Menú
Mezclar tejidos: guía para acertar

MIX DE TENDENCIAS

Mezclar tejidos: guía para acertar

Combinar distintos materiales en un mismo outfit está a la orden del día. Desde Bekia Moda te enseñamos cómo acertar.

El encaje es uno de los tejidos que mejor se puede combinarEl encaje es uno de los tejidos que mejor se puede combinar
A veces caemos en la monotonía de llevar siempre los mismos conjuntos de ropa y nos estancamos en un estilo que, aunque resulta cómodo, es aburrido o no nos identifica. Si queremos remediar esto, uno de los trucos que proponemos es la mezcla de tejidos.

Lo primero que tenemos que hacer es tomarnos la moda como lo que es, una manera de expresarnos de forma divertida, creativa y personal, por lo que sería genial si nos atreviéramos a arriesgar un poco y dejar aparcados los outfits que más solemos llevar, como por ejemplo el tándem vaquero + camiseta de algodón.

Cómo mezclar tejidos.

La combinación de tejidos puede dar unos resultados originales y apropiados, pero no siempre es fácil de realizar. Por ejemplo, y aunque pueda parecer un tipo de tela de las más llamativas, uno de los tejidos más versátiles que podemos encontrar es el cuero. Resulta muy fácil de combinar porque, además de ser normalmente de sólo un color (el negro por lo general, pero también podemos encontrar en rojo, granate, verde botella, etc.), se adapta al estilo del otro tejido que queramos utilizar.

Lo podemos encontrar en multitud de prendas diferentes; pantalones, faldas, chaquetas, cinturones... Podemos mezclar el cuero con algodón, franela, seda e incluso lana. Asimismo, es un tejido ideal si queremos darle un toque más informal o rockero a nuestro conjunto.

El cuero dará un toque rockero a tu lookEl cuero dará un toque rockero a tu look

Un tejido muy original, pero con el que deberemos ir con especial cuidado a la hora de mezclar con otras prendas es el terciopelo. No es un tejido que se suela utilizar mucho pero adecuadamente combinado puede darnos una apariencia muy sofisticada y elegante. Lo mejor es coordinarlo con telas suaves y finas como el algodón o la seda. Si te gusta mucho esta tela pero la ves demasiado atrevida puedes usarla en pequeños detalles como en los zapatos o en algún complemento.

El punto, en cualquiera de sus formas, combina con prácticamente cualquier otro tejido. Podemos distinguir dos tipos de punto: el grueso y el fino. El fino queda más elegante y es más fácil de combinar porque se equilibra con otros tejidos, sin embargo con el grueso irás más calentita y estilosa, aunque debes tener en cuenta con qué mezclarlo para que el volumen quede proporcionado. Podemos combinar nuestros jerséis y cárdigans de punto, por ejemplo, con pantalones y faldas de algodón, poliéster o si te sientes decidida, incluso con paillettes.

La seda es un tejido sofisticado y muy combinableLa seda es un tejido sofisticado y muy combinable

El encaje es un tipo de tela para el que se recomienda combinar las prendas de manera muy sencilla, ya que con él sólo ya se puede conformar un look refinado. Lo usual para el encaje es el color negro, que se puede combinar con el nude para obtener unos excelentes resultados. Las telas con las que vayamos a combinarlo deberán de ser lisas, mates y de colores suaves, de lo contrario, si lo hacemos con prendas demasiado brillantes o con otros estampados llamará demasiado la atención y podrías resultar algo ordinario.

Pero no obstante, la prenda estrella a la hora de combinar es el dénim. Camisetas estampadas, lana, punto, seda, lino, crochet, algodón... si te sienta bien, cualquier prenda vale, e incluso puedes atreverte a combinar dénim con dénim para un total look.

El tul debe mezclarse cuidadosamenteEl tul debe mezclarse cuidadosamente

Tipo de tejidos que es mejor no mezclar.

Sin embargo, no todos los tejidos quedan bien al combinarlos, hay ciertas "mezclas prohibidas" que deberemos evitar si no queremos que parezca que vamos disfrazadas. Por ejemplo nunca deberemos combinar dos tejidos brillantes como podría ser la seda, el tul, el raso o el satén ya que el resultado sería demasiado exagerado. Si tenemos alguna prenda brillante que queramos llevar lo mejor es que la conjuntemos con un tejido mate, ya que de esta forma la mezcla tendría un resultado equilibrado.

Tampoco es recomendable, sobre todo ahora que se acerca el frío, combinar prendas demasiado gruesas entre sí, como la lana con el punto o con la pana, ya que el efecto resulta recargado, además de no ser agradecido visualmente ya que da la sensación de más volumen.

Es muy importante también no combinar prendas de diferentes temporadas, como una falda de invierno, con un tejido grueso, y una camiseta de verano con un tejido muy fino. De realizar una mezcla así el efecto podría quedar desaliñado y poco apropiado. Esperamos que con estos consejos te sea más fácil combinar tu ropa, probando a arriesgar un poco más y realizar nuevos looks con las prendas que tienes en tu armario.

Artículos recomendados