Menú
Looks bodas 2017: Cómo vestirse para ser la invitada más elegante
Looks bodas 2017: Cómo vestirse para ser la invitada más elegante

¡INVITADA PERFECTA!

Looks bodas 2017: Cómo vestirse para ser la invitada más elegante

Para acudir a un enlace en la próxima temporada es importante saber qué colores, tejidos y diseños se llevan para escogerlos y ¡triunfar con ellos!

Para ir adecuadamente a una boda como invitada y que tu look resulte uno de los más acertados, primero debes conocer tus puntos fuertes y qué tipo de piezas, colores, estampados o combinaciones te quedan mejor. Aunque no todas somos iguales, estos vestidos que te comentamos a continuación te pueden ayudar a determinar tu propio estilo para este año.

Con aire español

En las colecciones para la temporada primavera/verano de las casas de moda dedicadas al mundo nupcial, al igual que en otras maisons, los volantes son el corte que más éxito tendrá. Para empezar, podemos utilizarlos en una falda midi o larga, acompañando a una blusa metida por dentro de la cintura y con un cinturón a conjunto.

No hace falta que esté estampada, ya que por sí sola llama la atención de los asistentes. También puedes utilizar faldas con efecto pluma si el volante flamenco es demasiado para ti. La manga en estos casos es mejor midi o de tirante grueso, para que el busto no reste importancia a la pieza.

Los volantes son tendenciaLos volantes son tendencia

También la falda oversize estará presente en nuestros looks. En un tamaño exagerado, amplio y abultado, este complemento quedará perfecto con estampados vegetales, movimientos abstractos o detalles barrocos. Ya sea en tonalidad oscura o clara, este tipo de falda se acompaña por una blusa de color neutro, para restar importancia y relajar la vista del conjunto escogido.

El escote al revés

Al igual que ya pasó el año pasado, las siguientes temporadas para las invitadas a una boda podrán escoger entre una amplia gama de vestidos, monos o blusas con una espalda abierta y sexy. Restando importancia al pecho, la combinación de este escote con una manga larga o midi es perfecta. Al igual que si el vestido es ceñido al cuerpo, para que destaque todavía más.

Una de las posibles combinaciones con este tipo de aberturas es el vestido de tul, compuesto por muchas capas y con tonalidades empolvadas o pastel. El tirante grueso y el escote por los dos lados en uve dan la sensación de estar ante una ninfa. Además, a estas piezas se les puede añadir detalles en la propia tela de pedrería o accesorios minimal para completar tu look de ensueño.

Con capas

Una de las tendencias que ya triunfó fue el vestido con capa incorporada. De un estilo algo más sofisticado que el que Kim Kardashian -entre otras celebs- llevaron a la fama, este complemento puede hacer que tu cuerpo parezca más recto y sofisticado, ya que alarga los hombros y hace el cuello más fino.

El vestido de dos piezas, otro fundamental para toda invitada a una boda, es perfecto para un look de día. Acompañando a la falda o al pantalón -amplio sobre las piernas y ajustado sobre la cintura- de una blusa de distinto tono y manga larga o midi serás la más acertada de la fiesta. Además, a la maga podemos darle una vuelta con un acabado acampanado, pero no en exceso.

Boda de verano

En esta estación más calurosa, lo mejor son las piezas cortas. Ya sea para una boda de día u otra de noche, los tejidos se hacen más finos. Entre tus mejores opciones está el clásico vestido corto o midi, dependiendo de lo que te guste o no mostrar tus piernas. Aunque existen otras muchas selecciones igual de coloridas y frescas.

Para verano escoge vestidos cortosPara verano escoge vestidos cortos

El mono de tela corto, largo o pesquero es el mejor aliado para la próxima temporada. Si a este le añadimos ciertos tejidos como el encaje, el resultado será espectacular. La manga midi es una de las manera de sofisticar el look si se trata de una pieza corta, aunque irá bien con cualquiera que sea la medida seleccionada.

Adaptaciones de pasarela

Si lo que quieres es lucir uno de los modelos vistos en las pasarelas, el traje femenino es perfecto para ti. Ya sea de satén o terciopelo, asegúrate de que el diseño que escoges es el adecuado para ti. No todos los modelos son iguales, sino que el pantalón cambia, al igual que las chaquetas que tienen mayor posibilidad de selección. El esmoquin en negro también puede ser un look interesante.

Atrévete con un crop top a conjunto con el pantalón o la falda. También hay vestidos que, por su corte estudiado, dan el efecto sobre el pecho de una camiseta corta. Aun así, sea el conjunto que sea, puedes enseñar una fina línea del abdomen o combinar de manera que solo queden al aire brazos y piernas.

También puedes seleccionar un pantalón culotte o palazzo bien ancho y de color neutro para un look más relajado y básico. En este caso, lo mejor será combinar con accesorios llamativos y coloridos. En cambio, los pantalones con un estampado de estilo barroco, con un colorido oscuro pero sobre una tela luminosa como la seda, son perfectos para estas ocasiones.

Tejidos en auge

Este año las invitadas tienen una amplia gama de selección para escoger los materiales ideales con los que lucir su conjunto perfecto. Entre los clásicos están el satén, los detalles de encaje y las piezas de seda. Aunque también se suman a las nuevas tendencias el lamé o el lúrex para las más atrevidas, las transparencias en zonas estratégicas y el tul por capas.

El color rojo intenso es siempre un aciertoEl color rojo intenso es siempre un acierto

Entre los colores más destacados, podemos elegir entre degradados, rosas fuertes, rojos intensos o amarillos en todas sus intensidades. Para los menos supersticiosos, el negro y el blanco pueden lucirse tanto en sintonía con otro color, como solos de por sí. Y para los más clásicos, los grises, el rosa nude o los estampados de flores quedarán ideales.

Otros accesorios

Para rematar tu look de invitada para una boda y acertar seguro, tienes que hacerte con almenos uno de estos complementos que serán tendencia para acudir a este tipo de celebraciones. Las más fáciles de llevar son las coronas o las diademas con detalles florales o vegetales, que suelen combinar con casi cualquier vestido.

Los tocados de inspiración clásica también te pueden ayudar en estos casos. Un casquete de inspiración años 20 o 50, los canotier o los tocados con red son las tendencias de otras épocas que vuelven a nosotros. Lo de tipo joya o los recogidos de lado también pueden ser todo un acierto.

Además, este año atrévete a llevar zapato plano. Para todas aquellas que no sean de llevar tacón o que no aguante más de unos minutos sobre ellos, en las bodas también estarán permitidos los zapatos bajos. Para acertar, mejor que sean bailarinas o sandalias especiales, como echas de satén, con detalles joya, abalorios o coloridas. También los mocasines de estilo masculino te pueden servir.

Artículos recomendados