Menú
Melissa McCarthy, de 'Mike and Molly', lanzará su propia colección de tallas grandes

XXL CON PREMIO

Melissa McCarthy, de 'Mike and Molly', lanzará su propia colección de tallas grandes

La ganadora del Emmy diseñó junto a Daniella Pearl el vestido que lució la noche en que la nombraron la mejor actriz de comedia del año.

El éxito no está asociado a la talla 36 y Melissa McCarthy es prueba de ello. La actriz de 41 años se encuentra en la cima de su carrera tras hacerse con el Emmy 2011 a la mejor actriz de comedia por su trabajo en la serie 'Mike and Molly', y ahora se prepara para dar el salto a la moda con su propia colección de tallas grandes.

Melissa McCarthy con su EmmyMelissa McCarthy con su Emmy
El preciado galardón no ha hecho olvidar a McCarthy la ardua tarea que supuso lograr vestido para una noche tan especial. La intérprete optó por un diseño a medida creado en colaboración con Daniella Pearl, algo que ha motivado su decisión de crear una línea de ropa para mujeres que, al igual que ella, lucen orgullosas sus curvas.

La actriz, que ha triunfado en la gran pantalla con 'La boda de mi mejor amiga', conversó con The Hollywood reporter, donde bromeó sobre los nueve millones de vestidos con tafetán y brillos que tuvo que probarse: "Intentar encontrar cosas que aún estén a la moda en mi talla es una maldita tarea casi imposible. O es como para mujeres de 98 años o como para prostitutas de 14, y no hay nada en el medio."

La moda, su pasión adolescente

McCarthy ha confesado que su interés por la costura se remonta a la adolescencia, cuando decidió ir a la universidad para especializarse en moda. Siempre tuvo claro que acabaría lanzando su propia colección y ahora, con su privilegiada posición en la industria del ocio, parece el momento perfecto para hacer realidad su sueño.

La intérprete, madre de dos hijos, apostó por la comodidad y la elegancia para la gala de los Emmy, algo que se plasmará en esta colección. McCarthy confiesa que no es la confianza personificada, pero tiene claro que su cuerpo ya ha dejado de ser el protagonista de sus dramas personales: "Las cosas estúpidas como qué me pongo o cómo estoy no las puedo controlar, así que intento no gastar muchas energías en ello. A los 20 hubiera sido: '¿No les gusto? ¿Fue por mi pelo?'. A los 41 creo que lo que define, espero, sea algo más que esas pequeñas cosas."

Artículos recomendados