Menú
Cómo vestirse los primeros días de primavera para no pasar ni frío ni calor
Cómo vestirse los primeros días de primavera para no pasar ni frío ni calor
LOOK ENTRETIEMPO

Cómo vestirse los primeros días de primavera para no pasar ni frío ni calor

Con el comienzo de los días primaverales y el calor hay que tener en cuenta una serie de tips para crear el look perfecto.

Llegan aires de primavera y con ella el tiempo más loco del año: pasas de un extremo al otro en cuestión de minutos y puede que no vayas adecuadamente vestido. Por eso te presentamos una serie de consejos que te pueden servir a lo largo de los primeros días, que son los peores para escoger un look fijo y sin capas.

Todo al vaquero

Tanto para ella como para él, el vaquero sigue y seguirá siendo tendencia por mucho tiempo. Esto ocurre porque es un material perfecto para combinar con cualquier look, ya sea de calle o formal, y además es cómodo. No es un tejido demasiado cálido, pero sí que te protege del frío mientras que el sol no caliente.

Durante los primeros días de primavera, sería ideal que pudiésemos llevar siempre encima una chaqueta de este tipo. Otra opción son las chaquetas o rebecas largas de tela, que protegen menos pero sí que estaría bien poder combinar ambas piezas a lo largo de la tarde. Así te aseguras que el frío no te cale.

Las chaquetas vaqueras son ideales para este tiempoLas chaquetas vaqueras son ideales para este tiempo

No guardes todo el invierno

La temperatura sufrirá cambios más bruscos al principio, así que sería conveniente no modificar todo nuestro armario, ya que hay ciertas piezas de la estación invernal que nos podrían ir al pelo. Para empezar, los jerséis de lana más finos que tengas o camisetas que hayas utilizado de interior y que sean algo cálidas, pueden servirte muy bien.

Ya no hay necesidad de abrigos rellenos, sudaderas oversize o botas de caña alta, pero sí que podemos hacer uso de camisetas de media manga con colores llamativos, frases divertidas o estampados. Si eres más de piezas lisas, los colores neutros y claros serán tus mejores aliados, aunque a estos hay que darles un nuevo enfoque para crear un verdadero look de primavera.

Ese nuevo punto de vista del que hablamos se puede conseguir a través de la combinación de capas y más capas. En esta época del año te vendrá de lujo el explorar tu parte más creativa de moda, ya que cuanto más, mejor. Es el momento de seleccionar piezas y mezclarlas entre sí: sin importar su color, su estampado o su forma. La cuestión es innovar e ir cogiendo nuevas ideas para pasar el resto de la estación.

Adelántate a las tendencias con looks coloridosAdelántate a las tendencias con looks coloridos

Puedes adelantarte un poco a las tendencias luciendo ya desde el principio los estampados que más se verán: flores, rayas y lunares. Pueden estar tanto en camisetas, como en blusas, chaquetas, pantalones, zapatos... Todo vale en primavera, porque es la estación más colorida del año. Atrévete también con otras piezas que tengan un efecto psicodélico, así tu look será todavía más dinámico.

Toques masculinos

Una de las mejores opciones para ellos al vestir un look propio de la primavera pero adecuado a las necesidades de los primeros días de esta estación, sería el estilo sport pero con un rollo más arreglado y con acabados menos callejeros. También los colores claros en este tipo de ropa estaría correctamente combinado, así como las chaquetas o sudaderas de cremallera con estampados.

Otra posibilidad a explorar sería el traje. Con superposición de capas y en tonos relajados, como el gris perla, el blanco o el crema, este look masculino es un acierto seguro. Aunque si eres de los más básicos, la composición de tu estilo con piezas clásicas, como camisetas combinadas con camisas, son otra de las grandes apuestas. Eso sí, aunque busques un tono fresco y claro, los detalles llamativos también pueden cambiar mucho tu look masculino.

No sin mi bolso

Para los primeros días de primavera, esas semanas donde todavía andamos un poco desorientados, sería conveniente llevar siempre contigo un bolso grande o una mochila donde te quepa alguna pieza de abrigo. Un fular, una chaqueta de punto o un jersey fino pueden ser tu salvación para los momentos de descenso de la temperatura.

Escoge bolsos grandes donde te quepa la ropa de abrigoEscoge bolsos grandes donde te quepa la ropa de abrigo

Es bueno sacar del cajón de los complementos también al pañuelo. Los largos que te permitan dar varias vueltas alrededor del cuello serían perfectos para protegerte del frío. Si además son estampados o aportan un toque nuevo de color y luminosidad a tu look, todavía mejor. No te olvides de llevar siempre uno a mano, al menos durante los primeros días, hasta que el clima se relaje un poco y empiece a estabilizarse.

Para seguir previniendo cambios inesperados del tiempo, escoge prendas que te sean cómodas y que, a su vez, te permitan protegerte. Siempre es bueno tener a mano las botas de agua y el paraguas preparado junto a la puerta de casa. Atrévete también con los chubasqueros o los cortavientos, que esta primavera se convertirán en tendencia -otra vez-.

Empieza el cambio

Las piezas básicas de la temporada primaveral también pueden tener cabida en tu armario. Pero cuidado con el cambio de las temperaturas, porque a cada hora variarán: al igual que suben y hace más calor, pueden bajar fácilmente. Por eso todavía no sería muy recomendable ponerse tan pronto los vestidos, las bermudas o las faldas midi.

[cimg]

Apuesta por el verde greenery, el color del añoApuesta por el verde greenery, el color del año
Apuesta por el verde greenery, el color del año[/cimg

Para darle un giro a los colores de tu estilismo, este año el color es el greenery. El verde esperanza en su faceta más relajada y con una estética parecida al pastel. Esta tonalidad puede salvarte más de un look aburrido o poco variopinto. Aunque el blanco será tu aliado, porque la pureza y luminosidad de este acabado neutro es el complemento perfecto para empezar la primavera.

Esta temporada de primavera para 2017 algunas de las tendencias que se llevarán son las siguientes: vestidos camiseros y lenceros, los hombros abombados, el estilo retro con aires pop, el look romántico, los volantes en cualquier parte del cuerpo, los cortes asimétricos, la gabardina y el batín de seda de estar por casa. Si esto le añadimos que los bralettes, esos mini corsés que van sobre la blusa, o los monos largos se juntan con el lamé y las transparencias, podría parecer que estamos viajando al pasado. Apunta lo que tengas, lo que quieras y lo que puedas conseguir, y tendrás una lista de deseos a cumplir antes de que llegue realmente la primavera.

Artículos recomendados