Menú
Moda para viajar en avión: cómoda y guapa

DE VIAJE

Moda para viajar en avión: cómoda y guapa

Cuando viajamos, es importante vestir cómodas para hacer frente a las esperas, los cambios de temperatura y cualquier situación que se nos pueda plantear.

Elige un look cómodo para afrontar las largas horas de espera Elige un look cómodo para afrontar las largas horas de espera

Enfrentarse a un viaje en avión es en ocasiones todo un reto. No por el miedo que podamos tener a volar, sino por toda la preparación y tiempo que conlleva. Supone coger vuelos, estar pendiente de conexiones aéreas y, en la mayor parte de los casos, pasar horas en un aeropuerto esperando, eso sin contabilizar lo que dure el viaje. Es por ello que es importante ir cómoda para enfrentarse a las esperas, a los cambios de temperatura y a todo el caos que pueda haber a nuestro alrededor con tanto trajín de viajes. Eso no implica que no vayamos con un buen look, para lo que habrá que combinar diferentes prendas cuando nos dispongamos a volar.

Y es que si por algo se caracterizan los viajes en avión, por muy rápido que lleguemos al destino, es por estar muchas horas esperando. En el aeropuerto, en los traslados, entre uno y otro enlace, con los retrasos o el overbooking. Se trata de horas muertas en las que, en la mayor parte de los casos, no podemos hacer mucho más que darnos una vuelta por las tiendas, tomarnos un café o leernos una revista. Así que lo primero es tomárselo con paciencia y lo segundo vestirse de acorde a ello.

Buena parte de la espera la vamos a pasar arrastrando maletas y cargando con mil trastos (el bolso, la chaqueta, billetes, agua, la tablet, el mp3,...) así que no es recomendable optar por una vestimenta que nos lo haga más complicado. Claro que iríamos muy guapas con un minivestido y unos tacones de aguja de 14 centímetros, pero como cambien la salida del avión y tengamos que correr por el aeropuerto no nos vamos a acordar de lo mucho que estilizan esos zapatos y sí de lo poco prácticos que resultan para volar con ellos.

Descarta las botas

Empecemos por el calzado, clave a la hora de viajar. Entre idas y venidas, que hay mucha gente y que el aeropuerto y el avión están correctamente climatizados no es normal que pasemos frío -salvo que abusen del aire acondicionado, así que las botas son un elemento a descartar, por mucho espacio que nos ocupen en la maleta. Hay que tener en cuenta que pasaremos un par de veces, como mínimo, por arcos de control y van a descalzarnos si vamos con botas o botines.

Apuesta por las bailarinas como calzado Apuesta por las bailarinas como calzado
Aunque sólo sea por evitar esta molestia lo más práctico son unas bailarinas, unos zapatos con poquito tacón o unas sandalias -si es verano-, pero sin muchos adornos, que suelen pitar. Las deportivas también son cómodas, pero mejor dejarlas en la maleta para no perder el tiempo cada vez que haya que atarlas y desatarlas.

Ropa holgada y cómoda

Por lo que se refiere a la ropa no hay prenda más cómoda para viajar que los vaqueros. El chándal puede que también sea cómodo, pero es un tanto antiestético. Los vaqueros cuentan con la ventaja de que se adaptan a cualquier clase de look, por lo que combinados con una camisa o camiseta alegre tenemos un outfit de lo más adecuado para volar. También puede ser lo suficientemente formal añadiéndole una americana si se va a viajar por cuestión de negocios.

En caso de no poder llevar vaqueros unos pantalones amplios o faldas holgadas pueden también ser muy socorridos. Si usamos prendas apretadas o de tubo nos sentiremos constreñidas y será incómodo pasar varias horas sentadas con ellas, eso sin contar que se arrugarán más.

Lo mismo se aplica a qué llevar en la parte superior de nuestro cuerpo. Si en nuestro destino hay una temperatura muy diferente a la de nuestro punto de origen es aconsejable que nuestra vestimenta responda al estilo cebolla, es decir, con varias capas de prendas: camisa, chaqueta y abrigo. De esta forma podremos adaptarnos también a la calefacción o al aire acondicionado que suele haber en el aeropuerto y el avión.

Elegir el bolso adecuado para volar

Consecuencia directa de superponer capas de ropa es el hecho de que puede llegar un momento que llevemos varias prendas en la mano. Si viajamos con niños directamente será una montaña de ropa lo que tengamos. Por eso es fundamental el bolso a escoger. Probablemente sea el complemento más importante a la hora de volar, por la utilidad que cumple.

Teléfonos móviles, revistas, botellines de agua, algo que compremos en las tiendas del aeropuerto en el último momento, las gafas de sol, el billete, la cartera,... necesitamos un bolso de grandes dimensiones para poder llevarlo todo. A ser posible escoger uno cuyo interior esté dividido en varios departamentos, porque así podremos colocar las cosas y encontrarlas a la primera, sin tener que estar media hora revolviendo para dar con el pasaporte.

Elige entre un bolso grande o uno pequeño Elige entre un bolso grande o uno pequeño

En caso de que no nos gusten los bolsos grandes podemos optar por meter los imprescindible (billete, dinero, pasaporte y teléfono) en uno pequeño y llevar una mochila o bolsa aparte con todo lo demás. Eso sí, en estos casos hay que estar vigilante para no perderla o que nos la roben. Los bolsos bandolera, en este sentido, resultan los más prácticos para evitar problemas como estos.

Un foulard, imprescindible

Otro de los accesorios que resulta fundamental en nuestra vestimenta cuando vamos a volar es un foulard. Además de darnos un toque de color y alegrar nuestro look aunque sea informal, puede ser nuestro gran aliado ante los temidos cambios de temperatura y el aire acondicionado, ya sea en el propio aeropuerto o una vez en el avión.

Por lo que se refiere a otros complementos tales como anillos, pulseras o cadenas lo más recomendable es seleccionar aquellos que no incluyan pinchos, hebillas y demás elementos susceptibles de pitar a la hora de pasar por el detector de metales. Eso no quiere decir que haya que prescindir de ellos, simplemente seleccionar los menos recargados o no olvidárselos en la bandeja después de tener que habérnoslos quitado antes de pasar por el arco.

Maquillaje y peinado

Tan importante es a la hora de viajar la vestimenta como el maquillaje o el peinado que completen nuestro look de aeropuerto. En éste último caso llevar el pelo recogido puede resultar lo más práctico. Trenzas, moños o colas de caballo están de moda, así que son una buena opción.

En lo que se refiere al maquillaje es recomendable utilizar productos que proporcionen un acabado natural, que permitan a la piel respirar y que resistan el paso de las horas. Las toallitas desmatificantes pueden convertirse en nuestras grandes amigas para eliminar los brillos y apenas ocupan espacio en el bolso.

El agua termal es también una gran aliada porque a consecuencia del aire y los cambios de temperatura nuestra piel puede resentirse. Especialmente si se trata de un viaje de varias horas es recomendable llevarla en el bolso y rociar con ella la cara cada cierto tiempo, a fin de hidratarla. Si os vais a maquillar lo mejor es utilizar productos waterproof para así evitar desastres y porque aguantarán más tiempo inalterables. Así, llegaremos a nuestro destino con una cara inmejorable, a pesar de las horas y el cansancio.

Artículos recomendados