Menú
Kim Kardashian desafía a la Iglesia Católica con su look para visitar al Vaticano
Kim Kardashian desafía a la Iglesia Católica con su look para visitar al Vaticano

NO HAY LÍMITES PARA KIM

Kim Kardashian desafía a la Iglesia Católica con su look para visitar al Vaticano

La sede central de la Iglesia Católica tiene un estricto protocolo de vestimenta e incluso derecho de admisión. Pero Kim Kardashian sabe que es Kim Kardashian y ha ido en contra de cualquier norma.

Kim Kardashian sorprendía con un inesperado viaje a Roma en el cual ha cumplido con el turismo básico que cualquier persona ha de hacer si visita la capital italiana. El Coliseo, la Plaza de España y hasta el Vaticano. Para cada ocasión, como es costumbre, la empresaria iba con toda una serie de looks perfectamente preparados y estudiados gracias a la siempre incondicional ayuda de su estilista Dani Levi, su peluquero Chris Appleton y su maquillador Mario Dedivanovic. Por este mismo motivo, en cuanto cruzó la puerta de su hotel para visitar la Ciudad del Vaticano -en compañía de la modelo Kate Moss y su hija Lila Moss- saltaron todas las alarmas.

La protagonista de 'Keeping Up With The Kardashians' había escogido para la ocasión un vestido diseñador Víctor Barragán confeccionado en tela de encaje color blanco bien ceñido a sus curvas con escote bardot y cut outs en torso y caderas. Nada que se aleje especialmente de sus característico y definido estilo, sino fuese porque esta prenda incumplía por completo todas las normas de protocolo de la sede central de la Iglesia Católica Romana.

Por no cumplir con el protocolo del Vaticano

Tal y como es sabido, para visitar esta ciudad santa es obligatorio lleva los hombros cubiertos y enseñar la menor cantidad de piel posible. Da igual la época del año y las temperaturas que llegue a al alcanzar la ciudad, antes de poner un pie en el Vaticano el equipo de seguridad puede obligar a cualquiera de sus visitantes a reformular su look para cumplir con las normas y, de no hacerlo, puede atener al derecho de admisión.

Por si esto fuera poco, quien conociese un poco al diseñador escogido por Kim Kardashian se daría cuenta de que, para más inri, la colección a la pertenecía el vestido haría que le saliese urticaria al mismísimo Papa Francisco. La idea en torno a la que giraban todos los diseños de Barragán trataba sobre la inquisición mexicana que antiguamente se encargaba de perseguir a brujas y personas que iban en contra de las prácticas de la Iglesia Católica. Vamos, el perfil que podría cumplir la propia empresaria entrando con este look al Vaticano.

Pero si alguien tiene tanto poder como el propio Papa -esto quizá sea una exageración- esa es Kim Kardashian. Por la hija de Kris Jenner se presentó de esta guisa en la ciudad santa y parece que nadie le ha parado los pies. Así lo demostró ella misma compartiendo varias fotografías en stories de lugares tan emblemáticos del Vaticano como la Capilla Sixtina o el interior de la basílica de San Pedro. Eso sí, a diferencia del resto de personas que visitaron el lugar con ella, esta no compartió una fotografías suya posando ante la histórica cúpula pintada por Miguel Ángel. ¿Será que quizá se tuvo que quedar a las puertas de la ciudad santa precisamente por su estilismo anti protocolario?

Artículos recomendados