Menú
Bandana o turbante: Guía de estilo
Bandana o turbante: Guía de estilo

TOQUE DIFERENTE

Bandana o turbante: Guía de estilo

Estos complementos no sólo se han postulado como una de las grandes tendencias del verano, sino que le darán un toque único y exótico a todos tus looks. ¡Atrévete a lucirlos!

Ni las gorras ni los sombreros o pamelas de paja, este año habría que apostar por los turbantes y bandanas para proteger la cabeza del sol o para dar un simple paseo en las tardes de veraneo. Si hay que hablar del accesorio estrella del verano, ese es el turbante o bandana. Un complemento imprescindible y que se ha convertido en la estrella del cabello de muchas 'fashion bloggers' y celebrities, y que se posiciona como los grandes favoritos de esta temporada. Perfecto para terminar cualquier look veraniego durante el día o para una increíble velada nocturna. Son prendas realmente cómodas que lucirán por sí solas.

El turbante tiene un gran sentido cultural en sus países de origenEl turbante tiene un gran sentido cultural en sus países de origen
Es por ello que el turbante se ha expuesto como el complemento de tendencia en esta temporada 2018, considerado como una 'apropiación cultural' de estilo perfecta y cuidadosa, compitiendo cuerpo a cuerpo con la bandana. En lo cultural, se trata de un complemento que remonta su origen al continente asiático y algunas ciudades del norte de África, cuyo fin era clasificar a las diferentes posiciones sociales en lo que se refiere a la reputación de la gente que lo llevaba o, simplemente, como una forma de protegerse de los fuertes rayos del sol que deben soportar en estas zonas, desérticas en su mayoría.

Las mujeres han comenzado a usar este detalle como una forma de completar un look y darle un punto de vista más exótico. Además, es una gran tendencia porque son varios los diseñadores que viajaron a Oriente en busca de inspiración para estas temporadas. Las actrices de los años 50 implantaron el turbante o bandana como un elemento muy importante de sus estilismos, que engloba tejidos de los más sencillos hasta los más elegantes, como puede ser el tul.

La bandana

El objetivo de cualquier accesorio que apriete en la zona de la cabeza o el pelo siempre será controlar el cabello y sacarlo de la zona de los ojos para que no moleste en la cara. Aunque es el mismo objetivo para los dos complementos, en especial se opta por la bandana para los eventos en los que el recoger la melena puede ser imprescindible, como un día en el campo, en la playa o en la piscina. Es en el siglo XXI cuando aparecen multitud de maneras de utilizar este accesorio tan especial.

La bandana es de lo más práctica a la hora de mantener el rostro despejadoLa bandana es de lo más práctica a la hora de mantener el rostro despejado

En cuanto a los estampados, destaca como opción clásica el 'paisley' u otras alternativas con grandes contrastes, como pueden ser las lentejuelas, el encaje, la gasa o increíbles estampados. Y en cuanto a las posibilidades de uso pueden ser muy variadas, como por ejemplo al cuello, a modo de cowboy, haciendo un triángulo y atado a la parte de atrás del cuello, siendo esta opción el amago perfecto de collar. También existe la opción de enrollarlo por completo y anudarlo por delante. Aunque las top models del momento, como Cara Delevinge, han dado otras opciones como ponerlo alrededor de la cabeza al estilo rapero.

En cuanto a colores destaca mucho el negro, aunque existe una variedad inmensa de posibilidades como el rojo, el azul o el gris entre muchos más que convierten la lista en infinita. Pero siempre teniendo en cuenta que, en según qué culturas, gana un poder de simbología muy fuerte. El rojo era usado por los mineros y granjeros para protegerse del sudor y el polvo, y es por ello que lo asociamos a la clase trabajadora. Por otro lado, también se usó para diferenciar a los grupos callejeros con las tonalidades de las bandanas que rodeaban su cabeza.

Aún así ha superado todas esas barreras sociales y ha llegado hasta nuestros armarios para convertirse en un accesorio de moda más dentro de las tendencias del verano, que sacan lo mejor de todos los looks y que los transforman sobremanera con sus estampados caribeños, frutales o florales, sustituyendo a las diademas que tanto se instauraron en los 90.

El turbante

El turbante es el complemento ideal para aportar un toque vintage al lookEl turbante es el complemento ideal para aportar un toque vintage al look
Este verano se impondrá el turbante, un accesorio que ya se veía levemente el verano pasado y que se rescata para pisar muy fuerte en el 2018. Podemos encontrarlos lisos, estampados o con pedrería; el gran fin siempre será aportar una gran personalidad a los outfits del verano. El turbante se ha convertido ya en la tendencia de este año y no existe quien dude en utilizar este tipo de detalles tanto en el día a día como en la noche o para eventos elegantes.

Es un complemento de estilo muy exótico y diferente, puedes amarlo y gustarte a reventar u odiarlo completamente; para este estilo no existe un intermedio. Como influencia principal de estilo, encontramos a Audrey Hepburn marcando este estilo en su vestuario de 'Desayuno con diamantes' o 'Vacaciones en Roma'. Películas en las que lucía esos tocados a modo de turbantes como su gran sello de identidad, o como Coco Chanel que también solía lucirlos en color negro.

Se puede utilizar para la piscina y la playa, de tal forma que se aporte esa ráfaga del aire fresco de los 60 que tanta influencia lleva consigo. Úsalo en look lady y super femenino, con falda plisada y camisa de hombros descubiertos. También en outfits más roqueros, faldas de tiro alto, camisetas de estampados llamativos que podremos combinar con una chupa de cuero; al más puro estilo Grease que tanto amamos. También en estilismos muy elegantes como bodas, galas o citas importantes; serán el toque perfecto y más innovador, incluso se podría decir que el que dé el punto de atención.

Aprovéchalo sin pensarlo porque este verano está de moda, es una tendencia sin control; dando un toque especial y divertido a los diferentes outfits. Todo lo que sean complementos para la cabeza suelen dar un poco de miedo y respeto, un sentimiento que hay que descartar porque, aunque en ocasiones puede ser complicado, realmente los turbantes y bandanas son para todo el mundo que quiera llevarlos, no entiende formas en el rostro ni color de la piel. La moda es divertida, comunicativa y extravagante, utilízala para sentirte nueva, renovada y para salir de la zona de confort. Así que no existen los miedos, llevarlos es simplemente cuestión de actitud.

Artículos recomendados