas son infinitas

El problema de esta tendencia de moda es que puede que quede demasiado excesivo, por lo que hay que decantarse mejor por piezas pequeñas o que no tengan un color demasiado llamativo. En el caso de un vestido de noche, cuanto más mejor; pero, en el caso de un conjunto de día, lo mejor es que sea una parte del look que pueda pasar un poco desapercibida o que, al menos, no sea recargado.

Lo ideal para que puedas aplicar las lentejuelas a tus vestidos, trajes o demás piezas habituales es la actitud. Para ello, puedes acompañar a este tejido de otros materiales muy casual, como los jeans vaqueros o piezas de algodón fino, con el que restar dureza al look. También puedes añadir una combinación relajada con un maquillaje natural en el rostro y prendas que utilices en tu día a día en el resto del cuerpo.

Lo colores que más se ven

Las lentejuelas consiguen por sí solas un efecto metalizado impecable, por lo que atrévete con cualquier color que desees, porque hoy existe una gran posibilidad de aplicaciones y combinaciones únicas. Aunque siempre hay que saber llevarlas y cómo acertar adecuadamente, dependiendo del modelo, el estilo y la ocasión para la cual quieras llevar tu vestido de tendencia.

Los colores más comunes han sido siempre el plateado, el cobre, el oro y el negro. Estas cuatro tonalidades son las que siempre han ido ligadas a las lentejuelas, con las que se les ha reconocido habitualmente. Aunque no son las únicas que están de moda, sí que representan un estilo más sobrio y con mayores aplicaciones que el resto de colores. En especial cuando se trata de llevar una pieza de diario.

Entre los colores más comunes de lentejuelas está el plataEntre los colores más comunes de lentejuelas está el plata

Por otro lado, también se suman otros que son una tendencia más atrevida si cabe, como los rosas, los rojos, los naranjas, los verdes y los azules. Entre todos ellos existen muchas combinaciones posibles y tonalidades de todo tipo, para que puedas adaptar tus gustos a las tendencias y las necesidades del momento. Aunque, hay que advertir, no todo puede funcionar con estos colores, ya que son más llamativos y requieren de un compañero más relajado.

No solo funcionan en vestidos

A pesar de que las lentejuelas es más habitual verlas en vestidos cortos y rectos, que son una tendencia parecida a los de tipo años 20, existen otra variedad más moderna y adaptada a la moda actual. En piezas más ajustados y escotadas por la espalda, las lentejuelas se convierten en el estampado perfecto para conseguir una opción más festiva y actualizada en su versión más mini.

En cambio, para aquellas que prefieran adaptar esta tendencia a otro tipo de vestuario, los pantalones de corte culotte o palazzo van seguidos de otros más ajustados, como los leggins. Ambos sirven para cubrir las piernas y que la importancia del conjunto recaiga sobre las extremidades. Aunque las faldas, ya sean largas o cortas, también se suman a la moda de las lentejuelas a todo color.

Las lentejuelas son una opción festivaLas lentejuelas son una opción festiva

Por otro lado, para la parte de arriba, siguen causando tendencia los tops cortos y las camisetas de tirante fino, sobre todo cuando es para un look de fiesta. Lo habitual es verlos en plateado o negro, aunque ambos formatos admiten más tonalidades y más de un solo color por pieza.

Y, finalmente, hay que destacar las americanas y los trajes completos. Estos pueden ser muy atrevidos, por lo que es mejor reservarlos solo para los eventos nocturnos. Acompañar a estos de pantalones ajustados, blusas básicas y unas sandalias de tacón será la opción más recurrente, pero sin duda la más acertada.

Efectos y combinaciones posibles

Cuando es un conjunto de dos piezas o un vestido largo y llamativo, lo mejor es decantarse por los colores clásicos, para que no quede un estilismo demasiado recargado. En cambio, los colores más atrevidos se pueden implantar en piezas cortas y ajustadas, combinando siempre con partes u otras prendas más relajadas que ayuden a compensar ese efecto óptico arriesgado de las lentejuelas.

Las lentejuelas sirven también para accesoriosLas lentejuelas sirven también para accesorios

Ayuda a complementar

Los complementos también se suman a esta tendencia, por lo que es recomendable dejar que las lentejuelas brillen por sí solas y acarren el peso del look al completo, siendo la tendencia de moda del momento. Aunque no por ello hay que descuidar el resto del conjunto, sino dejar que fluya el estilismo y que se complementen entre ellas.

Lo que mejor acogida ha tenido es el calzado, creando toda una tendencia de moda con los zapatos en formato botín o las bailarinas. Ambos son perfectos para utilizar tanto de día como de noche, dejando que nuestros pasos brillen con luz propia.

Aunque los bolsos de mano con lentejuelas de colores son los más atrevidos, por lo que resultan imprescindibles para acompañar a un look casual de noche. En estos casos, el colorido favorece al complemento, ya que le hace más atrevido y ayuda a que el conjunto adquiera un poco más de festividad y atracción si se trata de un look casual, apagado o monocromático.

Artículos recomendados